miércoles, junio 23, 2021
InicioDenuncia(DENUNCIA) Secretaría de Educación de Medellín compró 5 mil licencias de software...

(DENUNCIA) Secretaría de Educación de Medellín compró 5 mil licencias de software y solo 900 computadores lo pueden utilizar

Es de no creer. La Secretaría de Educación de Medellín quiere seguir las pautas tecnológicas impuestas por el alcalde de la ciudad Daniel Quintero pero al hacerlo, «ensilló antes de comprar la bestia» como dicen popularmente los ancestros de estas tierras.

La historia la destapará el concejal de Medellín, Alfredo Ramos, luego de investigar durante varios meses la manera como la Secretaría de Educación se gastó un total de $1.492.415.000 de pesos en la compra de 5 mil licencias de Suite Adobe Creative Cloud  MLP ED, multiplataforma latinoamericana, bajo la modalidad ETLA educativo.

Se trata de la compra del paquete que contiene los programas Photoshop, Illustrator, Indesign, Animate, Dreamweaver, Premiere y After Effects, para las áreas de Medias Técnicas en los colegios de la ciudad. Este contrato se suscribió con la empresa Nexsys de Colombia SAS el 5 de febrero de este año, es decir, cumplido el primer mes de posesionado el alcalde y sus secretarios.

Como dice el alcance del Contrato, se pretendía que las 5 mil licencias, sirvieran a la población estudiantil de 70 instituciones  educativas de la ciudad. El software, sería utilizado por los estudiantes de artes plásticas, música, dibujo técnico, desarrollo de software, dibujo arquitectónico, diseño e integración multimedia, diseño gráfico, medios audiovisuales, patronaje industrial para prendas de vestir, escalador en confección industrial, pre prensa digital para medios impresos, programación de software entre otros.

Lo que llama la atención, es que según se especificó por parte de la Secretaría de Educación, las licencias compradas no fueron de las que la compañía Adobe vende por suscripción en la nube, es decir, de las que se trabajan en línea sin tener que instalarlas, sino de las que son necesarias hacer el proceso de tener computadores con la configuración y capacidad suficiente que soporte la instalación física del software.

Según las respuestas a los derechos de petición hechos por el concejal del Centro Democrático, se confirmó que el tipo de licencias es instalable; es decir, para poder poner en operación las 5 mil licencias, eran necesario tener 5 mil computadores con la capacidad y configuración específica que pueda rodar el software.

En medio de las respuestas a los varios derechos de petición, la Secretaría termina relacionando que esas 5 mil licencias se encuentran en 120 instituciones, explicando una a una, la cantidad de licencias supuestamente instaladas.

Lo curioso y preocupante es que la misma Secretaría de Educación, informa que únicamnte 972 computadores cumplen con los requisitos técnicos que permite instalar la licencias de la Suite Creative Adobe y estos solo están presentes en 54 instituciones educativas. 

Es así como la contradicción de la Secretaría de Educación la deja en evidencia y genera preguntas sobre qué es realmente lo que ha hecho la entidad con esas licencias. De plano queda expuesta una mentira sobre que las 5 mil licencias compradas están instaladas porque solo hay menos de mil computadores que pueden con el software. Entonces las preguntas del concejal son: «¿Será que compraron 5.000 licencias de manera innecesaria para poner en computadores que no cumplen los requisitos, pues únicamente son 972 en los que pueden instalarse de acuerdo con la información de la propia secretaría? y ¿Por qué dicen y detallan 5.000 computadores en los que supuestamente está instalada la licencia pero que no cumplen las necesidades técnica para su instalación?»

A estas preguntas surgen otras como qué hicieron con las mas de 4 mil licencias que no se instalaron en computadores con los requisitos técnicos?. ¿Se habrán instalado por cumplir en computadores que no pueden trabajarlos?.

Le corresponde a los organismos de control, investigar lo que posiblemente sería un detrimento patrimonial. Es importante recordar, que estos programas se actualizan anualmente con el riesgo de quedarse obsoletos con las nuevas versiones.

Es importante aclarar que las instituciones educativas en Medellín han permanecido cerradas durante el período de encierro por la pandemia y la mayoría todavía no abre sus puertas a los estudiantes, por lo que, además no han sido utilizadas para su propósito.

A todas luces, esta sería otra compra irracional de despilfarro del erario al que ya está acostumbrando la administración Quintero.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS