fbpx
miércoles, septiembre 28, 2022
InicioOpiniónÁlvaro Ramírez González¿Como estaría hoy Colombia con Rodolfo de presidente?

¿Como estaría hoy Colombia con Rodolfo de presidente?

Por Álvaro Ramírez González

La noche que Petro proclamó su triunfo, no hubo un solo vidrio roto en todo el país. El discurso de Petro convenció y tranquilizó a muchos y disparó el escepticismo de muchos otros.

Pero sin duda no fue desafiante, ni agresivo y, al contrario, convocó a la otra media Colombia que no lo acompañó y sí puntualizó que quiere gobernar con y para esas dos colombias.

Es prematuro hacer cualquier pronóstico sobre los resultados de la gestión de Petro y ellos dependen de muchas personas que lo van a rodear y del manejo de muchas variables macroeconómicas. El país está en un mar de incertidumbre, pero tranquilo. La subida de la cotización del dólar se ve temporal y no hay razón económica válida para que sea definitiva.

La caída de las acciones de Ecopetrol es normal con el anuncio de Petro sobre la suspensión del proceso exploratorio de hidrocarburos. La caída de las demás acciones es a mi juicio también temporal. No hay tampoco razón económica real para que sea definitiva.

Pero miremos las cosas desde el otro ángulo. ¿Cómo estaría hoy Colombia, si hubiera ganado Rodolfo Hernández? En primer lugar, el Pacto Histórico no hubiera aceptado los resultados con una diferencia de 700.000 votos. Petro había preparado el ambiente para ello y con mayor razón frente a un registrador tan cuestionado. La consecuencia obvia era que hoy el país estaría incendiado. La fuerza pública, sin duda, estaba preparada como nunca para contener esta oleada de violencia y terrorismo. Pero el ambiente no iba a cambiar y está revuelta se volvería el pan de cada día para los colombianos.

El hipotéticamente elegido presidente Rodolfo Hernández estaría arrinconado y muy solo, tratando de entender la nueva situación y de calcular qué país le iba a entregar Iván Duque en 40 días. Solo, porque él lo escogió así. La clase política toda no estaría apoyando al nuevo presidente Rodolfo, porque él, por decisión propia, les advirtió que los quería lo más lejos posible.

Sigamos. La parte más dura de esta hipotética situación es que la soledad de Rodolfo frente a esta poderosa oleada de oposición y violencia le iba a volver inmanejable el país. Con mayor razón los partidos políticos tradicionales que él despreció, no se iban a poner a defender al gobierno del ingeniero, porque no iban a participar. Esta hipotética situación vale mucho la pena imaginarla y transitar por ella, porque la gobernabilidad de Rodolfo Hernández sería casi ninguna. ¿Cómo gobernar un país incendiado y en crisis en la absoluta soledad? ¿Cuánto podría durar en el poder un gobernante solitario que de un lado recibe ataques sin pausa y del otro una indiferencia total? ¿Un presidente sin respaldo político?

Quise compartir esta reflexión con ustedes porque llevo muchas horas viendo, oyendo y leyendo a politólogos, a líderes de opinión y a empresarios, y concluyo que esto que nos pasó a lo mejor fue lo mejor que nos pudo haber pasado. Rodolfo Hernández no hubiera sido capaz en esas condiciones de terminar su mandato. ¡Imposible!

Gustavo Petro, después de convocar a las dos colombias, puede, si se rodea bien y no decide desbaratar el aparato productivo nacional, hacer un gobierno social y transformador.

Petro puede hoy gobernar a Colombia. Rodolfo Hernández no hubiera podido hacerlo. ¡Vamos precisando conceptos!

alragonz@yahoo.es

ÚLTIMAS NOTICIAS