sábado, julio 31, 2021
InicioMundoTrump detiene conteo de votos y denuncia fraude en las elecciones presidenciales...

Trump detiene conteo de votos y denuncia fraude en las elecciones presidenciales en Estados Unidos

El candidato republicano y actual presidente de los Estados Unidos, declaró anoche en una alocución desde la Casa Blanca, que el litigio por las elecciones puede terminar en la Corte Suprema de EE.UU. Donald Trump ha vuelto a afirmar este jueves que un recuento de votos «legales» mostraría que es él quien está ganando las elecciones presidenciales en EE.UU.

«Si se cuentan los votos legales, yo gano fácilmente», dijo el candidato republicano. «Si se cuentan los votos ilegales, pueden intentar robarnos las elecciones», agregó.

Trump señaló que el proceso de recuento de votos «fue muy injusto» y volvió a criticar la votación por correo, calificándola de «sistema corrupto». Se sabe que los demócratas eran mucho más propensos que los republicanos a enviar las papeletas por correo en lugar de votar presencialmente el día de las elecciones.

«Realmente esto ha destruido nuestro sistema. Quieren saber cuántos votos necesitan y luego parece que son capaces de encontrarlos. Esperan y esperan y luego los encuentran y eso se ve la noche de las elecciones», señaló Trump.

Según el candidato, se trata de una «interferencia histórica en las elecciones de los grandes medios de comunicación, el gran dinero y la gran tecnología».

«Es asombroso lo unilaterales que son esas papeletas por correo», subrayó Trump, declarando que el litigio por las elecciones puede terminar en la Corte Suprema de EE.UU. «Creemos que va a haber muchos litigios porque tenemos mucha evidencia, muchas pruebas, y tal vez esto termine en el tribunal más alto del país», aseveró.

El actual presidente habló durante un total de 17 minutos y decidió no responder a las preguntas de los periodistas una vez terminadas sus declaraciones, mientras que en un hecho sin precedentes, las tres principales cadenas de televisión de los Estados Unidos, decidieron interrumpir las declaraciones del presidente norteamericano, por considerar que está diciendo «mentiras», haciendo el papel de jueces y rayando con la censura. Esta actitud de los medios de comunicación, abrió un nuevo debate entre los norteamericanos.

La campaña de Trump ya presentó demandas para detener el recuento de votos en Pensilvania, Míchigan y Georgia. También solicita un recuento de papeletas en Wisconsin. Desde la campaña, ven con extrañeza que en la mayoría de los Estados de la Unión Americana en donde todavía falta terminar de contar votos, el porcentaje de conteo ya supera el 90% y sin embargo no se da por ganador a Trump, mientras que en California, con solo el 63% de los votos, se declaró ganador a  Biden.

Previamente esta jornada, su rival demócrata Joe Biden ha vuelto a expresar su confianza en que cuando el conteo de papeletas electorales finalice se declarará ganador de estas elecciones. «No tenemos ninguna duda de que, cuando el conteo finalice, la senadora [Kamala] Harris y yo seremos declarados ganadores», aseguró el candidato.

Según las últimas proyecciones de AP, de los 270 votos electorales que se necesitan para ganar la Presidencia de EE.UU., Biden ya alcanzó 264, mientras que Trump se mantiene con 214.

No obstante, los resultados finales aún pueden cambiar, ya que todavía se desconoce el ganador en los estados de Nevada (6 votos electorales), Georgia (16), Carolina del Norte (15), Pensilvania (20) y Alaska (3).

Uno de los elementos que tiene desconcertado al proceso, es la abrumadora cantidad de votos por correo que se triplicó entre los que se registraron en las elecciones anteriores con respecto a estas. Para Trump, esta es una deformación del sistema electoral y que viene siendo manipulado al antojo, además de señalar que todavía están llegando votos después de las elecciones y por esta razón es que hace énfasis en el conteo de lo que denomina, los Votos Legales.

Las últimas cuatro elecciones de presidente a los Estados Unidos, ha estado rodeada de polémica en un sistema electoral complejo que dista mucho de la «democracia perfecta» con la que se reconoce a este país. En este sentido, las de los últimos 12 años, no han sido pocas y es muy posible que este proceso termine en los estrados judiciales. En las elecciones pasadas el debate fue sobre la influencia de gobiernos extranjeros en los comicios.

En la alocución de anoche, se vio un Donald Trump decaído y desilusionado, en una actitud que llamó la atención de los ciudadanos que ya se encuentran en las calles en algunos estados, reclamando, de lado y lado, que se proceda con un resultado. Algunos analistas, creen que hoy se deberá conocer el nuevo presidente por encima de las denuncias judiciales, mientras que otros, consideran que ya están detenidos los conteos.

La verdad es que los medios de comunicación, lejos de aclarar el panorama han sido parte de la desinformación general que se vive. Primero, con las encuestas tendenciosas que resultaron ser erradas y señaladas como las grandes perdedoras y segundo, los medios de comunicación se han parcializado de tal manera que sus versiones con tan contradictorias que la gente tiene realidades diferentes según el canal de televisión o periódico que lea al punto de llegar a la censura.

Algo similar está ocurriendo en las redes socieles. Nunca en la historia de los Estados Unidos, un presidente había sido censurado tanto en medios como en redes sociales. Twitter por ejemplo, amparado en proteger de las Fake News, censura todo contenido que no sea a favor de Biden y que ponga en duda las acusaciones de fraude, inclusive, hasta los tuits de la cuenta oficial de Donal Trump, han sido bloqueados.

La incertidumbre frente al nuevo presidente de los Estados Unidos es total, mientras en las mismas redes y cadenas por Whastapp y Telegram así como portales alternativos, circulan videos y fotografías que evidenciarían el fraude; pero no hay quien certifique la veracidad de los mismos, convirtiéndose en parte del panorama de desinformación.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS