viernes, septiembre 17, 2021
InicioConfidencial(CONFIDENCIAL) El mapa del miedo. Plan de Alcaldía y "Deep State" para...

(CONFIDENCIAL) El mapa del miedo. Plan de Alcaldía y «Deep State» para acabar con lo que significa Medellín

Medellín y Antioquia, se han destacado por ser una ciudad y un departamento diferente a lo largo de las últimas décadas con respecto al ritmo de desarrollo, inversión y pulcro manejo de finanzas de las administraciones públicas, con respecto al resto del país.

Esta ciudad y este departamento han logrado demostrar que va varios pasos adelante en el desarrollo en la forma de hacer las cosas y prueba de ello ha sido desde la manera como ha combatido al narcotráfico, la guerrilla, los paramilitares y las bandas delincuenciales, así como la dolorosa herencia de la cultura mafiosa que dejó Pablo Escobar y el mal llamado Cartel de Medellín; hasta la manera como ha logrado cambiar la imagen de esa ciudad de los 80n y los 90 y generar obras de desarrollo, programas de integración social y le ha dado una importante calidad de vida a los ciudadanos, algo que no se ve en el resto del país, con los mejores servicios públicos y adecuación estética y física de sus calles y parques.

Esta ciudad lo logró gracias a los mandatarios locales y departamentales que ha tenido en las últimas décadas, quienes han logrado pasar por encima de los intereses politiqueros para dar paso a una triángulo virtuoso de trabajo conjunto, compuesto por Academia – Empresa -Estado y con ello, el beneficios social lo percibían, hasta ahora, todos los medellinenses y antioqueños.

En el contexto nacional, Medellín y Antioquia no se han dejado contaminar por las crisis que ha tenido el resto del país. Mientras Bogotá se sumía en la miseria y los escándalos por cuenta de los gobiernos de izquierda, los carteles de la contratación, la corrupción y todos los fenómenos escandalosos que todavía mantiene; el resto del país vivía su propio calvario como en la Guajira con la corrupción y robo descarado del presupuesto público que deja miles de niños muertos por hambre; la costa atlántica con los carteles de la hemofilia y el robo a la salud y educación; Cúcuta y el Norte de Santander por cuenta de la migración venezolana, el conflicto en el Catatumbo y los líos fronterizos; Cartagena y Bolívar, por la corrupción rampante de sus alcaldes que cambian constantemente así como por la imposibilidad de combatir a las guerrillas en el departamento; Valle del Cauca sumido en una espiral de violencia del microtráfico y guerrillas y el retorno de los carteles que han tenido ardiendo desde Buenaventura hasta la propia Cali; Cauca, Nariño por el retorno de la violencia guerrillera ahora en disidencias y la presencia de carteles del narcotráfico mexicano al igual que Putumayo, Caquetá y la selva.

Entre todo eso y más de otros territorios nacionales, Antioquia aprendió a combatir sus desgracias sin dejar de gobernar para bien de sus ciudadanos, siguió haciendo obras, manteniendo la inversión social, en ese continuismo que permitió que, por fuera de los partidos y tendencias ideológicas de los mandatarios de turno, se pusieran de acuerdo en que lo que importaba era sacar adelante a la ciudad y al departamento, pensando en el bienestar de los ciudadanos.

En medio de masacres, desminado, un proceso de paz frustrado, esta parte del país, se mantuvo firme y ha sido el responsable en contener las intenciones de la implantación del Socialismo del Siglo XXI, programado y planeado tantas veces desde el Foro de Sao Paulo y ahora en su rediseño decenal en el Foro de Puebla en su deseo de se implantado a nivel local. Para los conductores de ese último foro en su plan para los siguientes 10 años, encontraron que justo era Medellín y Antioquia, los territorios en los que se pusieron los votos para que la tesis progresista no llegara a la presidencia, negando la posibilidad a su fiel soldado de causa Gustavo Petro; cuando ya habían dado pasos avanzados en preparar al resto del país, con los 8 años de quien se coló en la presidencia, Juan Manuel Santos y quien abonó el terreno.

El plan del Foro de Puebla, en el que la persona mas activa y promotora por parte de Colombia, aparte de las Farc ahora desmovilizadas, es el expresidente Ernesto Samper -y ya ingresó como refuerzo Juan Manuel Santos-; encontró que justo era Medellín y Antioquia, la zona que había que intervenir para lograr que hacia el 2022, se pudiera dar el paso definitivo en derrotar el último bastión que mantiene la democracia, la libertad de empresa y la sensatez institucional en el país.

Para el Foro de Puebla, Ernesto Samper, Juan Manuel Santos, César Gaviria, las Farc, Gustavo Petro, Iván Cepeda, Piedad Córdoba; y para el resto de los copartícipes de América Latina; el reclamo ha sido que «no han podido con Medellín» y exigen que se derrote a quienes están poniendo los votos que detienen el avanzar socialista. Para ellos es fundamental atacar lo que ellos denominan «el uribismo paisa»: la sociedad antioqueña compuesta por el modelo virtuoso que ha funcionado y que los deja sin argumentos para entrar con una ideología de izquierda.

Esto es que la homogeneidad paisa ha hecho que en esta zona del país, no se le compre el discurso con el que han logrado minar la voluntad de otros territorios a rededor de la lucha de clases, la corrupción rampante, el robo de las obras, y por supuesto, el chantaje de la paz «Santos-Farc». Esas tesis encontraron que no generan votos para la izquierda en esta zona del país y es entonces, cuando se pusieron a diseñar un plan desde el 2018 para poder acabar con la voluntad paisa y la resistencia.

Lo primero que hicieron fue comprar la elección de Daniel Quintero. Para ello calentaron un nombre con un discurso falso de independencia y pagaron millones en las comunas de Medellín, pactando con grupos armados ilegales que amenazaron a los ciudadanos, mientras pagaban desde 50 mil pesos por voto. La investigación a esta denuncia formal y directa la adelanta la Fiscalía 196 Seccional de la Unidad Delitos contra la Administración Publica-Electorales Medellín en cabeza del Dr. Jaime Alberto Duque Molina; por el presunto delito de TRAFICO DE VOTOS, ART. 390A del C.P., la cual fue radicada bajo el SPOA 050016000248202006352.

Puede interesar:

Entre tanto, la campaña de Quintero fue movida estratégicamente para convencer a a muchos a través de un discurso de un hombre que mostraron como «fresco, renovado e independiente». Una campaña estratégicamente planeada para lograr poner al «títere» en el poder y aplicar lo que fue parte de la exigencia del Foro de Puebla.

Los «quienes», son aun mas interesante porque tienen un elemento en común, odian a Álvaro Uribe Vélez y a través de su significado han marcado a Medellín y Antioquia. Para dirigirse a esta parte del país, hablan de la «Zona Uribista» y así lo han hecho saber en sus discursos políticos cuando en la escogencia del enemigo único, hablan con la falacia de que «todos los gobiernos anteriores en Medellín han sido uribistas». Ellos son en el alto nivel: Ernesto Samper, Juan Manuel Santos y su exvicepresidente Germán Vargas Lleras, Gustavo Petro, César Gaviria Trujillo, Las Farc y tras de ellos, centenares de personas que durante varias décadas han ido atornillando en el Estado; personas claves que actúan marcados por sus intereses, órdenes y deseos de robarse al Estado. A esta red la denominan «Deep State» o «Estado Profundo»; algunos los llaman «fuerzas oscuras».

La red de intereses que han marcado, mina inclusive algunos intereses puntuales del actual gobierno de Iván Duque, con un gran número de personas enquistadas como herencia del Santísimo y quienes nunca fueron removidos como condición del liberalismo para continuar apoyando la gestión de Duque en el Congreso. Esto justifica, inclusive, el porqué Duque se pronunció en contra de los movimientos de revocatoria en el País.

La situación de pandemia ha sido muy bien aprovechada por el «Deep State» para derribar los ánimos en Antioquia y aplicar los postulados con los que Daniel Quintero llegó mandado desde Bogotá. Le han, no solo le han apoyado y comprado la alcaldía a un aparecido que nunca hubiera tenido opciones de ser alcalde, sino que le obligaron a traer a los chaperones que le cuidan y le controlan, le mantienen recordando el compromiso de que finalmente «no es él quien gobierna, sino que obedece a sus jefes: César Gaviria, Gustavo Petro y Germán Vargas Lleras».

Para ello le tocó además, de poner a un gran número de personas que ni conocen la ciudad en secretarías y cargos estratégicos», le han dictado la agenda como debe actuar y le dicen qué hacer. Es esa la explicación además, de porqué tuvo que reunirse con el expresidente César Gaviria cuando IFMNOTICIAS.COM le descubrió la trama de EPM y evidenció los hilos de poder que los ha llevado a tener que actuar de manera más agresiva.

Puede interesar:

Como Daniel Quintero es el «Títere», como lo denominan las fuentes consultadas, es justo saber cómo se manejan los hilos y lo que pretenden.

Este es el primer confidencial de cuatro que publicaremos con los detalles de la trama y que son las conclusiones de importantes personajes de la vida política, empresarial, gremial y jurídica de este país. Entre las fuentes que han dado la información para estos informes, hay líderes gremiales, abogados de prestigiosas firmas nacionales y de renombre, miembros y exmiembros de juntas directivas, líderes políticos paisas y algunos de fuera de estas tierras; todos con aporte valiosos sobre cómo se viene desarrollando la trama por el MIEDO que tienen de que el proceso de revocatoria, les frustre los planes de apoderarse de Medellín y Antioquia, más aun, cuando se han visto triunfantes por momentos y fracasados en otros y críticos por las imprudencias del Títere Quintero.

Lo primero a saber es que todo tiene de fondo la toma del poder por la izquierda y la implantación de un sistema que permita crear un bloque unido de países en el continente, en lo que, desde Puebla han denominado, «la nueva ola del Socialismo del Siglo XXI». Con esta nueva ola ya comenzaron a actuar influyendo en los procesos electorales en diferentes países y van consolidando el retorno de esa izquierda latinoamericana en países como Argentina, Bolivia, apuntan a Chile, lo van logrando en Perú, están haciendo lo posible en Ecuador, lo tienen en México, Nicaragua y Cuba con el gran apoyo de España.

Las fuentes hacen énfasis en que lo de Medellín y Antioquia está enmarcada en un contexto internacional pensando en que no pueden repetir lo que ocurrió cuando el «continente les parecía que estaba listo y el presidente Álvaro Uribe Vélez les frustró el Plan». Así, pues, con el tema de la paz se gestó una nueva estrategia política pero fue justo Medellín y Antioquia, quienes no compraron el discurso e impidieron la entrega del país a la «Nueva Ola»; y ahora lo reintentan y para ello acabar con la resistencia de Medellín y Antioquia es fundamental, de cara al 2022.

El plan tenía considerado que para estas épocas el expresidente Uribe estuviera preso. La jugada de los abogados del exmandatario sacaron del libreto la ficha que tenían con el senador Iván Cepeda y la Corte Suprema de Justicia. Desde entonces, dicen «se les dañó el caminado» y el miedo a que el plan fracase los puso en alerta.

Con todo esto, nunca se imaginaron que todo iría cuesta arriba. Habían logrado gran parte del plan al tratar de desarticular el triángulo virtuoso de Academia – Estado – Empresa. Como víctima en destruir el tiángulo, está la Universidad de Medellín a quien han desprestigiado como una de las más importantes para ponerla de ejemplo de lo que puede pasar con otras universidades. Así comenzó el ataque para preparar el terreno de Quintero anunciando el daño desde sacar, inicialmente a la Academia. En palabras de los consultados «esta fue una advertencia a la academia» y explican que si bien la tendencia de la UdeM era liberal, había internamente problemas y desacuerdos con el plan, por lo que decidieron que «lo que no sirve, que no estorbe». señalan y atacaron sin compasión para dejar un mensaje. Por eso el ataque a la Universidad de Medellín, lo encabezó quien fue llevado al Congreso, precisamente por esa universidad que en su momento, operó como directorio político alterno del Partido Liberal en Antioquia. Detrás del operativo siempre estuvo el cerebro del liberalismo, César Gaviria, afirman las fuentes.

En la estrategia y sobre lo que se profundizará en uno de estos cuatro informes, está la de tomarse hostilmente las juntas directivas y gerencias de entidades adscritas a la alcaldía, asumiendo el control y para lo que era necesario, al romper ese triángulo, desarticular la relación Estado – Empresa.

Para romper con el componente de Empresa, satanizaron al GEA y se dio la guerra frontal contra el empresariado antioqueño. Esto explica la cantidad de empresas bogotanas y de otras partes del país como proveedores y contratistas de la Alcaldía y el debilitamiento de programas sociales que mantenían un mensaje de bienestar y excelente atención por parte de los beneficios que se recibían por el buen e ideal manejo de los presupuestos que financiaban programas asistenciales y de atención a primera infancia, niños, madres cabeza de familia, ancianos y actividades educativas, culturales y deportivas. Sobre todas ellas, se han producido profundos cambios en proveedores y estilo. La manipulación está orientada a generar un desmejoramiento para poder enquistar en el ideario popular, la lucha de clases de que los ricos tienen los demás no y así manipular las masas.

Explica esto la desfinanciación, demoras y cambios en los programas como Buen Comienzo, arrebatar edificios en los que se prestan servicios asistenciales a Comfama, quitar contratos al Jardín Botánico, desfinanciar a Ruta N, no pagar a los Médicos y desfinanciar hospitlaes como el General, el Infantil y a Metrosalud.

En la intervención de eses triángulo virtuoso para desbaratarlo, se dio sacar a los empresarios de las Juntas Directivas y dejar solo aquellos que, chantajeados, tienen intereses que no pueden perder con la alcaldía. Así desbarataron los gobiernos corporativos y protagonizan una toma hostil de juntas directivas de gremios, cámaras de comercio y entidades, en una actuación mafiosa que desvelaremos en otros informes.

Finalmente blindaron la administración pública bajo el régimen del terror para quienes quieren seguir trabajando allí y en los cuadros directivos, están los chaperones bogotanos y los círculos familiares de quienes se consideran «la mesa redonda» en alusión al Rey Arturo. Son ese grupo los que han trazado el trabajo de ser los escuderos y emplean la estrategia de rodear al «rey Daniel» quien ha demostrado trabajar como un «reyesuelo y dictador» como lo dijo a IFMNOTICIAS EN VIVO, el expresidente Álvaro Uribe.

Mientras el «Deep State» trata de consolidar hacia los niveles de poder hacia abajo, un frente común que presente una «oferta unida» a los colombianos bajo la falacia de una movimiento de «Centro Izquierda», las fichas se mueven para tratar de que ese, que es el plan B, pueda ser la manera de un ir a los colombianos del resto del país en la idea de un cambio de modelo. Entre tanto, las líneas santístas comienzan a organizarse en el plan A y es cómo hacer que Gustavo Petro y la izquierda radical, pueda también unir sus cartas. En ese proceso, se explica porque Armando Benedetti y Roy Barreras pasan a hora a posar como los refurezos de la Colombia Humana.

La razón por la que el CNE no le entrega el aval a la Colombia Humana está dada por una ley que no lograron modificar a tiempo y es la ley electoral. La misma que no ha sido sancionada y a la que le colgaron a última hora dos artículos que tienene que ver con reglamentar las revocatorias. El tema de la Colombia Humana de Petro y su aval como partido, es aun mas llamativo, pues «el «Deep State» sabe que si no es partido, tendrá que pactar y hacer la voluntad de quienes ostentan el poder, mientras que si es partido, Petro y sus ímpetus ególatras terminan dañando el plan trazado por el fin último trazado por Puebla».

El tema de la revocatoria, lo trataremos un otro informe, pero es oportuno contar que justo esa fue la otra sorpresa que no se esperaban, junto con la libertad de Uribe. Y es que fue tal la sorpresa del anuncio de Medellín con la revocatoria, que jamás se imaginaron que tendría tal nivel de acogida y que además fuera una inspiración nacional. A la fecha ya se superan los 65 movimientos que piden revocar alcaldes en el País y el mas viable y consolidado es el de Medellín. Esta es la razón por la que se están concentrando en atacar el movimiento a través de sus integrantes y ciertamente han logrado debilitar las relaciones internas.

Con este panorama, «a Daniel Quintero lo han tratado no solo de blindar a nivel local sino que han hecho grandes inversiones para comprar desde decisiones judiciales e influir en fallos como los de que las tutelas de las revocatorias que extrañamente han sido negadas, declaradas improcedentes y no permitir que se descongelen los procesos», explican los consultados, y señalan que con el poder rondando y tirando de los hilos, han logrado desde modificar tiempos e ir poniendo a sus fichas en la red de protección que se necesita, que va desde el Consejo Nacional Electoral, el mismo que obedece a ese grupo de «Deep State» con el registrador a bordo, congresistas y funcionarios en el Ministerio de Salud; que aun no dan respuesta de un concepto que no tarda sino minutos, pues ya todo está dado con respecto a bioseguridad. Así han suspendido los procesos de revocatoria en el país antes de la entrega de formularios para las firmas.

Cuando hablan del concepto de bioseguridad, la Registraduría encontró la forma de aplazar los tiempos y buscar la manera de que se debiliten las iniciativas en el país. Para el «Deep State» la implantación de un nuevo modelo democrático socialista, no se logra si no es desde las regiones y localidades. Por eso trabajaron tan intensamente para acomodar sus fichas en el poder, pero la ciudadanía ha encontrado que esos mandatarios locales no son adecuados y han echado mano de los mecanismos de participación ciudadana. Las revocatorias atentan directamente con el plan del Foro de Puebla y harán todo lo posible por que estos movimientos fracasen.

Volviendo al tema de la disculpa de la bioseguirdad, caballito de batalla utilizado por el Registrador Alex Vega para suspender los procesos de revocatoria yendo en contra del mandato constitucional, se refiere a que la etapa que consideraban los protocolos de bioseguridad se superó hace ya meses y todo está dado, por lo que no es justificable que «no haya» un concepto al respecto para que avancen los procesos de revocatoria. «El país ya pasó por los temas de bioseguridad y se metió en la reactivación, ahora todo el mundo va al colegio, universidades, restaurantes, aviones, transporte público, oficinas porque los protocolos están listos; hasta elecciones ya se adelantan. Es solo que el poder del «Deep State» tira de los hilos para demorar todo y evitar que se hagan las revocatorias porque saben que pueden tener éxito, pero se les acaba el tiempo.

Quienes rondan políticamente el propósito de proteger a Daniel Quintero, tienen nombre propio y encargo puntual, según revelan los consultados «En el Concejo Nacional Electoral solo hay dos personas del Centro Democrático que son vencidos fácilmente por quienes son los representantes de Gaviria, Vargas Lleras y Santos todos miembros del «Deep State» y los encargados de buscar la «leguleyada» para evitar que los procesos avancen», explica una de las fuentes abogado especializado en derecho electoral y exmagistrado del CNE y quien conoce a profundidad el funcionamiento de esta entidad. Es así como en realidad, el Estado no ofrece garantías para que el mecanismo constitucional se cumpla.

Los Magistrados actuales del CNE son:

Hernán Penagos Giraldo, Santista al punto de ser llamado el Consentido de Santos. Es del partido de la U uno de los escuderos de las Farc en el proceso de paz desde el congreso autor de la ley que los privilegia.

Jorge Enrique Rozo Rodríguez, Vargasllerista y del partido Cambio Radical. Viene del partido Liberal, atiende a los dos bandos.

Doris Ruth Méndez Cubillos, Gavirista y del Partido Liberal. Es parte del Consejo Nacional del Control Ético del Partido Liberal.

Virgilio Almanza Ocampo, Conservador pero apoyado por Cambio Radical, Las Farc y los liberales. Su nombramiento se hizo en medio de un escándalo en el Congreso que llevó a que las bancadas del Centro Democrático, su propio partido conservatismo y Colombia Justa y Libre; se retiraran del recinto y no votaran. fue Reemplazo del falle

Pedro Felipe Gutiérrez Sierra, Uribista del Centro Democrático. Fue quien demandó al CNE cuando éste organismo negó el logo del CD con la imagen de contorno de Uribe y ganó.

Jaime Luis Lacouture Peñaloza, Santista del partido conservador del combo del Ñoño Elías, casado con una prima del Ñoño. Ha sido muy cuestionado por corrupción señalado de armar contratos fantasma. Su nombre saltó en el escándalo de Odebrecht con Bernardo Miguel ‘el Ñoño‘ Elías, dineros con los que se compró la reelección de Santos. https://www.semana.com/nacion/articulo/nuevo-magistrado-del-consejo-electoral-senalado-de-ser-cuota-de-nono-elias/581378/

César Augusto Abreo Méndez, Gavirista y del Partido Liberal. Fue Magistrado del Consejo de Control Ético del Partido Liberal y miembro del Tribunal Nacional de Garantías de ese partido.

Luis Guillermo Pérez Casas, Representante de la Izquierda Radical, fue presidente del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, defensor de Piedad Córdoba y cercano a Iván Cepeda. Contradictor acérrimo de Álvaro Uribe siendo uno de los responsables de argumentar la trama de falsos testigos para Cepeda en contra Uribe Vélez.

Renato Rafael Contreras Ortega, Uribista y del Partido Centro Democrático.

Pablo Julio Cruz Ocampo, Representante del Partido Político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común – FARC, (hoy Comunes).

En el caso puntual del registrador, Alex Vega, éste tiene un tema adicional de odio contra Antioquia. Dicen los consultados que se trata de un tema personal. Para Vega Antioquia y Medellín es territorio que identifica como uribista y con la herida abierta de las denuncias públicas que hizo Andrés Guerra Hoyos, miembro activo del Céntro Democrático y amigo personal del expresidente Uribe, quien en un momento en que quedó a puertas de ser congresista y siendo Vega miembro del CNE, le pidió mas de 1.200 millones de pesos para alterar las planillas y hacerlo congresista. La denuncia que había hecho en su momento, se volvió a ventilar, días antes de que asumiera el cargo como Registrador Nacional. https://www.wradio.com.co/noticias/actualidad/alex-vega-me-pidio-1200-millones-de-pesos-por-ser-senador-andres-guerra/20190828/nota/3946371.aspx

Luego de este panorama, el «títere Quintero», como lo llaman los consultados, de quien dicen es manejado desde Bogotá, tiene ahora el reto de buscar que se cumpla la frase que fijó en su cuenta de Twitter «La esperanza derrotó al miedo», porque es el reflejo de quienes tiran de los hilos con el temor que tienen de no poder derrotar a Medellín y a Antioquia, único bastión que detiene la llegada de un cambio de modelo en el país.

Próxima entrega: «No hay Garantías»

ÚLTIMAS NOTICIAS