sábado, octubre 16, 2021
InicioConfidencial(CONFIDENCIAL) ¿Quién quiere quedarse con la Gerencia de EPM?

(CONFIDENCIAL) ¿Quién quiere quedarse con la Gerencia de EPM?

En el piso 12 del edificio de la Alcaldía de Medellín se libra una verdadera batalla por el poder sobre EPM. Esa batalla tiene una conexión directa con Bogotá, desde donde se emiten, más que conceptos y solicitudes, órdenes precisas para trazar una estrategia en busca de tomarse la joya de la corona con fines politiqueros y electorales, haciendo proyección para el 2022.

Las fuentes en la Alcaldía y en EPM ha sido enfáticas en que la comodidad que se tenía por parte del Alcalde Daniel Quintero con el Gerente de Empresas Públicas de Medellín, Álvaro Guillermo Rendón, dejó de ser tal y en los últimos meses se han venido convirtiendo en molestias mutuas.

No hace más de una semana que IFMNOTICIAS habló con el gerente de las Empresas Públicas de Medellín, Álvaro Guillermo Rendón, sobre el rumor de su renuncia a la empresa, lo que negó tajantemente revelando que, lo que sí haría, es tomar unas cortas vacaciones, las mismas que por estos días debe estar disfrutando en medio de la preocupación.

Y es que si bien el gerente ha dicho la verdad sobre que no renunciará y que no ha pensado en renunciar, fuentes del piso 12 revelaron que lo que sí ha ocurrido es que el alcalde Daniel Quintero le ha manifestado que deben trazar un cronograma para que Rendón de un paso al costado y permita un relevo en la Gerencia de EPM.

Esto de alguna manera significa que Quintero le ha pedido de manera sugerida la renuncia, pero el fondo de esto es mucho más político. Aunque el desgaste de los últimos meses ha distanciado a Rendón de Quintero, entre ellos todavía existe ese respeto que solo se forja entre quien fue mentor y pupilo.

Cuando Daniel Quintero decidió iniciar su carrera política ingresó a las juventudes conservadoras, bajo la guía de Álvaro Guillermo Rendón, quien para la época, era el director del partido en Antioquia. Rendón, logró consolidar un grupo, que para el momento, aseguraba la proyección del partido, pero que se fueron desviando. Entre ese equipo estaba no solo Quintero, sino Gabriel Jaime Rico, Alejandro Arias, Carlos Andrés Pineda entre otros que hoy, desde diferentes vertientes, son nombres que suenan en el escenario político. Es en memoria de esos tiempos, que el respeto entre Quintero y Rendón es profundo, aunque las intrigas y el desgaste comenzaron a distanciar la relación y dar por sentado que ese agradecimiento ya fue expresado y cumplido con el tiempo en el que se le ha permitido a Rendón, estar en la gerencia del ente autónomo.

El distanciamiento no ha sido totalmente por desacuerdos irreconciliables, como por las presiones políticas y los compromisos que Quintero, pese a venderse como independiente, debe cumplir con quienes lo apoyaron y quienes ya han enviado mensajes insistentes de lo que realmente quieren hoy en día.

Las fuentes de entera credibilidad que rodean los despachos del Alcalde y del Gerente, aseguran que lo que se viene en las próximas semanas, será la revelación de las cartas que se pondrán sobre la mesa en la batalla que se ha convertido en guerra fría.

En esta historia hay varios personajes que intervienen. El primero de ellos es el expresidente César Gaviria Trujillo, quien mueve los hilos. Se dice que dentro del pacto de apoyo que se dio a Daniel Quintero por parte de Gaviria, fue que para el mes de octubre de este año, la gerencia de EPM debería estar en manos de sus delegados. Gaviria y sus delegados en la alcaldía y EPM, nunca se imaginaron que Rendón lograra sortear todos los problemas y escándalos que se produjeron en las empresas con un nivel de éxito que le ha permitido irse ganando a trabajadores agrupados en los sindicatos minoritarios y a algunos de sus críticos; aunque los sindicatos mayoritarios continúan denunciando una mala gestión.

En parte, este aparente logro es lo que le ha llevado al distanciamiento con Quintero, pues cada vez Rendón ha ido actuando en consecuencia de la independencia que tiene EPM y demostrando que esta empresa no es una Secretaría más del despacho, haciendo respetar desde nombramientos y contrataciones por debido proceso y no por recomendaciones.

Fue precisamente esta actitud, lo que molestó a Gaviria y sus delegados en Medellín, conectados e impuestos a Daniel Quintero, al comienzo como funcionarios en pago político con puestos burocráticos, pero que por estos días han demostrado que han sido realmente puestos allí como vigilantes, ojos y oídos de Gaviria para proteger los pactos.

El segundo nombre es una de esas personas que las fuentes denominan una de las delegadas de Gaviria. Se trata de Maria Camila Villamizar Assaf y quien fue nombrada por Quintero como Secretaria Privada. Este nombramiento fue uno de los más cuestionados cuando desde diferentes sectores se preguntaban sobre qué tenía que hacer una nortesantandereana que no conocía la ciudad más que por televisión. Antes de su nombramiento, Villamizar no había pisado territorio paisa, salvo en algún viaje corto de trabajo o de turismo, pero nada la relacionaba con Medellín, sus instituciones o su gestión.

Es cuando a estas alturas del desarrollo del mandato de Daniel Quintero, queda evidenciado, que Maria Camila Villamizar es una imposición de Gaviria, que Quintero aceptó y que esperaba poder controlar, pero hoy se ha convertido en una rueda suelta que da órdenes, que habla como si fuera el alcalde, que exige renuncias, impone hojas de vida, hace cambios en puestos estratégicos y que tiene tal nivel de poder, porque ha hecho valer su respaldo gavirista. Las fuentes alcanzan a expresar que la figura de César Gaviria opera como un «coalcalde» que ya está exigiendo lo suyo.

El plan original de que para octubre EPM debe ser gavirista, se adelantó y así lo ha hecho notar abiertamente Villamizar que, ante las largas dadas por Quintero y aprovechando el distanciamiento con Rendón, comenzó a gestar un «Golpe de Estado» y a generar la llamada «Guerra Fría» con la que busca que el cambio de cabeza en el ente autónomo se de para las próximas semanas.

El tercer nombre en cuestión es el Vicepresidente Ejecutivo de Negocios de EPM, Daniel Arango Ángel, un pereirano que llegó al cargo, también en el pacto entre Quintero y Gaviria. Proveniente de una de las familias más amigas del expresidente también de origen pereirano, se le dio la misión de aguardar en su puesto, servir de ojos y oídos en EPM para poder que el expresidente calcule los movimientos. Justo es él quien está a la espera de que el plan de derrocamiento del Gerente Álvaro Guillermo Rendón se de, para poder asumir como gerente de EPM, quedando la empresa paisa en manos de un pereirano que obedecerá a los deseos de Gaviria.

Así las cosas, el plan de toma del poder de EPM, está fraguado desde Bogotá y es operado en Medellín a través de una cucuteña y un pereirano, acolitado por los intereses que desde la casa Gaviria, se tienen con miras a las próximas elecciones.

Lo que explican las fuentes, es que Empresas Públicas de Medellín está siendo vista como la caja de financiación para el proyecto presidencial del 2022 y como tal, es necesario comenzar a operar internamente para poder tener el control de la contratación, los puestos y el dinero que puede salir para esa campaña.

Las mismas fuentes señalan que este «Golpe de Estado» en EPM no sería posible si no se tiene en cuenta que detrás del alcalde también hay dos nombres más que están influyendo por sus aspiraciones políticas y que tienen su propio pacto con César Gaviria: Luis Pérez Gutiérrez quien tiene todo puesto para buscar el aval del Partido Liberal como el candidato a la presidencia y Gabriel Jaime Rico, de quien se dice es quien está hablándole al oído sobre cómo manejar el tema con el mentor de ambos, el gerente Rendón.

Es así como el plan es ahora, presionar desde el gavirismo a través de la Secretaria Privada, Maria Camila Villamizar, para que el alcalde Daniel Quintero, pida la renuncia o en un acto de autonomía, despida al gerente Álvaro Guillermo Rendón; logrando que sea Daniel Arango Ángel quien asuma la gerencia y actúe en consecuencia. Con este movimiento, comenzaría a darse todo el ecosistema para que Luis Pérez pueda avanzar en su carrera a la presidencia con la ayuda de Gabriel Jaime Rico. Al menos ese fue el resumen de las fuentes quienes desde hace dos semanas vienen contando a varios medios de comunicación que algo se trama en EPM.

Cuentan que, cuando se publicó en varios medios de comunicación lo del tema de la renuncia de Álvaro Guillermo Rendón, no fue tan falso. Esta información surgió el mismo día en que el alcalde Daniel Quintero sostuvo la tensionante conversación con Rendón en la que se le sugirió la renuncia. Fue cierto, afirman, solo que el momento se presentó justo a cuatro días de que se realizara la reunión de la Junta Directiva en la que el Gerente entregaría toda la información importante de la gestión de las demandas y acciones jurídicas, el balance del año 2020, los estados financieros, los cronogramas ajustados del desarrollo de la megaobra de HidroItuango, los resultados parciales de Afina en la costa atlántica entre otros temas importantes; por lo que se decidió que en vez de la renuncia, se diera un tiempo prudencial y que se pidieran las vacaciones que el mismo gerente confirmó a este portal.

Las fuentes dicen que la última semana ha sido un caos. Que se ha visto a Maria Camila Villamizar en plena acción de sus movimientos de batalla. Que se le ha visto descompuesta en EPM, gritando, exigiendo y muy molesta porque no se hace caso a lo que ella ordena. Que a punta de gritos recuerda a diestra y siniestra que es la secretaria privada, que habla en nombre de Daniel Quintero y que cuando no le ponen la atención suficiente, saca a relucir las órdenes de su jefe César Gaviria.

Esta versión entregada por las fuentes hace unos días, coincide con las expresadas en una carta que el Sindicato de Trabajadores de EPM, Tigo, UNE, Colombia Móvil y Huawei – SINTREUA- le envió al alcalde Quintero, denunciando la actitud de Maria Camila Villamizar y respaldando al Gerente Álvaro Guillermo Rendón; algo que confirma que el Gerente que empezó con el pie izquierdo se ha ido ganando el favor de sus empleados y viene dando la vuelta al ambiente interno.

SINTRAEUA, le dice en la carta al alcalde Quintero que «llama la atención señor alcalde, la situación bochornosa que se presenta al interior de EPM, con ocasión de quienes desde afuera reclaman la cabeza del señor gerente y desde adentro quienes al igual que en la alcaldía y en la administración de EPM son cuotas del expresidente César Gaviria, propiamente en su despacho la señora MARIA CAMILA VILLAMIZAR ASSAF, nortesantandereana, Secretaria Privada de su Despacho y quien se ha dado a conocer no por su profesionalismo, sino por su intromisión carente por el respeto a la autonomía y las buenas relaciones, llegando a tal extremo de sobrepasar las conductas regulares, considerándose como si fuera «el alcalde de turno», ordena, dispone, coloca, pone, quita y grita en EPM, como buena santandereana; lo que sin duda alguna viene quebrantando y afectando seriamente el gobierno corporativo, lo que se traduce en impacto nocivo al buen clima laboral, conductas de esta naturaleza que difieren con lo que como Secretaria Privada es del tenor de su responsabilidad de lo cual da cuenta, acompañar la gestión y la agenda del alcalde, buscar fortalecer la articulación entre el conglomerado público; es decir, articular las entidades descentralizadas y el gabinete, entre otras funciones que resultan ser bien distintas a lo que viene haciendo la señora Villamizar.»

Es decir, ya para nadie es un secreto que la Secretaria Privada con su actitud, ha hecho pública su batalla pasando de la guerra fría a la ofensiva abierta en las propias instalaciones de EPM al punto que la información del «Golpe de Estado» ya fluye de piso en piso y de dependencia en dependencia es de tal magnitud el tema, que SINTREUA le dice al alcalde en la carta que » llamamos y recalcamos del señor alcalde, sus buenos oficios, para evitar que presiones como las del señor expresidente César Gaviria y otros mas oportunistas politiqueros que no han de faltar, incidan en una eventual remoción del cargo del actual gerente de EPM, como quiera que igual se conoció el candidato a remplazar al Dr Rendón López en la gerencia de EPM, sería el señor DANIEL ARANGO ANGEL, Vicepresidente Ejecutivo de Gestión de Negocios de EPM pereirano y cuota del expresidente Gaviria, quien dentro de sus planes y apetito está a mediano plazo controlar la entidad para desgracia para los Medellinenses y Antioqueños».

Así se expresa el sindicato, que al parecer tiene la mitad de la información y pide a Quintero que defienda a EPM cuando las fuentes han dicho que ha sido precisamente el alcalde el que la ha empeñado a los intereses de César Gaviria Trujillo. El mismo sindicato, incorpora también el nombre de Luis Pérez Gutiérrez en la carta enviada. En ella afirma que «da grima señor alcalde que para oportunistas y politiqueros, la materia prima de campañas sea HIDROITUANGO y EPM, muy a pesar de amplísima gama de necesidades insatisfechas y ausencia de estado frente a las carencias de la población mas necesitadas, situación que pasa desapercibida por quienes desde ya muestran sus aspiraciones presidenciales, de ello da cuenta sin duda alguna el exgobernador Luis Pérez Gutiérrez quien bajo el titular «Hay que desembalsar a Hidroituango» el día 24 de enero de 2021 en varios medios se ocupó de nuevo de varios aspectos ya trillados».

El sindicato le recuerda al alcalde que, de ceder a las presiones que piden la cabeza del Gerente, le estaría dando la razón a los críticos que impulsan la revocatoria quienes han afirmado que se utiliza a EPM para cuotas burocráticas.

La claridad que tiene el Sindicato de Trabajadores, es acertada pero, las fuentes insisten en que tienen la mitad de la historia y que el proceso de tomar el poder en EPM ya se puso en marcha y aprovechará, durante las vacaciones de Rendón, para organizarse más y señalan que no será nada raro que una vez llegue de esas vacaciones, se entre a una fase de negociación de la salida, en donde el Alcalde, buscará la manera de presentar la entrega de la gerencia a los gaviristas, como una renuncia voluntaria del actual gerente, por lo que presionará a Rendón para su renuncia y evitar despedirlo.

No se tiene claro qué motivó el distanciamiento entre el Alcalde Daniel Quintero y el gerente Álvaro Guillermo Rendón. Las fuentes hablan específicamente de un par de solicitudes no éticas por parte del Alcalde de Medellín para que permitiera el ingreso de personas en la filial AFINA en la costa atlántica para lo que le habría pasado una hojas de vida con la «orden» de enviarlas a la gerente de la filial y la nota de incorporación inmediata. Esas hojas de vida serían de varias personas cuotas de la Colombia Humana con la recomendación directa de Gustavo Petro a quien le interesa que Quintero pague con esos puestos, el apoyo dado en la campaña a la alcaldía.

Igualmente hablan de la orden directa dada para que se saltara el proceso de contratación de un acueducto en una de las comunas de Medellín entregándolo a una firma recomendada por los amigos del alcalde quienes le piden que cumpla con sus compromisos.

En la conversación que IFMNOTICIAS tuvo con el Gerente de Empresas Públicas de Medellín, Álvaro Guillermo Rendón, éste negó que fuera cierto y expresó que «Daniel Quintero me conoce hace mucho tiempo y sabe que yo nunca cedería a ese tipo de solicitudes y él nunca las haría. Entre el alcalde y yo siempre ha habido un respeto mutuo y lo conozco muy bien y él nunca actuaría así». En medio de la negación de las versiones de las fuentes, Rendón explicó que la razón de sus vacaciones se deben a que ha cumplido el tiempo de estar en la gerencia y tras un largo año de trabajo deseaba tomar unas cortas vacaciones, las mismas que tramitó ante la Junta Directiva y negó la versión de su renuncia, pero nunca afirmó o negó que el alcalde le estuviera sugiriendo retirarse como lo afirman las fuentes.

Lo claro es que la batalla por el poder en EPM ya es pública y el distanciamiento del Alcalde de Medellín con su gerente de Empresas Públicas de Medellín es real y que los intereses que mueven este eventual relevo tienen detrás al pereirano expresidente César Gaviria Trujillo, como soldado de batalla a la cututeña Secretaria Privada, como remplazo en espera al pereirano Vicepresidente de Gestión de Negocios y de beneficiarios al paisa que busca la presidencia en la próxima contienda.

El tinglado está listo y las próximas elecciones están de telón de fondo y la joya de la corona, es vista como la caja fuerte de Rico Mac Pato para la financiación de la campaña que ya comenzó; al menos eso dicen las fuentes de la Alcaldía y de EPM que hablaron con IFMNOTCIAS.

Esta es la carta del Sindicato:

Suscríbete gratis a ifm noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS