jueves, febrero 25, 2021
Inicio Denuncia ‘Yo necesito que me ayude a conseguir los responsables de la muerte...

‘Yo necesito que me ayude a conseguir los responsables de la muerte de mi papá porque el Estado me tiene que dar una plata grande… si yo corono esa plata usted se va a llevar una parte de ella’

Por El Expediente

Iván Cepeda se acostumbró a visitar las cárceles del país desde muy joven en busca de los testigos que le sirvieran para construir su demanda contra el Estado colombiano por la muerte de su padre, Manuel Cepeda Vargas, militante comunista y presidente de la Unión Patriótica.

El entonces senador cayó asesinado el 9 agosto de 1994 en el barrio banderas en Bogotá, hecho por el que hay dos oficiales del Ejército Nacional condenados a 43 años de cárcel y el Estado tuvo que pagar casi mil millones de pesos a su hijo, el hoy senador Cepeda. La CIDH que declaró el homicidio como crimen de Estado y en agosto de 2011 el ministro del Interior Germán Vargas pidió perdón a nombre del Estado y de los oficiales condenados.

Eso era lo que se sabía del caso pero la verdad histórica y judicial podría dar un giro gracias a un testimonio hasta hoy desconocido que publica en exclusiva El Expediente y formará parte de una documentada denuncia que interpondrá el equipo jurídico de Herbín Hoyos. Los cargos son por presunto falso testimonio, fraude procesal y concierto para delinquir.

La confesión es del soldado profesional Elcias Muñoz Vargas quien en el año 2007 le contó a un juez de la República en la ciudad de Neiva que en 1998 Cepeda lo buscó y le ofreció beneficios para que inculpara a los suboficiales Justo Gil Zuñiga Labrador y Hernando Medina Camacho. El proceso se llevó en el Juzgado Tercero Penal del Circuito especializado de Bogotá bajo el radicado No. 5393-3.

El entonces activista de derechos humanos, quien dictaba charlas en las cárceles, necesitaba que algún agente del Estado fuera declarado culpable para proceder con su denuncia contra el Estado ante la CIDH persiguiendo una reparación económica.

Los suboficiales Justo Gil Zuñiga Labrador y Hernando Medina Camacho, acaban de presentar recurso de revisión de la sentencia que dejo en firme su condena, con base en la declaración de reconocimiento de falso de testimonio.

Los denunciantes y el periodista Herbín Hoyos le solicitarán todas las garantías al Fiscal General de la Nación Francisco Barbosa y a la Procuradora Margarita Cabello. La información también será puesta en conocimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH.

EL AUDIO

TRANSCRIPCIÓN DEL AUDIO

Usted relata que le hacen un ofrecimiento de dinero para lograr, menoscabar, la posibilidad de defensa de Camacho. Usted quiere relatarle al juzgado ese pequeño acto en el que usted se entrevista con el Dr. Iván Cepeda

-Sí! con referente a esto, yo quiero ser claro y de pronto, quiero también en este espacio…

Y la verdad en este hecho, es que, en alguna oportunidad, estando yo recluido en la cárcel modelo de Bogotá, conocí un tipo de… esos que aquí en la modelo, me sacaron a la Fiscalía Regional en varias ocasiones, en una ocasión de esas el fiscal que nunca pude ver porque me hablaba por medio de estos micrófonos… Y me manifestó que yo estaba corriendo peligro en esa cárcel, que, si yo no tenía conocimiento de ello, ¡Yo le dije que no!
pero que sí él tenía conocimiento de eso me ordena una seguridad.

Ellos me ordenaron una seguridad y me trasladaron a un sitio que le llaman de máxima seguridad donde se encontraban algunos comandantes del ELN, de las FARC, algunos integrantes del cartel de Medellín. Allí conocí a un señor de nombre Alfredo, Alfredo… no recuerdo el apellido comandante de la Farc de alto rango y el señor Felipe Torres…

Fue ahí, como yo llegué a ese sitio… porque ellos conocían ya la situación mía y nos ingresaban al pabellón… ellos tenían conocimiento de todas las personas que iban a llegar hasta ahí y eso era manejado por ellos, entonces a raíz de eso, por el medio que yo sentía de que no me recibieran ahí y me devolvieran al patio donde estaba y de pronto me fuera a pasar algo, nos fuimos relacionando con referente al proceso. Entonces ellos , ellos me refiero al Sr. Alfredo y al Sr. Felipe Torres y a un abogado que había de ellos ahí recluido, me indujeron mucho a que, a que yo me afirmara en lo que había dicho y que siguiera afirmando en todo eso, porque yo le comente al Sr. Felipe Torres eso prácticamente me lo habían encontrado a mí, entonces él ´´afírmese eso porque vamos a traer una ONG de no sé dónde y le van a tomar una declaración y usted tiene que decir que es así y que haga lo que usted dijo ya eso esta, y afírmese en eso´´. Y así fue, me brindaban comida, me brindaban beneficios… Y ahí fui trasladado a la cárcel de Neiva, ahí conocí a un señor que era médico, pero… él presta los servicios como enfermero en la cárcel y yo tenía muchos problemas con la tensión porque he venido padeciendo de un problema de la presión de la sangre… y de pronto un poco del corazón, me estaba haciendo el chequeo y el recuerdo que estaba conmigo cuando tuvo conocimiento del proceso en el cual yo me encuentro y llegamos a la conclusión y el tipo dijo ´´ ¡Eh, hermano! Usted conoce muchos militares, voy a traerle a un amigo que…´´

Es una situación bastante delicada yo no le puse mucho pecho a la cosa, como a los 3 meses llegó un sábado el hijo del senador Cepeda, Iván Cepeda al pabellón donde yo me encontraba, yo no lo conocía. De pronto ingreso un sábado y un señor barbado ahí y otros muchachos y un abogado entonces vino hablar conmigo y se puso a hacerme preguntas
referentes al proceso, ´´Yo necesito que usted me colabore con esto, yo necesito que usted me ayude a conseguir los responsables de la muerte de mi papá porque el Estado me tiene que dar una plata grande… si yo corono esa plata usted se va a llevar una parte de ella´´ pero como yo no conocía bien la situación. A los pocos días, bueno él se fue y… que volvía, a los cinco días vino una fiscal de Bogotá y un fiscal de Bogotá a la cárcel de Neiva que sí esto no estoy diciendo mentiras, debe estar registrado en las entradas del personal que ingresa a una cárcel, vino una señora fiscal que se llama o se llamaba no sé si vive o no. Socorro, ¡creo! Ella trabajó en el CTI de aquí de Neiva y fue cuando yo me enteré del accidente que había tenido el señor Zuñiga con una pistola que se le había disparado a la… y se le había muerto una hija de él. Entonces esto sirvió para yo relacionara el problema… y yo relacione el problema Medina y Zuñiga para que ellos fueran enjuiciados por esta cuestión. Yo le dije a Cepeda que era Medina y Zuñiga sin saber, sin tener conocimiento, entonces Cepeda dijo afírmese a eso y trajo la gente de
Bogotá. Y yo di la declaración, yo se la hice y esa declaración valió para la captura de ellos, les pusieron a la Picaleña en medio de la… pero ¿quién? ´´ ¡No! le vamos a dar unos beneficios, una tercera parte, una sexta parte´´ y nunca se dio el resto, le pedí que me llevaran a la audiencia y no me llevaron, cuando me dicen que los señores están condenados a 42 años

– Usted recuerda ¿Qué dijo? – la verdad doctor, yo no puedo decirle a usted sí me acuerdo
de todo… de lo que dije en ese momento no lo recuerdo mucho … – ¿Qué recuerda? Usted
iba con frecuencia al batallón..

Vía El Expediente.
Enlace original https://elexpediente.co/yo-necesito-que-me-ayude-a-conseguir-los-responsables-de-la-muerte-de-mi-papa-porque-el-estado-me-tiene-que-dar-una-plata-grande-si-yo-corono-esa-plata-usted-se-va-a-llevar-una-parte-de-ell/

ÚLTIMAS NOTICIAS