fbpx
sábado, diciembre 3, 2022

5 y 6

Por Bernardo Alejandro Guerra Hoyos

Para facilitar la “compra pública estratégica”, se han realizado reformas a los manuales internos que amplían el rango de contratos que no exigen concurso abierto.

Con cierta nostalgia muchos recordamos cuando nuestros mayores llenaban los formularios de apuestas del 5 y 6 referidos a las carreras de caballos que se realizaban en el desparecido hipódromo San Fernando, ubicado donde hoy funciona la Central Mayorista.

La semana que hoy termina revivió estos números mágicos por cuenta del alcalde de Medellín quien realizó, el 8 y 9 de noviembre, la Feria de la Transparencia en los salones 5 y 6 de Plaza Mayor.

En una de las piezas publicitarias del evento se lee “Feria de la transparencia compra pública estratégica”.

El cinismo de Daniel Quintero y su séquito no tiene límites, cuando es de público conocimiento la cantidad de anomalías cometidas en lo referente a la contratación.

En la alcaldía de Medellín se presenta una práctica que conduce a la corrupción más nefasta, se entregaron cargos a grupos y personas con intereses particulares y politiqueros y sobre todo con la mirada puesta en la contratación multimillonaria.

Para facilitar lo que el alcalde denomina “compra pública estratégica” se han realizado reformas a los manuales internos que amplían el rango de contratos que no exigen concurso abierto, sino que se hacen a dedo o por invitación particular. De igual manera se han ajustado los perfiles de los cargos para poder ubicar a familiares y amigos.

De ahí es explicable que el total de la contratación en el municipio de Medellín, sin incluir los entes descentralizados, a 31 de agosto de 2022, abarque 4.525 contratos por valor cercano a 6 billones y medio de pesos, de los cuales el 88 % son contratos directos y, de estos, el 64 % corresponden a convenios interadministrativos.

La lista de irregularidades en la contratación es muy larga, por razones de espacio solo enumeraré algunas: la grave afectación al programa Buen Comienzo por malas prácticas en la contratación, los dudosos contratos de los familiares de varios funcionarios de su gabinete, oscuros manejos en la licitación de atención de adultos mayores, dudosa contratación en Metrosalud como la realizada con la empresa Estrategias Digitales S.A.S, el contrato por 12.466 millones de pesos otorgado a la Corporación Ser Colombia para prestar el servicio de alimentación en el Hospital General, los 20 mil millones de pesos que pagó con el pretexto de montar Ucis en la Clínica Saludcoop, El convenio firmado con la entidad denominada Fundación Star Cop Humanity, con sede en la ciudad de Bogotá para la atención de un programa con prostitutas. La lista es interminable.

Daniel Quintero determinó que Plaza Mayor fuera la sede del evento, donde es gerente, Víctor Hugo Zapata, pupilo de Gabriel Jaime Rico a quien se le denunciaron múltiples irregularidades en la contratación durante su gerencia 2012- 2014, entre ellas el mantenimiento de zonas verdes, parqueaderos y proveedores.

Post Scriptum: El 30 de noviembre tiene que recibir el nuevo contratista a Hidroituango. ¿Cómo va a ser el empalme entre el nuevo contratista y el actual?

¿El nuevo contratista ya tiene las pólizas requeridas de cumplimiento necesarias para la ejecución del contrato?.

CEROCORRUPCION@BERNARDOGUERRAHOYOS.COM

ÚLTIMAS NOTICIAS