fbpx
jueves, diciembre 8, 2022
InicioMedellínQuintero tampoco sabe sumar, ¿mil obras, mil días? o más bien ¿mil...

Quintero tampoco sabe sumar, ¿mil obras, mil días? o más bien ¿mil días, mil mentiras?

Según un trino publicado en las redes sociales de Daniel Quintero, alcalde de Medellín, el mandatario local afirmó que cumplidos mil días de gobierno ha logrado entregar mil obras, es decir que según esta lógica se ha entregado en la ciudad una obra cada día desde el 1 de enero del 2020.

Daniel Quintero no había terminado de aterrizar en el piso 12 de La Alpujarra cuando, según los datos entregados, ya estaba inaugurando las primera obras en la ciudad de Medellín. Y es que cuando han pasado mil días y el mandatario local afirma que ha inaugurado mil obras, quiere decir que es una obra diaria.

Esto sin contar las innumerables fechas que ha pasado fuera de la ciudad, más los cerca de 45 días que permaneció suspendido por cuenta de la presunta participación indebida en política durante la campaña presidencial. Y aunque Quintero Calle afirma que fue destituido y gracias a la ciudadanía pudo volver al cargo, en realidad fue suspendido y se sabía que una vez pasara la segunda vuelta regresaría a la Alcaldía.

Al confirmar que han sido mil las obras inauguradas durante su mandato, habla únicamente de aquellas que él no inició sino que debía dar por terminadas, labor que no se hizo en los tiempos que se tenían establecidos desde la administración anterior.

«Pinturita», como le dicen popularmente los ciudadanos de Medellín al mandatario local, hizo un video de cerca de 10 minutos donde los internautas se quedaron esperando que hablara de las mil obras por las que esta sacando pecho y solo mencionó aquellas que ya recibió con un avance importante y solo requerían un poco de esfuerzo para finalizarlas a tiempo, lo que no sucedió.

Entre estas están el metro cable del picacho, Hidroituango, la ciudadela universitaria de occidente o lo que él ha denominado como C4TA. Adicional a esto habló de un puente que se construyó donde antes existía un puente de guadua y la recuperación de la Biblioteca España, obra que hace poco fue asignada.

Esto solo suma unos pocos logros en 1000 días de mandato, mientras los huecos y el estado general de las vías va en decadencia, los separadores y zonas verdes parecen más un escenario post apocalíptico donde se narra la tierra sin humanos y las basuras se toman constantemente las esquinas de la ciudad. Esto sin contar el notorio deterioro del centro y de lugares emblemáticos como la Plaza Botero o el Parque Bolívar y ni que decir de Junín o los alrededores de la Veracruz.

Estas mil obras solo hacen recordar la pomposa y mediática inauguración de la cama mil de UCI que solo llegó a existir en el fantasioso mundo en el que vive Daniel Quintero y los mil jardines en Bogotá bajo el mandato de Gustavo Petro que nunca llegaron a ser.

Bueno, también recuerda la conocida canción de los ochentas, época en la que nació Quintero Calle, y que dice «la otra noche te esperé bajo la lluvia dos horas, mil horas, como un perro», que son las mismas mil horas, o más bien, mil días que los medellinenses han esperado que el alcalde, más allá de las habituales mil mentiras, haga algo por la ciudad.

ÚLTIMAS NOTICIAS