fbpx
lunes, febrero 6, 2023
InicioColombiaEscándalo tras la muerte de Darío Gómez

Escándalo tras la muerte de Darío Gómez

¿Darío Gómez fue el compositor de nadie es eterno en el mundo ?

Después de escuchar esta melodía y en esta voz se generó de inmediato la duda, «Nadie es eterno en el mundo» ¿si fue compuesta por Darío Gómez?

«Nadie es eterno en el mundo» es una de las canciones más populares por estos días tras la muerte del rey del despacho, quien siempre aseguró que la había compuesto, pues está se escuchó por primera vez en la voz de Darío Gómez en 1989 y su éxito fue inmediato.

El  propio Darío Gómez había pedido con anterioridad que cuando él falleciera sus fanáticos se lo cantaran el día de su sepelio. En su última morada.

Tras la muerte del rey del despecho surgieron unas versiones que han inundado las redes sociales y han generado gran confusión entre los admiradores del artista.

 Nadie es Eterno en el Mundo o Nadie es Eterno tiene autoría plagiada, aunque no llegó a denuncia ni pleito. Varias personas han dicho que su verdadero autor fue Tito Cortés (Luis Alberto Cortés Bonnet, quien nació en Tumaco en 1929 y murió el  18 julio 1998 en Cali).

La canción, con el mismo título y letra, figura en un disco larga duración (long play) de Tito Cortés de finales de los años 50, casi treinta años antes de que Darío Gómez empezara a componer y cantar en 1985.

El disco, la carátula y canciones fueron verificados por amigos, entre ellos Arturo Espinosa López de 81 años de edad y  quien hace unos cinco años visitó en Cali la taberna Evocación, de su amigo Dago Jesús Dagoberto Hernández Toro, de 86 años, con más de 30 años en la calle 5ª 19-02, especializada en tangos y música vieja, icónica, desaparecida por las restricciones a la vida nocturna durante la pandemia de peste china o covid; allí departió con el propietario mientras tomaban cerveza.

En su momento  Arturo pidió varios discos, entre ellos Alma Tumaqueña, de Tito Cortés, que Dago buscó en los estantes repletos de discos de acetato y vinilo, en tanto le decía que ese disco casi nadie lo pedía, pero lo tenía, lo encontró, puso el disco mientras Arturo curioseaba la carátula de finales de los años 50, y entre la lista de discos halló uno titulado Nadie es Eterno, por lo que le dijo al cantinero que tenía el mismo título la famosa canción de Darío Gómez, quien le respondió que era la misma canción, pero el verdadero autor era Tito Cortés.

Este hombre verificó con asombro que se trata de la misma canción, pero con autoría e interpretación de Tito Cortés, no de Darío Gómez, quien con cinismo hasta se inventó la historia espuria de su composición.

De otro lado de la historia Darío Gómez contó la historia en su momento de cómo nació la canción y fue en una oportunidad  cuando se encontraba tomándose unos aguardientes en compañía de un gran amigo Luis Alberto Gallego ya fallecido y se desplazaron para conocer el antiguo cementerio en San Jerónimo, lugar en el que se construyeron unas 60 viviendas para familias pobres y de después de ver restos, bóvedas expresó: « nada es eterno en el mundo » y su amigo le manifestó: así vas hacer una canción seguro.

Surge la pregunta ¿Por qué Tito Cortés no reclamó – demandó? según versiones, Darío Gómez le ofreció una plata, y este aceptó porque sus últimos veinte años los vivió en la pobreza.

ÚLTIMAS NOTICIAS