jueves, abril 22, 2021

Reforma Tributaria para dummies

Por: Carlos Echavarría

Cuando se habla de una reforma tributaria, inmediatamente viene a la mente la frase, nuevos impuestos. En Colombia, en los últimos años, ningún presidente ha empleado éste recurso para disminuir las cargas impositivas a los colombianos, ni tampoco las reformas han sido encaminadas para la creación de herramientas que permitiera ser más competitivo y atraer a la inversión extranjera que se requiere para el desarrollo económico y social; y mucho menos una reforma fiscal que disminuya el tamaño del Estado.

Se presenta el siguiente ejemplo, con el fin de comprender la magnitud de la reforma tributaria que se discute por éstos días.

Para desarrollar al país y sacarlo del gravísimo problema fiscal que atraviesa, se necesita un vehículo rápido y poderoso para transitar por las vías nacionales; pero el presupuesto solo alcanza para comprar un carro pequeño. Digamos que se compró el auto más querido por los colombianos, un Renault 4.

A este “guerrero” el presidente le pone unos obstáculos, los cuales son:

El tamaño del Estado sigue intacto, incluso continúa en expansión con los planes de beneficios que promete a diestra y siniestra. Así que al R4, lo vamos a poner a arrastrar un contenedor de 40 pies.

La nueva reforma tributaria, atenta contra la inversión extranjera, la razón es que se gravara fuertemente a los capitales. Así que al carrito le quitamos una rueda, debido a que no vendrá nuevas inversiones a Colombia.

La nueva reforma tributaria, propone aumentar la tributación de las personas con mayores recursos, Lo que implica, que los nuevos emprendimientos serán detenidos de raíz, ya que los posibles inversores, no contarán con el capital para destinar a esas actividades; así que otra llanta para afuera.

La nueva reforma tributaria, propone ponerle IVA a productos incluidos dentro de la canasta básica familiar, lo que significa que se encarecerá el precio de los alimentos, llevando a muchas familias a pasar hambre y a una disminución en las ventas de productos del campo, afectando a los campesinos y toda la cadena de valor que lleva los productos desde las fincas hasta las mesas de los colombianos.  Ya nos quedamos sin tres ruedas.

La nueva reforma tributaria, propone aumentar el número de personas que deben presentar declaración de renta. Obligando a todas las personas que devenguen más de 1.8 millones de pesos al mes, cumplir con el requisito; llevando a muchos de ellos a que destinar parte de sus exiguos ingresos en pagar a un contador que les cumpla con la obligación. Así que rodaremos en los rines.

Con todo eso, el gobierno le pide “al amigo fiel” que transite por la vía, Mariquita – Alto de Letras. Esto es necesario, gracias al estado actual de la economía y lo primero que se debe hacer, es salir del hueco en el que se encuentra.

¿Creen que tenga buen destino el viaje?

ÚLTIMAS NOTICIAS