martes, mayo 11, 2021
InicioInvestigación(INVESTIGACIÓN) Las propiedades del alcalde y su esposa que nunca contaron que...

(INVESTIGACIÓN) Las propiedades del alcalde y su esposa que nunca contaron que tenían (1ra. Parte)

Una intensa polémica en redes sociales ha causado la divulgación de varios documentos que demostrarían que el alcalde de Medellín, Daniel Quintero y su esposa Diana Osorio, mintieron a los medellinenses, al mostrarse en campaña, como un humilde familia sin propiedades, hechos a pulso de la nada cuando en realidad son propietarios de un lujoso apartamento en una exclusiva zona de Bogotá, de un lote en una valorada zona del Oriente Antioqueño y de empresas de softrware.

Y es que durante la campaña la imagen del ahora alcalde en una mesa con su esposa y su hija en una vivienda humilde, fue la versión gráfica de la narrativa compuesta por sus publicistas para calar en las clases populares. Solo una estrategia publicitaria mas no el reflejo de la realidad.

Foto que divulgó la familia Quintero Osorio para la campaña a la alcaldía para hacer creer que eran personas «del pueblo», dentro de la estrategia publicitaria.

Fue por eso que a solo días de haberse posesionado como alcalde, llamó la atención de los medios y de los ciudadanos, que su casa fuera una costosa y lujosa vivienda en el exclusivo sector de El Poblado, que generó sospechas sobre el origen de los recursos con las que había pagado el alquiler de la misma, pues la vivienda en donde los Quintero Osorio residen, tiene un valor superior a un millón de dólares (más de 3.500 millones de pesos), según expertos tasadores, quienes afirman que el alquiler promedio para esas casas, supera el salario que Quintero tiene como alcalde.

Fue entonces, cuando comenzó a romperse el relato construido para la campaña. Una vez obtenida la alcaldía, Quintero volvió a su elegante estilo de vida.

La casa actual del Alcalde en el barrio Altos de la Calera de Aragón en El Poblado, está valorada en un millón de dólares y su alquiler cuesta mensualmente más de lo que se gana el alcalde.

En medio del debate por su supuesta historia de una niñez en medio de carencias y de un hombre hecho a pulso, hay detrás otras historias que cuentan de un abuelo multimillonario que dejó la vida del hoy alcalde asegurada, además de un empresario con dos empresas de software, una de ellas en liquidación y con propiedades en Bogotá y Medellín y un lote de la esposa en Rionegro.

El tio bisabuelo multimillonario de Daniel Quintero Calle

Comenzando por la herencia de Daniel Quintero, está la existencia del linaje de quien fuera su tio bisabuelo, Jesús Calle Machado, conocido como «Chico Calle», hermano de Miguel Calle Machado, padre de su abuelo Carlos Ramiro Calle Posada, quien el propio alcalde ha dicho en entrevistas como en la que dio a Yamid Amat, que extraña. Este linaje de Chicho Calle, un importante y multimillonario hombre a quien llamaban el dueño de Santa Rosa de Osos y del norte de Antioquia.

Chicho Calle, abuelo de Daniel Quintero

El linaje comienza con Don Chicho, quien tiene una interesante historia que ha sido reseñada, inclusive en la página de la Cámara de Comercio de Medellín. En ella se dice que «Jesús Calle Machado, conocido en Santa Rosa de Osos como “Chicho” Calle, fue un hombre de gran inteligencia, perseverancia y sentido común en los negocios, lo que le valió tener propiedades en Santa Rosa de Osos, Yarumal, Carolina del Príncipe, Ituango, San José de la Montaña y Medellín.»

Continúa la reseña diciendo que el abuelo de Daniel Quintero fue «Dueño de una de las grandes fortunas del Norte de Antioquia: 25 fincas ganaderas, accionista de la mina de oro Rio Grande y propietario de un almacén. Además, se destacó por ser de espíritu caritativo, en Santa Rosa donó los terrenos para la construcción del asilo. Don Jesús Calle Machado es recordado como un amigo incondicional, un hombre honesto en los negocios y un ciudadano leal con la Iglesia y con el Estado, su nombre perdurará por siempre en las montañas del Norte de Antioquia».

La reseña que está en la página de la Cámara, fue escrita por el periodista e investigador Juan Carlos Luján Sáenz; y es una de las referentes sobre quien fue el abuelo del hoy humilde alcalde de Medellín.

Pero eso es historia de un familiar acaudalado que según dicen en Santa Rosa, dejó el futuro de su familiares asegurado.

Según David Calle Noreña, quien es nieto directo de don Chicho Calle, la madre de Daniel Quintero era la señora Luz Estella Calle Mejía. Dice don David Calle «Daniel Quintero, es familiar nuestro, mas no familia».

No obstante a esto, es posible que parte de la historia contada por Quintero Calle para venderse, tenga un pequeño porcentaje de verdad y tal vez, esté dada en que sí vivió en Tricentenario, pero no se conocen las verdaderas circunstancias.

Lo que sí es claro, es que pocas personas en el nivel de pobreza que se ha vendido el alcalde, tienen la oportunidad de costear los estudios y los viajes que ha realizado, hasta tener inclusive, recursos para montar partido propio.

Cuando IFMNOTICIAS.COM indagó por Quintero en aquellos tempranos tiempos de las juventudes conservadoras, nadie dio razón de conocer a ese chico con necesidades económicas.

Algo no cuadra entre los ingresos y el patrimonio declarado

En medio de la supuesta pobreza del alcalde, la misma que ha insistido en que todavía vive, por su cargo tiene un sueldo que en la escala salarial definida por el Departamento Administrativo de la Función Pública, es de $13.828.119; que por el nivel de la ciudad, tiene uno anexos que le permiten llegar a los $18 millones mensuales.

Daniel Quintero reportó en su declaración de renta de 2018 bienes por $656.5 millones y deudas por $172 millones, lo que arroja un patrimonio líquido en el 2018 igual a $484.5 millones (el patrimonio líquido es igual a los bienes menos las deudas).

Según el portal Tibuti.com, «llama la atención que, aunque el valor de los ingresos que recibió fue muy bajo, el alcalde reportó retenciones en la fuente por $6.8 millones; esto quiere decir que le tuvieron que practicar retenciones aplicando una tarifa de aproximadamente el 37.5%, lo cual es raro pues ningún ingreso tiene tasas de retenciones tan altas»; y agrega que «Quintero es el primer funcionario público que tuvo que presentar declaración de renta por el valor de su patrimonio y no por los ingresos que recibió en el 2018. Resulta muy llamativo que, aunque sólo recibió $18.1 millones por ingresos, le hayan practicado retenciones en la fuente que ascienden a los $6.8 millones».

El tema no es que haya cambiado mucho a la fecha, según los expertos tributaristas, quienes indican que es muy extraño que exista el nivel de secretismo en la información tributaria del alcalde, cuando se supone que por las leyes de transparencia, toda esta información debe ser declarada y pública.

Llama la atención que en el documento público de Declaración de Bienes y Rentas y Registro de Conflictos de Intereses del 2020, que se encuentra registrado en el Departamento de la Función Pública; solo se registran ingresos como alcalde por valor de $1.158.000 pesos y registra un apartamento por valor de $298.156.000 y un garaje por $21.671.000.

ABC_1581093476738 by Ifm Noticias on Scribd

En las declaraciones hay al menos varias omisiones en los valores reales de los predios.

El Apartamento del Norte de Bogota

Por ejemplo, el Alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, posee un apartamento de 214 metros cuadrados en Bogotá, en la «diagonal 72 # 0-65 Este», en exclusivo sector del Antiguo Country en el norte de Bogotá, sobre toda la vía la Circunvalar en los cerros muy cerca del colegio Nueva Granada y la casa del embajador de los Estados Unidos. Sería este el que está declarado por un valor de $298.156.000, un valor muy inferior al verdadero del mercado actual para esa zona de Bogota.

Según el registro de Instrumentos Públicos en Bogotá, el costo real del negocio y que sería lo que pagó Daniel Quintero es de $518.489.000 y cuyo costo real en el mercado es de superior a los 800 millones de pesos a hoy.

Así las cosas, Quintero estaría subvalorando en su declaración el apartamento y estaría mintiendo en documento público, tema que según el abogado Juan Giraldo, debe ser investigado por la DIAN, porque presume un valor no real y muy menor, que puede impactar en la declaración de impuestos.

APTO BOGOTÁ43096037-43096806-ZNHTMODRHHMKYDBYVOPD43096806 by Ifm Noticias on Scribd

Edificio La Cascada en donde el apartamento del segundo piso es propiedad de Daniel Quintero y su esposa Diana Osorio

Para el abogado Juan Giraldo son varios los temas que discrepan, como «el tema es el tributario por la evasión de impuestos en que se podría haber incurrido y al menos la Dian debería auditar, así como el origen de los recursos pues la pareja que desde el 2012, aparentemente no tiene ingresos declarados para asumir esas inversiones tan cuantiosas».

Queda la pregunta si ¿el alcalde y su esposa han ocultado a los organismos públicos de control y transparencia, información relevante sobre sus ingresos y patrimonios y si han mentido e incurrido en presunta evasión de impuestos?

Lo que es claro es que el apartamento no es pequeño, ni humilde. Esta localizado en una de las zonas más caras del norte de Bogotá y su valor no es algo que pueda asumir una persona que dice mantenerse aun, en medio de la austeridad de vida que ha tenido el hijo de Tricentenario y que se vendió como el hombre que no ha tenido todavía con qué vivir y que se tomó la foto en la casa humilde con su familia.

ÚLTIMAS NOTICIAS