miércoles, junio 23, 2021
InicioDenuncia(DENUNCIA) Alcaldía cambia de manera dudosa, operadores del programa Buen Comienzo

(DENUNCIA) Alcaldía cambia de manera dudosa, operadores del programa Buen Comienzo

Una vez mas, la Alcaldía de Medellín, genera controversia por el mal manejo y extrañas toma de decisiones que tienden dejar el mensaje de que su prioridad es el manejo interesado de los contratos.

El último episodio tiene que ver con la denuncia que interponen los operadores que, hasta el momento, venían desarrollando el exitoso programa Buen Comienzo y quienes, sin previo aviso, fueron notificados a través de los medios de comunicación, que ya no lo serían mas.

En una carta dirigida a la Directora de la Unidad Administrativa Especial, Vivian Puerta, encargada del programa Buen Comienzo y que a tiende a la población infantil en primera infancia de la ciudad; los hasta ahora operadores manifiestan su sorpresa por la manera como se les ha impuesto un nuevo requisito, del que nunca fueron informados.

Se trata de la exigencia de pertenecer al registro del Banco Nacional de Oferentes de Primera Infancia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar; requisito que nunca se les requirió, aun cuando en el mes de noviembre, sostuvieron los operarios, una reunión de planeación para el 2021 con la funcionara Puerta, en la que bien pudo decirles que era necesario que se registraran en el banco para poder continuar con los contratos.

 

Los operarios recuerdan que de haber sido informados, habrían tenido la oportunidad de llenar ese requisito, pues el banco recibió registros hasta finales de diciembre.

Es por este motivo, que ven sospechoso el silencio de la administración municipal, como esperando que se cerraran las inscripciones, para luego imponer un requisito que obligara a que todos los operadores actuales tuvieran que quedar por fuera de los procesos de contratación.

Algunos voceros de los operarios, dijeron a IFMNOTICIAS, que «ese actuar es oscuro y deja dudas de a quién le están haciendo el favor», refiriéndose a que sospechan que van a contratar a empresas bogotanas como ha sido el proceder de la alcaldía de Daniel Quintero en otras oportunidades.

Los hasta ahora operadores que dejarán de atender a la población infantil de primera infancia, en las zonas más vulnerables de la ciudad, también mostraron su extrañeza al argumentar por parte de la alcaldía que el nuevo requisito se da «para cualificar y promover estándares de calidad en este servicio»

Con ello, señalan en la carta enviada a la funcionaria Vivian Puerta, que «este mensaje da a entender que quienes veníamos por años, atendiendo a los niños y niñas de nuestra ciudad, no estamos cualificados para brindar la atención, y no cumplimos con los estándares de calidad. Nada mas alejado a la realidad». Explican que ese argumento «significaría que no hemos tenido nada que ver con los resultados que a largo de estos años ha venido consolidando el Programa Buen Comienzo y que le han hecho meritorio del reconocimiento internacional del que hoy goza».

En ese sentido, se preguntan sobre ¿cuáles son esos estándares?, ¿por qué no se les informó sobre el nuevo requisito?¿por qué la funcionaria no aprovechó la reunión de noviembre para contarles?.

Los operadores dicen que el requisito de no estar en el Banco del ICBF, es un asunto subsanable e invitaron a la alcaldía a encontrar una salida a esta situación, y para tal fin, han constituido un comité que pueda reunirse con la Unidad Administrativa Especial para dar solución. Igualmente han solicitado una cita que hasta el momento de la publicación de esta nota, no había sido concedida.

El comité buscará, en esa reunión, obtener respuestas a sus interrogantes y así planear propuestas.

Y es que el movimiento de la alcaldía con estos operadores es excluyente. Ya lo había hecho la administración con el tema de la alimentación hospitalaria en la que se manejaron los tiempos y los requisitos a discreción con evidentes irregularidades en la licitación, para declararlo desierto y poder contratar a dedo a una empresa sin experiencia que solo días antes había modificado su registro para ser el único que cumpliera con un nuevo requisito impuesto a última hora.

Ese «modus operndi» ya es conocido entre los empresarios y proveedores de servicios medellinenses, a quienes se ha ido desplazando con manipulaciones de requisitos que los excluye para que, sorpresivamente, lleguen empresas de fuera de Medellín y con poca o ninguna experiencia. Eso preocupa a los operarios que creen que detrás de esto hay manejos oscuros.

Observadores de lo que está sucediendo, advierten de una trama al interior de la alcaldía que busca apropiarse de los dineros que está llegando a los barrios. El primer síntoma, ha sido el énfasis en controlar los Presupuestos Participativos que ha generado conflicto entre el Secretario de Participación, Juan Pablo Ramírez, con los ediles de las comunas por la imposición de proyectos que para algunas comunas no son prioritarios. Los ediles han denunciado la insistencia de meter computadores que bien podrían ser financiados con el presupuesto de la secretaría de Educación y no con el presupuesto comunitario, que debe ser destinado a las obras y proyectos locales. Algunos ediles creen que es para poder cumplir con un contrato amañado que ya tiene la alcaldía.

El otro es el programa Buen Comienzo, de quien los observadores advierten, que lo que buscan en dar a los contratos a amigos del alcalde, empezando por ong´s barriales controladas por grupos delincuenciales, que aseguran, ayudaron a elegir al alcalde y se apoyan en la investitación que está llevando a cabo la Fiscalía General de la Nación. Una de las entidades señaladas de ser una posible beneficiaria es la controvertida Colombia Avanza de los Suárez Mira

Los observadores, ven que este caso de Buen Comienzo, no es aislado y perciben que es lo que se está repitiendo con Metrosalud, en donde despiden personal para convocar a contatar nuevo personal de manera extraña. Igual con lo ocurrido con la alimentación hospitalaria ya mencionado, los contratos de seguridad del conglomerado en la ESU, y otros que tienen la misma ruta.

Creen que las entidades de control deben investigar este proceder sistemático que expulsa a las empresas y proveedores de Medellín y contrata foráneos o amigos del alcalde.

 

Entre los operadores que enviaron la carta y rechazaron el relevo, están entidades con larga trayectoria y reconocimiento.

Buen Comienzo by Ifm Noticias

 

ÚLTIMAS NOTICIAS