fbpx
domingo, junio 26, 2022
InicioMedellínSe le cayó "la vuelta" a María Camila Villamizar

Se le cayó «la vuelta» a María Camila Villamizar

En las cuenta de Instagram que tiene la Alcaldía de Medellín se comenzó a promocionar un concurso donde se pretendía regalar 50 pases dobles para un concierto que se celebrará este viernes 27 de mayo en la ciudad.

Dentro de los requisitos, además de seguir la cuenta de la Alcaldía y contestar algunas preguntas sobre el Plan de Desarrollo «Medellín Futuro» también debían seguir la cuenta personal en la red social de la secretaria de Gobierno, María Camila Villamizar, quien, además, es la principal escudera de Daniel Quintero al interior de la administración municipal.

Sin embargo, este concurso fue denunciado por internautas, donde, además, etiquetaron al Alcalde (e) Juan Camilo Restrepo Gómez, con el fin de que se enterara de este tipo de prácticas que al parecer se vienen desarrollando sin la autorización del burgomaestre. Restrepo Gómez contestó la publicación afirmando que condenaba este tipo de actuaciones.

Esto demostraría que los secretarios de Daniel Quintero en realidad no están trabajando por la ciudad sino al servicio del suspendido alcalde, y organizan eventos sin la autorización de su jefe actual. Por otro lado, se suponía que el concurso se cierra hoy pero, con esa afirmación de Juan Camilo Restrepo se cayó la iniciativa, al punto que el post fue retirado de la red social de la Alcaldía de Medellín.

Los recursos para sacar adelante este concurso salieron del presupuesto estatal, el que debe ser utilizado para publicaciones que apoyen el desarrollo de las iniciativas gubernamentales.

Este tipo de concursos en línea buscan llevar más seguidores a las cuentas para poder hacer llegar información posterior sobre productos o servicios que se ofrecen, así que no es del todo clara la razón por la cual María Camila Villamizar pretende reunir más seguidores.

Tampoco se han respetado las normas vigentes que obligan a que se haga un registro de la iniciativa en Coljuegos y se paguen unos derechos para el desarrollo de los concursos, normatividad que está vigente para todo aquel que desarrolle estas prácticas a través de las redes sociales. «El desconocimiento de las normas no exime de la responsabilidad» recuerda la entidad. El agravante es que la entidad que sacó adelante la iniciativa es nada más y nada menos que una entidad estatal.

ÚLTIMAS NOTICIAS