sábado, diciembre 4, 2021
InicioInvestigación(INVESTIGACIÓN)El origen de ProMedellín, las irregularidades y los problemas desde su nacimiento

(INVESTIGACIÓN)El origen de ProMedellín, las irregularidades y los problemas desde su nacimiento

Como lo reveló IFMNOTICIAS.COM, en la noche del 8 de julio de 2021, fue lanzada casi de manera clandestina en el Hotel Intercontinental de la ciudad de Medellín, la Fundación PROMEDELLÍN, cuya razón social es FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO DE MEDELLÍN y que busca hacerle contrapeso a PROANTIOQUIA dentro de la molestia que tiene el alcalde Daniel Quintero en contra del GEA.

Esta nueva iniciativa de fundación del Alcalde Quintero, tiene todos los ingredientes para que sea investigada por la Contraloría General de Medellín, y los demás organismos de control, pues han constituido una entidad privada con recursos públicos, a través de contratistas de la alcaldía. PROMEDELLÍN, nace de manera acelerada, con irregularidades y con graves violaciones a la ley que el lector conocerá a lo largo de este informe.

Puede interesar:

PROMEDELLÍN nace como una iniciativa de la alcaldía de Medellín promovida con recursos públicos para privados y busca integrar a los privados. Pero al indagar por su origen sorprenden algunos datos de la misma.

La Fundación para el Desarrollo de Medellín no tiene registrada la sigla y es así como la llaman informalmente PROMEDELLÍN. Esta Fundación constituida y registrada en la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, apenas el pasado 18 de junio de 2021, es decir, hace solo 21 días. En los registros, es un ESAL conformada por solo cuatro personas, dos principales y dos suplentes.

Puede Interesar:

El representante legal fue nombrado a su vez como director ejecutivo. Se trata de DIEGO ORLANDO ROMERO VÉLEZ, quien funge como Asesor del Despacho del Alcalde y cuya trayectoria en días pasados fue cuestionada al demostrarse que casi toda su experiencia laboral acreditada, ha sido obtenida en las empresas de Daniel Quintero o a su lado en las entidades en las que el alcalde ha sido nombrado.

Romero Vélez es contratista de la Alcaldía por la modalidad de «Contratación Directa» a través de la Secretaría privada, para la «Prestación de servicios personales para el acompañamiento de las relaciones corporativas en la Secretaría Privada y Despacho». Con contratos, el primero de febrero del 2020 por valor de $39 millones de pesos, el segundo en agosto el año anterior por valor de $35.580.000 pesos, y el tercero suscrito en enero de este 2021 por valor de $81.605.725 pesos.

Es decir, el contratista de la Alcaldía es quien además coordina la nueva fundación del alcalde.

Según consta en el registro mercantil, dicho Director Ejecutivo será remunerado por parte de esta entidad que fue registrada con un patrimonio de UN MILLÓN DE PESOS $1’000.000, costumbre que suele repetirse en otras entidades de las que Quintero Calle hizo parte en el pasado; como el caso de Trópiclo Marketing.

Es decir que el asesor del alcalde con un contrato público vigente y quien tiene su oficina en el edificio de la alcaldía, recibirá además remuneración como director ejecutivo de una fundación privada como director ejecutivo.

La Junta Directiva de la entidad tendrá a cargo como miembros principales al mismo Romero Vélez y a Oscar Eduardo Firstman Lamus, quien es el representante legal de la empresa MASBIO CONSTRUCCIONES S.A.S. empresa que según reporta la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, tiene el establecimiento de comercio embargado. Firstman Lamus ha sido contratista de la alcaldía a través del Instituto Universitario Pascual Bravo bajo la modalidad de «Contratación Directa» para «desarrollar acciones en el marco de la política pública de Desarrollo Económico, en cumplimiento de las obligaciones contraídas en el contrato interadministrativo 4600085397 de 2020, celebrado entre el Municipio de Medellín – Secretaría de Desarrollo Económico y la Institución Universitaria Pascual Bravo.

Es decir que el gerente de MasBio Construcciones SAS, ha trabajado bajo las órdenes dela Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía, cuyo secretario es Alejandro Arias. Este ha sido el secretario quien al interior de la Alcaldía ha sido el encargado de contactar a los empresarios para que apoyen a PROMEDELLÍN.

Como suplente ha sido nombrado Daniel Felipe Bermúdez Arias, quien proviene de Bogotá y quien además estuvo vinculado al Ministerio de las Tic, durante el mismo período en que el Alcalde Quintero actuó como Viceministro en esa dependencia del Gobierno Nacional en tiempos de la presidencia de Juan Manuel Santos.

Pero Daniel Felipe Bermúdez Arias, también es contratista de la Alcaldía de Medellín con un contrato bajo la modalidad de «Contratación Directa» a través de la Secretaría Privada, para la «Prestación de servicios profesionales para el relacionamiento interinstitucional y con los gremios de la región«. El primer contrato suscrito en abril del 2020 fue por valor de $64.533.333 pesos y el segundo contrato suscrito en enero de este año, es por valor de $94.615.333 pesos.

Es decir, otro contratista más dentro de la junta directiva de la llamada informalmente PROMEDELLÍN.

También está Juan Luís Valero Madrid, un joven activista magister de políticas públicas de EAFIT muy activo en redes sociales a través de las cuales realiza ataques directos a detractores del Alcalde Quintero mientras es un ferviente defensor de su gestión.

Valero no solo es parte de las bodegas del alcalde, sino que también es contratista de la Alcaldía bajo la modalidad de «Contratación Directa» a través de la Secretaría Privada para Prestación de servicios profesionales para el apoyo logístico y administrativo a los proyectos de la Secretarí­a Privada y el Despacho del Alcalde. El primer contrato suscrito en abril del 2020 por valor de $64.533.333 pesos y el segundo también suscrito en enero de este año por valor de $94.615.333. Llama la atención que los contratos de Bermudez Arias y de Valero Madrid, fueron suscritos los mismos días y por exactamente los mismo valores.

Es decir, los principales y suplentes son todos contratistas de la Alcaldía de Medellín.

Imagen
Juan Luis Valero Madrid. Miembro suplente de Junta

Pero ante estas ya evidentes irregularidades, la nueva fundación del alcalde Daniel Quintero, que recuerda que en el pasado ya había tenido una llamada Fundación Piensa Verde, tiene mas irregularidades y quizás la más grave.

La premura de constitución y de registro de la entidad, hizo que sus planeadores dejaran por fuera y sin protección lo referente a la propiedad intelectual y de Marca, ya que no tuvieron la precaución de verificar si PROMEDELLÍN como marca se encuentra o no registrado ante la Superintendencia de Industria y Comercio.

En en una simple búsqueda rápida, la Unidad Investigativa de IFMNOTICIAS.COM encontró la respuesta. En efecto, la marca está registrada y no les pertenece y por lo que se está cometiendo el delito de «Usurpación marcaria» conocido comúnmente como el ROBO de marca, algo que viola la legislación colombiana.

La marca PROMEDELLÍN se encuentra registrada ante la Superintendencia de Industria y Comercio en las categorías 35: Publicidad; gestión de negocios comerciales; administración comercial; trabajos de oficina, y categoría 41: Educación; formación; servicios de entretenimiento; actividades deportivas y culturales, como consta en el Certificado de Registro de Signo Distintivo No. 636541.

Quien es el titular de la marca PROMEDELLIN podría sin lugar a duda iniciar acciones legales en contra de la nueva FUNDACION PARA EL DESARROLLO DE MEDELLÍN. Se trata de la compañía antioqueña Cultura Estratégica S.A.S.

Los propietarios de la marca PROMEDELLÍN, se contactaron con IFMNOTICIAS.COM durante la realización de este informe de investigación y manifestaron su molestia e inconformidad por el uso indebido y no autorizado de la marca.

Informaron que «en ProMedellín promovemos la Ciudad de Medellín en búsqueda de aliados estratégicos internacionales, que quieran venir a Medellín para sumar al desarrollo, la sostenibilidad y la internacionalización, a través de la comercialización de sus productos y servicios»

Logo de la Verdadera PROMEDELLIN

Indicaron que es una marca activa que viene trabajando desde hace varios años, inclusive con la Alcaldía de Medellín en la pasada administración y han tenido contacto este año con funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Económico, por lo que les sorprende que hayan adoptado el nombre PROMEDELLÍN para la fundación cuando saben de su existencia.

Indicaron que la verdadera PROMEDELLIN, trabaja en temas de EXPLORACIÓN DE MERCADO, AGENDAS COMERCIALES, GENERACIÓN DE NETWORK, SOPORTE PARA ASENTAMIENTO EN CASOS DE INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA. «Somos unos apasionados por las relaciones público-privadas que sumen al desarrollo sostenible de Medellín».

Los propietarios de PROMEDELLIN compartieron algunos de los eventos que han realizado en la ciudad e indicaron que ven con mayor sorpresa que el objeto de la nueva fundación del Alcalde es muy similar al objeto que tiene la verdadera PROMEDELLÍN mientras anexaron algunas pubicaciones de sus redesn en las que muestran eventos que ya han desarrollado junto con la Alcaldía de Medellín.

Indican entre la sorpresa y la molestia que no entienden cómo es posible que si la Alcaldía conoce de su existencia, se les «haya pasado» que PROMEDELLÍN ya existía, por lo que piensan que el robo de marca se está haciendo a propósito y sin ningún miramiento ético ni jurídico.

Los verdaderos propietarios de PROMEDELLIN anunciaron que iniciarán la acciones legales pertinentes en contra del alcalde Daniel Quintero, los miembros de la nueva fundación y contra la Alcaldía; quienes ayer en un evento en el Hotel Intercontinental hicieron el lanzamiento de una PROMEDELLIN robada en su nombre.

Explicaron que las acciones jurídicas que emprenderán porque «los titulares de marcas registradas tienen el derecho de impedir que terceros realicen actos como aplicar o colocar la marca sobre los productos o servicios para los cuales se ha concedido su registro», además señalaron que «la acción por infracción está regulada en la Decisión 486 de 2000, y puede presentarse en contra de cualquier persona que infrinja un derecho de propiedad industrial de un tercero o que con sus actos pueda llegar a infringirlo de forma inminente».

Deberá entonces la recién inaugurada fundación enfrentar a la justicia por violación a la propiedad intelectual al hacer uso de un signo distintivo (marca) que se encuentra debidamente registrada por un tercero para promocionar servicios en igual categoría.

Suscríbete gratis a ifm noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS