lunes, marzo 8, 2021
Inicio Denuncia (DENUNCIA) Isvimed intenta desviar dineros de Viviendas de Interés y deja a...

(DENUNCIA) Isvimed intenta desviar dineros de Viviendas de Interés y deja a 3 mil personas sin techo. Amenazan con toma

El viacrucis de más de 3 mil personas que componen las 448 familias que invirtieron en su sueño de tener vivienda propia, está siendo frustrado por los malos manejos que el ISVIMED y la alcaldía de Medellín en cabeza del alcalde Daniel Quintero, han hecho en los últimos meses. Según los denunciantes, más de 4 mil millones de pesos han intentado ser desviados y por lo mismo no han permitido que se concluyan las obras que los tienen pagando arriendo y las cuotas bancarias de lo que pensaron, era la inversión se su vida.

Se trata del proyecto habitacional CIUDAD DEL ESTE Etapas C-G, Ubicado en el barrio Buenos Aires al centro-oriente de Medellín. La situación es de tal magnitud que  las cerca de 3.000 personas, representadas en 448 familias decidieron tomarse los edificios y ejercer posesión en donde están sus recursos. En otras palabras, decidieron pasarse a vivir al conjunto residencial aunque este no esté terminado.

El sufrimiento comenzó en 2014 y ha tenido múltiples tropiezos, siendo los más graves, los que se han protagonizado en la nueva administración. Según lo denuncian los afectados, el tema viene desde el año 201, año desde el que se encuentran esperando que el ISVIMED cumpla sus compromisos con la comunidad del proyecto CIUDAD DEL ESTE y enfrentándose a la indiferencia de dos periodos administrativos de la Alcaldía de Medellín y de los incompetentes gerentes del ISVIMED. Los afectados denuncian con mayor molestia al actual gerente Jorge Iván Torres.

En un comienzo fueron 840 familias que hoy han sido reducidas a 448 propietarios actuales, pendientes y ya desconocidos del resto de beneficiarios iniciales y quienes nos encontramos relegados por la incompetencia del ISVIMED. Cuentan los afectados que todo nace cuando el Ministerio de Vivienda convocó hace 6 años por intermedio de Fidubogota, a constructores y entidades públicas y/o público-privadas para presentar propuestas para la venta y construcción de viviendas VIP programa denominado VIPA 86.000 viviendas a nivel nacional.

Recuerdan que de los proyectos que se iniciaron en 2015 y 2016, solamente Ciudad del Este es el único que hoy no se ha terminado, y explican que esto es por culpa del ISVIMED. Detallan que esa entidad, previo a presentarse a la convocatoria VIPA, por medio de la resolución 151 de 18 de febrero de 2015 el instituto de vivienda y hábitat de Medellín, a través de la dirección general; ordenó la apertura del proceso de invitación publica cuyo objeto consistió en “seleccionar un constructor para la conformación de una unión temporal para la formulación, postulación y construcción «De un (1) proyecto de vivienda de interés prioritario para ahorradores en un inmueble de propiedad del ISVIMED”.

Para este propósito, se recibió la propuesta de la llamada UNIÓN TEMPORAL MEDELLÍN, la cual a su vez fue conformada por tres empresarios del sector la construcción con gran experiencia en el ramo y además con capacidad financiera, entre ellos, el hermano del expresidente César Gaviria, Juan Carlos Gaviria Trujillo, quien junto con Camilo González Tellez y Germán González, crearon la Unión temporal a fin de convertirse en los constructores del proyecto habitacional de Vivienda de Interés Prioritario.

(Desplace el mouse para ver el documento)

Conjuntamente con el INSTITUTO DE VIVIENDA DE MEDELLIN- ISVIMED y la UNIÓN TEMPORAL MEDELLÍN constituyeron la denominada UNIÓN TEMPORAL CIUDAD DEL ESTE, cuyo objeto fue presentar en forma conjunta propuesta dentro de la convocatoria No.034 abierta por la fiduciaria Bogotá s.a. en calidad de vocera y administradora del fideicomiso programa de vivienda de interés prioritario VIPA y en la cual se presentó LA UNIÓN TEMPORAL Ciudad del Este, para la construcción de 840 viviendas de interés social para el programa VIPA del ministerio de vivienda, 86.000 viviendas destinadas a atender las necesidades de vivienda propia familias de los  estratos 1 y 2  de todo el país, en este caso de la ciudad de Medellín, donde el ISVIMED se compromete a aportar un lote con todos los permisos y licencias y los dineros requeridos para construir las vías de acceso a la urbanización (un puente y una vía), así mismo los recursos para que la fiduciaria contratara una empresa para que realizara la interventoría y la supervisión técnica del proyecto.

Dicha interventoría, relatan los denunciantes, inicio 6 meses tarde cuando el proyecto ya había iniciado su construcción. También la UNIÓN TEMPORAL  MEDELLÍN se una constructora independiente y como se refleja en la documentación del proceso administrativo hoy socios del ISVIMED para la postulación y desarrollo de un proyecto inmobiliario en el cual hoy la carga cumplida por los constructores se encuentra al día, lo que no se puede interpretar igualmente de parte del ISVIMED desde un inicio del proyecto se detectaron errores en los diseños que fueron necesarios proyectarlos nuevamente desde cero, por no corresponder con la realidad y obtenidas por fuera de las normas del P.O.T. de Medellín.

Frente a esto, los socios constructores no podían esperar las demoras del ISVIMED para iniciar las obras, pues existía un compromiso con el Ministerio de Vivienda, por esta razón, ellos (la constructora) contrataron la supervisión técnica con un tercero como lo ordena la ley para suplir la incapacidad del ISVIMED, colocando a la unión temporal y a Ciudad del Este, en incapacidad para cumplir con el programa VIPA. Por esta razón los socios hoy se encuentran con el derecho de reclamar al ISVIMED se les reconozcan dichos costos.

Luego y finalizando el año 2018 el ISVIMED por fin asumió sus compromisos y aportó al fideicomiso los dineros para construir el puente, inicio en el año 2019 y se suspende finalizado el mismo año, la administración anterior contrató los diseños de la vía, pero nuevamente y por increíble que parezca, no eran acordes a los lineamientos regulares; y finalizando el año 2019 quedó en el Fideicomiso la plata para construir la vía y el presupuesto acordado con la interventoría, solamente faltaba programar un comité fiduciario para darle inicio a la vía, así quedaron las cosas al 31 de diciembre de 2019.

Ya con todo listo por fin y prácticamente desempantanado el proceso, le correspondía a esta administración dar los pasos para finalizar la construcción y entregarla a las familias. Esta administración que inicia el primero de enero de 2020, encontró todo listo para continuar, y aun así la nueva administración aun viendo el depósito de los cuatro mil millones en un fideicomiso listo para iniciar la vía y escriturar en agosto de 2020, no quiso «entender» la figura contractual y los compromisos adquiridos desde el año 2014, presentado cada semana hasta hoy, una condición diferente y un centenar de disculpas de las cuales los constructores tienen las pruebas suficientes de sus incumplimiento.

Es así como durante este año, se han tejido un sinnúmero de irregularidades con conocimiento del nuevo gerente del ISVIMED Jorge Iván Torres, según dicen los denunciantes.

En consecuencia, los afectados por fin creían las obligaciones que adquirió el ISVIMED al fin iban a ser entendidas, pero tardaron más de 6 meses para que, por fin, lograran leer de corrido y comprender que no se podían llevar los dineros de la vía, porque eso era lo que pretendían desde el ISVIMED, dejar sin fondos un compromiso adquirido y que la vía la tenía que construir la UNIÓN TEMPORAL MEDELLÍN, porque así se pactó en la U.T. Ciudad del Este.

Luego los afectados vivieron un nuevo percance cuando el ISVIMED quiso irregularmente, modificar el contrato a su amaño. Dicen los denunciantes que pretendían que la fiduciaria redactara un *otrosí* al contrato fiduciario, con propuesta que incluso, estaba por fuera de la ley.

A hoy 11 de de noviembre de 2020 y 10 meses después del inicio de este fracasado proyecto y de que la administración de Daniel Quintero, no logre darle continuidad al proyecto y pese a que la Unión Temporal Medellín dice y comprueba que ha corrido y ha cumplido con todos los requerimientos que el ISVIMED ha hecho arbitrariamente, no les definen nada.

Denuncian que además el ISVIMED ha faltando a varios comités fiduciarios que han sido programados por ellos mismos. Cuentan que en último comité fiduciario que fue programado para el pasado viernes 6 de noviembre, el gerente NO ASISTIÓ pero sí apareció en las redes sociales dándose pantalla hablando del compromiso de esa institución con los Medellinenses, pero no da la cara ni asiste a las reuniones y solo delega a una abogada sin poder alguno de decisión y sin ninguna atribución para interlocutar con la fiduciaria.

Los afectados, califican al  ISVIMED como «unos informales, ilegales e irrespetuosos. Por esas actuaciones, es que atribuyen la responsabilidad a la entidad adscrita a la alcaldía de Medellín y en concreto, explican que «El FONDO NACIONAL DEL AHORRO ha suspendido en los últimos dos años los desembolsos a los constructores por culpa del ISVIMED, y en lo cual es de nuestro entero conocimiento los sobrecostos causados por más de cinco mil millones de pesos m/l ($5.000.000.000)».

Por otro lado las familias vienen pagando arriendo durante los últimos 5 años sin esperanza de recibir las viviendas, para completar el proyecto está desfasado en costos, es lógico después de cuatro años; el FONDO NACIONAL DEL AHORRO se ha negado a ampliar el crédito constructor teniendo garantizado por más del doble de lo que se les pudiera deber, y señalan que si eso ese con el banco perteneciente al Estado, que se podrá esperar de la banca privada.

Así las cosas, los denunciantes afirman que «El FONDO NACIONAL DEL AHORRO se une al ISVIMED para ayudar a siniestrar el proyecto, solicitando imposibles a los constructores, pero sobre todo el inicio de la vía y la garantía de la adjudicación de unos subsidios complementarios que se comprometió el ISVIMED con la comunidad, que hoy creemos son otra mentira más, estas condiciones no dependen de los constructores, dependen del ISVIMED. Tampoco podemos dejar atrás a la fiduciaria Fidubogota que no ha oficiado jamás al ISVIMED solicitando cumpla sus compromisos con el proyecto, como es su obligación adquirida en el contrato fiduciario que ellos mismos redactaron, creemos que no se quieren enfrentar al ISVIMED porque estos tienen con Fidubogota varios fideicomisos o se están tapando con la misma cobija. ES INCREIBLE QUE LA GRAN MEDELLIN HOY SEA LA CAUSANTE PARA QUE 840 FAMILIAS DE MEDELLIN, NO TENGAN VIVIENDA.»

Señalan los afectados que El ISVIMED está distraído tratando de montar proyectos que creen son imposibles iniciar en esta administración. Aseguran que con ganas, diligencia y «sin robar» pueden inaugurar 840 viviendas en Ciudad del Este en esta administración. La anterior administración no construyó ni una sola vivienda, y se preguntan: «¿para qué sirve el ISVIMED, para arrumar recomendados?.»

El ISVIMED, según los denunciantes, ha solicitado a la fiduciaria la devolución del lote de la segunda etapa, es decir, 392 viviendas que estuvieron vendidas y adjudicadas y que, nuevamente por culpa del ISVIMED, no se pudieron construir durante la vigencia del programa VIPA, todo esto con evidencias física y tangibles, además está comprometida su venta y construcción con la UNIÓN TEMPORAL MEDELLÍN.

Hoy los afectados dependen del programa «MI CASA YA», que supuestamente garantiza los subsidios, y esperan contar con el Ministerio de Vivienda pero la situación es incierta para el futuro. Hoy para los afectados, la prioridad son las viviendas por las cuales han pagado y a las cuales tienen derecho;  además se las han prometido durante todo este tiempo.

A los afectados les consta que para los constructores también es prioridad entregarlas pues cada mes que avanza se incrementan sus intereses a pagar por las deudas adquiridas y en el pago de gastos fijos, y si esto pasa a siniestrarse esta empresa «quebraría», si se «quiebra» esto generará seguramente una demanda contra el ISVIMED, y nuevamente nuestras casas se verán afectadas ya que hoy ya se surtió la primera fase previa a una demanda, como es un acuerdo directo, al cual acudió la UNIÓN TEMPORAL MEDELLÍN de acuerdo a lo pactado en el contrato fiduciario y por veinte mil millones de pesos/l (20.000.000.000) debidamente sustentadas y la cual el ISVIMED lo rechazó.

Es mas, la Unión Temporal ya tiene demandas de varios de los proveedores. Empresas paisas que entregaron materias primas y material de construcción que no ha sido pagado y que ya les tiene en curso varias demandas de cobro coactivo y procesos ejecutivos.

Los afectados se preguntan «¿quién paga las embarradas del ISVIMED?, ¿las familias y el municipio de Medellín?»; y es por eso hoy hacemos un llamado público a que los apoyen, que se les tenga en cuenta que llevan muchos años pagando arriendo y créditos mientras continúa la esperanza de, algún día, obtener una casa propia, en momentos en que ya los ahorros se encuentran invertidos en el proyecto y las familias ya no pueden más.

Los afectados dicen «que si existe la vergüenza, el señor alcalde, el consejo municipal y demás entidades pertinentes deben acabar con el INSVIMED, ya que son el desprestigio y lo que nunca ningún dirigente  querrá tener como imagen y representación, ya que hacen quedar muy mal parada la entidad, a la administración actual y al municipio» y le piden al Gerente y la Junta Directiva la renuncia, al mimo tiempo, solicitarán, a través de los mecanismos de participación ciudadana, a la Procuraduría, a la Fiscalía y demás instituciones, facultadas para que tomen acciones contundentes.

Finalmente, estas 448 familias que son compuestas por cerca de 3000 personas, anunciaron que se tomarán en los próximos días sus apartamentos, sobre los que dicen, tienen derecho, pues los han pagado, pese que por la incompetencia del ISVIMED, no se han podido terminar.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS