martes, noviembre 30, 2021
InicioMedellínLa Feria de vanidades en los funcionarios de la Alcaldía de Medellín

La Feria de vanidades en los funcionarios de la Alcaldía de Medellín

Transcurrieron 11 días sin que el Alcalde Daniel Quintero Calle regresara a su oficina en la Alpujarra. Se había anunciado por parte de éste que se sometería a una vasectomía, la cual le daría unos pocos días de incapacidad; sin embargo, ya han transcurrido 11 días.

Tras empezar en las redes sociales el rumor sobre el paradero del Alcalde, su esposa, la Gestora Diana Osorio, publicó en la noche del 24 de octubre en su red social Instagram, un video en el que se le veía jugando con una de sus hijas; sin embargo algo llamaba la atención: el Alcalde no dejaba ver su rostro.

Fue entonces, cuando algunos usuarios de redes social, manifestaron que en realidad el Alcalde se había sometido a una cirugía plástica de «blefaroplastia», que en términos normales, es una «cirugía de párpados»Poco se podía hacer a esa altura para ocultar entonces lo evidente: el Alcalde se había sometido a una cirujía estética y se recupera tras la operación.

El día lunes 25 de octubre a las 5:30 a.m., el alcalde citó a su gabinete frente al cual se presentó de gafas buscando infructuosamente, ocultar la inflamación de su rostro por causa de la reciente cirugía, que para muchos era más que necesaria, dado el cansado aspecto del Alcalde que deja evidenciar su deterioro físico en los últimos meses.

Y es que al alcalde se le nota agotado, desgastado y saturado. Basta hacer una revisión de sus últimas apariciones en redes, medios y fotos oficiales, para ver el reflejo de su rostro, el mismo que buscó corregir con la cirugía estética.

Pero el Alcalde Quintero Calle, no es el primero de la Administración Municipal que se deja seducir del quirófano y los tratamientos estéticos, que ya están siendo tendencia dentro del gabinete. Es mas, todo parece indicar que el alcalde terminó sucumbiendo a la tendencia que inauguraron sus colaboradores.

Ha sido un largo camino en mejoramiento de imagen el que algunos de los miembros de su gabinete han recorrido, dando rienda suelta a lo que algunos han llamado, la feria de vanidades de la Alcaldía de Medellín y que va por igual en hombres y mujeres de sus secretarías.

El hoy secretario de inclusión social, Juan Pablo Ramírez Álvarez, acudió al diseño de sonrisa y a la rinoplastia u operación de nariz, para mejorar su aspecto; aunque a juicio de muchos pudo no ser de mucha ayuda la cirugía en cuestión, la cual según indicaron algunos se dio cerca al mes de agosto.

Otro que pasó por el bisturí, es Fredy Esteban Restrepo, secretario de Gobierno. Según las informaciones provenientes de la propia secretaría, su paso por el quirófano fue para hacerse una bichectomía, que es la extracción de la almohadilla de grasa bucal o la eliminación de grasa bucal para reducir las mejillas prominentes. Señalan que esa es la causa de su cambio de aspecto.

Así mismo, muchos aseguran que siguió el ejemplo de su amigo y que también se realizó el mencionado diseño de sonrisa. La vanidad por encima del gobierno.

Pero tal vez el caso más divulgado fue el de quien fuera la pareja de Restrepo y hoy pareja del Capitán de la Policía que se desempeña como jefe de escoltas y seguridad de Quintero, la secretaria de Salud, Andree Uribe Montoya.

Su paso por el quirófano causó muchos comentarios, pues se produjo en medio de la pandemia cuando además estaban suspendidas las operaciones no urgentes. Las críticas se dieron mas fuertes porque siendo ella la Secretaria de salud decidió que la época de pandemia, era buen momento para realizarse una liposucción.

Aunque para muchos, el paso de Andree Uribe Montoya por el quirófano tuvo más de un propósito. Para muchos de sus seguidores y según las últimas fotografías publicadas por ella misma en las redes, la lipo del año pasado no fue la única y hay quienes señalan que repitió y que se evidencian más procedimientos.

Imagen

Actualmente desde su despacho hay quienes dicen que la Secretaria de Salud está considerando regresar al quirófano para una nueva liposucción.

Pero si de vanidades se trata, la Gestora Social no se queda atrás. Tras recibir un sinnúmero de críticas por lucir siempre desaliñada y no darle a los eventos públicos el respeto que se merece con su descuidada presentación personal; Diana Osorio Vanegas, aprovechó el evento de Colombiamoda para procurar la mejorar de su cuestionada imagen e irse ahora, hasta el otro extremo.

Desde entonces, en varias ocasiones se le ha visto luciendo prendas de diseñador, lo que generó rumores sobre el origen de los recursos con los cuales éstas prendas fueron adquiridas por su elevado valor; pues se supone que la Gestora Social no tiene un cargo remunerado. Lo que sí es evidente el cambio y la elegancia adquirida en su vestir.

A la crítica y dudas en redes sobre los recursos para su vestuario y para acallar rumores, dicen algunos que la Gestora optó por adquirir algunas prendas mediante interpuesta persona, y señalan que en este caso el elegido fue su amigo y asesor Juan Carlos Giraldo, presentador de la Red, quien habría pagado 10 millones de pesos por un vestido, que se dice, era para Diana Osorio; pero que como no podría hacer pública la compra, usó al presentador como intermediario. Así lo reveló el portal Pulzo

Pero las excentricidades de Diana Osorio no terminan ahí. En los pasillos de la alcaldía, algunos dice que ya se vienen convirtiendo en pasarelas y se dice que contrató como asesora a Beatriz Arango, quien pertenece al mismo círculo de amigos y quien fue una de las asesoras de imagen del cuestionado Sergio Zuluaga Peña, el destituido contralor quien derrochaba el dinero de la entidad pública en su propia imagen personal y quien con dineros públicos, pagaba sus cirugías estéticas

Reseña de esto quedó en los archivos del portal Ruta Noticias que dio a conocer los derroches del excontrralor Zuluaga.

Y es que la asesora Beatriz Arango a la fecha, viene teniendo como muchos clientes del círculo inmediato de Quintero Calle. Es mas, tiene un espacio en Telemedellín, el canal del alcalde y es a través del programa Loliando, que muchos consideran ha creado su plan B profesional, tras haber sido despedida de El Colombiano, según lo dicen fuentes cercanas a IFMNOTICIAS.COM.

Para quienes hablan de la llegada de Arango al canal, es claro que su contrato con el canal Telemedellín, es el pago en canje que aseguran las fuentes, cubre los costos de la asesoría de imagen que le viene prestando a la Gestora Social Diana Osorio.

Finalmente, las fuentes de la Alcaldía aseguran que las intervenciones quirúrgicas que se las han realizado los diferentes funcionarios del gabinete del alcalde, si bien lo pagaron ellos, también es cierto que al menos en el tiempo de licencias y que los ha llevado a dejar de gobernar, ha sido pagado por los contribuyentes; así mismo señalan que los pagos realizados a los asesores de imagen, son cubiertos por el canal público Telemedellín a través de diferentes contratos; lo que significaría que son todos los ciudadanos y contribuyentes, los que finalmente subsidian la feria de vanidades de la Alcaldía de Medellín.

Suscríbete gratis a ifm noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS