domingo, noviembre 28, 2021
InicioOpiniónColumnista InvitadoSEMANA: Se terminó el negocio socio!

SEMANA: Se terminó el negocio socio!

Por : Álvaro Ramírez Gonzàlez

La crisis de la Revista Semana no para.

Este es el tweet de la periodista Cecilia Orozco :

“ La Semana que conocimos terminó. Deja una respetable trayectoria.
El retiro como socio de Felipe López, y la salida del último grupo de periodistas reputados, los libera.
Y los libra de presenciar la vergüenza y la deshonrá en que cayó, en otras manos ese medio. QEPD.

No tiene sentido polemizar con Cecilia Orozco pero debo afirmar que Semana, ayer el medio más leído y un grupo editorial multimillonario, se hundió en el abandono de sus decenas de miles de suscriptores y en la catástrofe económica justamente por lo contrario a lo que afirma la periodista.
Semana se jodio por su “ irrespetable trayectoria “.

Las noticias son fraccionadas pero informan de la salida como socio de Felipe López, su fundador y ex propietario, de Antonio Caballero, de Maria Jimena Duzan, sus columnistas, de Alejandro Santos Rubino su director y de Vladdo, su caricaturista estrella.

Se fue la columna vertebral de la revista.
Y se fue por que el socio Gilinsky apretó las tuercas, decidido a no perder más dinero y a cambiar del todo el rumbo de Semana.

Ese fenómeno lo definían en mi facultad de Administración EAFIT, y en su materia de Política de Empresas como “ tocar el cielo y devolverse para el infierno”

Felipe López compró la licencia y el nombre de Semana, una revista que no vendía un solo ejemplar y en pocos ańos la transformó en el medio escrito más exitoso del país.

Yo fui suscriptor y Semana- adicto.
Era una verdadera delicia sentarse a leer una revista tan linda, tan colorida, con un papel tan fino y un contenido tan ágil y actual.

Fue tan exitoso este fenómeno, que en muy pocos ańos llegaron Dinero y 12 publicaciones más que convirtieron a Semana en el más potente e influyente grupo editorial y a Alfonso López su dueńo, en uno de los hombres más interesantes y poderosos del país.

Y llegó el diablo.
Juan Manuel Santos, decidió cómo su estrategia destinar una gruesa suma del presupuesto nacional a comprar los medios de comunicación más influyentes, a comprar conciencias.

Y Lopez cayó en la trampa.
Nombró como director de Semana a Alejandro Santos Rubino, sobrino de Juanpa y la revista se puso a la orden del Gobierno Santos y a recibir vía publicidad gruesas sumas de dinero para pagar su fidelidad.

Felipe López vendió la independencia ideológica de Semana por unas monedas.

Pero nunca imagino que esa brutal persecución al expresidente Uribe, esa deformada imagen que vendía del país y esa nueva línea editorial, la iban a llevar a la ruina.
Y la llevaron.

El retiro de más de 100.000 suscriptores y la caída de los medios impresos ante los digitales acabaron con Semana y llevaron a la quiebra a ese poderoso grupo editorial.

Gilinsky ingresó Colli socio capitalista y salvador hace algunos meses, pero la enfermedad ya era incurable.

Semana sigue arrojando pérdidas y eso apuró la salida del socio Felipe López y de toda su cuadrilla.

No tengo hoy duda que la quiebra de Semana se debe al irrespeto a la verdad y a sus lectores que la abandonamos sin dudarlo un segundo.

Entonces, cuál fue el negocio socio?

No hubiera sido mejor negocio para Semana, conservar su independencia y su exitosa línea editorial?

No hubiera sido mejor para el grupo editorial Semana y para su dueńo Felipe López seguir por el camino de independencia y agilidad que los llevó a la cima?

No fue un error fatal haberle vendido el alma a Santos por unas monedas?

Los resultados están a la vista.
Felipe López, llevó a Semana hasta el cielo pero la regresó al infierno.

Increíble pero cierto!

[email protected]

Artículo anteriorBiden, Buenismo y geoestratega
Artículo siguienteMe sigue doliendo Bogotá

Suscríbete gratis a ifm noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS