miércoles, septiembre 22, 2021
InicioRevocatoria(DENUNCIA) Nuevos ataques a voluntarios recolectores de firmas de revocatoria del "Pacto...

(DENUNCIA) Nuevos ataques a voluntarios recolectores de firmas de revocatoria del «Pacto por Medellín»

A niveles alarmantes han llegado los continuos hostigamientos que desde la semana anterior se viene ejerciendo sistemáticamente en contra de los movimientos de Revocatoria y principalmente contra los voluntarios recolectores de firmas del Pacto por Medellín.

Según el más reciente reporte de ese movimiento que pretende revocar al Alcalde Daniel Quintero, han sido múltiples las acciones de intimidaciones y amenazas con armas a quienes desarrollan un trabajo en las calles en busca de recoger en las planillas la manifestación de inconformidad con el Alcalde Daniel Quintero.

IFMNOTICIAS.COM había dado cuenta de las acciones en contra de los voluntarios entre el jueves y el viernes de la semana anterior, pero desde entonces, todos los días, se han registrado acciones en contra de la revocatoria.

El sábado 24 de julio, los voluntarios que hacían presencia en la zona del Estadio, los parque 1 y 2 de Laureles y la carrera 70, buscaban las firmas en horas de la noche, hora de mayor afluencia en estos lugares de restaurantes y bares.

Indican los voluntarios que la primera amenaza recibida fue por parte de integrantes de la barra del nacional en la zona de la 70, quienes expresaron que apoyaban al alcalde ya que por él era que el público volvió a los estadios ordenando que se retiraran y que a cualquiera que vieran con la identificación del movimiento de revocatoria, lo atacarían y le quitarían las planillas para quemarlas.

Denuncian que adicional a esto, los logísticos fueron hostigados acorralados y fueron víctimas de ataques físicos con vasos llenos de agua y botellas que les fueron lanzados.

En la zona de Laureles, la brigada de recolección de firmas que cubría ese sector debió esconderse en la Estación de Policía de Laureles y pedir protección, pues fueron víctimas de una persecución por parte de una camioneta de alta gama.

Por su parte, otra de las brigadas que intervenían la zona fue víctima de amenazas verbales también por parte de una mujer quien desde otra camioneta de alta gama, amenazaba a los voluntarios.

La situación fue de tal magnitud, que debió ser llamado el abogado del movimiento para buscar el acompañamiento policial. El abogado se presento en la Estación de Policía de Laureles y dejó el precedente sobre los incidentes.

El mismo sábado, las brigadas de Belén sufrieron atropellos por parte de algunos integrantes del personal de vigilancia del Centro Comercial Los Molinos, quienes hostigaron a los voluntarios quienes estaban en la parte exterior del centro comercial, obligando a su desplazamiento.

El Domingo 25 de julio los brigadistas volvieron a ubicarse en la parte exterior del Centro Comercial Los Molinos, y nuevamente fueron los efectivos de la vigilancia de la empresa G4S, quienes impedían el ejercicio libre del derecho ciudadano de la recolección de firmas en las zonas aledañas a este centro comercial.

Fue entonces, necesaria la presencia del abogado del Movimiento de revocatoria para registrar y documentar la instigación, mas debieron desplazarse del lugar ante el impedimento del desarrollo de la labor democrática.

El mismo domingo algo similar ocurrió en el Centro Santa Fé del centro de Medellín pero el incidente fue superado, permitiéndose finalmente la recolección tras la intervención de personal del centro comercial.

El pasado lunes 26 de julio, las cosas tomaron un tinte violento con los voluntarios que se encontraban cumpliendo su labor en las zonas públicas de la Estación Avecedo del Metro. Allí, sujetos que se identificaron como parte del grupo armado Los Triana, agredieron a los miembros de la brigada y con armas se les dio dos minutos para «desaparecer de la zona o que les dejaban a uno tirado en el piso». El temor ante las amenazas hizo que los voluntarios debiera salir corriendo del lugar.

Por su parte en la Estación Tricentenario del Metro, se acercaron a los brigadistas personas en moto quienes dijeron que apoyaban al alcalde Daniel Quintero y que no querían verlos mas y les dieron 5 minutos para retirarse, que ese era el tiempo que tardarían en bajar con refuerzos «por si no querían copiar».

En igual sentido, en la Estación Hospital del Metro se acercaron sujetos que se identificaron como integrantes de primera línea. El temor hizo que los voluntarios se quitaran los uniformes para desplazarse hacia la zona de Aranjuez mientras eran seguidos por los hostigadores. Los agresores formaron un cerco en el cementerio San Pedro, razón por la cual los voluntarios debieron desplazarse a la Estación Prado y de allí, tras continuar con las amenazas, debieron trasladarse fuera de la zona hacia la Estación Industriales.

Entre tanto los voluntarios que desarrollaban su labor en la Estación Caribe no pudieron realizar su función luego que fueran intimidados por el personal de seguridad de la Terminal de Transportes del Norte, quienes no permitían que se desarrollara la actividad en las afueras de la terminal.

Ayer martes 27 de Julio en la zona de San Javier, los brigadistas de la Revocatoria sufrieron agresiones físicas y amenazas. Uno de los integrantes voluntarios fue lesionado en su mano, por parte de grupos armados quienes encañonaron al voluntario.

Tras la alarma dada por los ciudadanos de lo que estaba ocurriendo, hizo presencia la policía motorizada, que prestó acompañamiento por 10 minutos y se retiraron, quedando la brigada desprotegida y teniendo que abandonar la zona.

En el Parque de Berrío, nuevamente los voluntarios de la revocatoria fueron amenazados. Esta vez fueron perseguidas la voluntarias que recogían firmas en este parque siendo víctimas de tres hombres afrocolombiano quienes les gritaban “malparidas tanto que se les a dicho y siguen recogiendo esa mierda”. Las voluntarias debieron esconderse en locales comerciales y pedir ayuda para salir de la zona.

En esta misma zona, otras de las brigadas debieron buscar refugio en la Estación de Policía ubicada bajo la estación del metro Parque Berrio. Una supervisora habló con los agentes de la estación solicitando protección y la respuesta fue “nosotros no podemos hacer nada, hablen con los encargados de la revocatoria y que puedan pedir una orden de protección.»

A estos ataques se suman los hostigamientos en redes sociales y las plataformas patrocinadas por las bodegas del Alcalde de Medellín.

Las acciones de hostigamiento, amenazas, intimidaciones serán vienen siendo puestas en conocimiento de las autoridades y se interpondrán las denuncias penales correspondientes, según lo informó el vocero del Movimiento de Revocatoria Andrés Felipe Rodríguez.

Rodríguez señaló como responsable al Alcalde de Medellín, Daniel Quintero y lo instó a realizar un plan de protección para quienes cumplen con la labor democrática de activar el mecanismo de participación ciudadana.

En el mismo sentido, se refirió con extrañeza a la falta de presencia de los organismos de derechos humanos, organismos de control y entidades judiciales y policiales que deberían protegerlos.

Suscríbete gratis a ifm noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS