martes, diciembre 7, 2021
InicioOpiniónColumnista InvitadoLa respuesta de Julio Enrique González Villa al columnista de El Colombiano...

La respuesta de Julio Enrique González Villa al columnista de El Colombiano Raúl Tamayo Gaviria

Medellín, enero 10 del 2021

Doctor
Raúl Tamayo Gaviria
En sus medios.

Apreciado pariente y dilecto amigo.

Escribe Marcelino Menéndez Pelayo en su Historia de España que el Rey visigodo, Recaredo, renunció a las herejía de Arrio para consolidar una España única: “Recaredo tuvo valor para sacrificar, si sacrificio fue, y no bautismo y regeneración, la suya; y él, monarca godo, cabeza de un imperio militar, vástago de Alarico, el que vertió sobre Roma la copa de las iras del Señor, vino a doblar la frente, para levantarla con inmensa gloria, ante aquellos obispos, nietos de los vencidos por las hordas visigodas, esclavos suyos, pero grandes por la luz del entendimiento y por el brío incontrastable de la fe. Apenas estuvieron unidos godos y españoles por el culto, comenzó rápidamente la fusión, y paso tras paso olvidaron los primeros su habla teutónica, para adoptar las dulces y sonoras modulaciones del habla latina; y tras Recaredo vino Recesvinto para abolir la ley de razas que prohibía los matrimonios mixtos, y hubo reyes bárbaros casados con romanas y reyes bárbaros que escribieron en la lengua de Virigilio.”

La tarea de un buen gobernante, del Alcalde de Medellín, es unir la ciudad, no acabar con un modelo exitoso, con la manera antioqueña de hacer las cosas: trabajando todos por Antioquia.

Se le olvida al ilustre periodista y pariente, Dr. Raul Tamayo Gaviria en su artículo en El Colombiano del sábado 9 de enero, que Colombia cambió con la Constitución de 1991 que derogó de un plumazo la Constitución de 1886. En 1886 se estableció la democracia representativa: ciudadano, vote y váyase para su casa hasta dentro de cuatro años; su Alcalde hará lo que le plazca. En 1991 se estableció la democracia participativa: ciudadano, vote y manténgase allí, no permita que sólo el gobernante actúe, hágalo usted también, y si es del caso, cámbielo.

La Constitución estableció al ciudadano el derecho de revocar a su Alcalde si existe insatisfacción ciudadana, tal como lo tiene expresamente establecido las leyes estatutarias 134 de 1994 y 1757 del 2015, amén de las sentencias de la Corte Constitucional T 66 del 2015 (caso Petro) y T 77 del 2018 (caso Peñalosa).

La irresponsabilidad de Quintero Calle al salir a demandar al perro y al gato, como una segadora, sin el análisis suficiente de tamaña decisión; análisis y estudio que se debió dar con toda la profundidad al interior de la junta directiva de EPM, no tiene límites. El mero hecho de manifestar que todos: diseñadores, constructores, interventores, aseguradores, son responsables, está afirmando que EPM es la responsable ante terceros (Aguas arriba y aguas abajo del proyecto, ANLA, autoridades ambientales) y obviamente ante la sociedad Hidroituango que es la dueña y quien contrató a EPM. Remito a mi pariente y admirado Raul a que lea a su pariente Dr. Javier Tamayo Jaramillo, exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, el más importante doctrinante que existe en Colombia sobre responsabilidad civil, quien hizo un importante documento donde explica este estropicio jurídico. En ese estudio se advierte el peligro que, con esa demanda, los aseguradores no paguen y pidan el reembolso de lo pagado toda vez que la misma está basada en la culpa grave de la misma EPM por contratar a quienes obraron con culpa grave.

Quintero Calle está obrando con una agenda oculta escrita en Bogotá por Petro y el Partido Liberal (Gaviria, Vargas Lleras, Julian Bedoya, Ivan Darío Agudelo) y por otros restos de ese partido en Medellín como Luis Pérez Gutiérrez, y su hermano Miguel Quintero. Y no está obrando como obró el buen Rey Recaredo que cedió para que existiera unidad. Está obrando Quintero Calle para hacer una toma hostil de Medellín. Prueba de ello es el ejército de abogados que vinieron de Bogotá para demandar con escopeta de regadera a Raimundo y a todo el mundo, violando todo concepto del Gobierno corporativo que ha dado ejemplo para hacer de Medellín y Antioquia un ejemplo en latinoamerica.

Por ello, seguiremos impulsando la Revocatoria de Quintero Calle, ¡Porque Medellín sí nos pertenece!

Ñapa: Apreciado Dr. Raúl, existe una denuncia penal seria contra los Quintero Calle en la Fiscalía General de la Nación. Esa denuncia es seria. Abramos los ojos.

JULIO ENRIQUE GONZALEZ VILLA

Columna de Raúl Tamayo que motivó la respuesta:

Revocar y elegir

Por: Raúl E, Tamayo Gaviria

Dos amigos en una cafetería tomándose un café. Dice uno:
–Ramiro, cámbiame este por efectivo.
–¡Pero Gustavo, si el banco tuyo está al frente y está abierto!
–Si hombre, pero ahora fui y no me lo quisieron cambiar.

Andan en Medellín algunos amigos con el cuento de buscar la revocatoria de la elección del alcalde Daniel Quintero Calle, entre ellos, el ilustre profesor de Derecho, doctor Julio Enrique González Villa, Coordinador de la Tertulia Conservadora del Sheraton.

Estos amigos, en lugar de estar preparando un candidato de su partido, el Centro Democrático, para el próximo período, están buscando tumbar a un alcalde que apenas lleva un año y le faltan tres. Sacó las mayorías hace más de un año y ahora tiene esas mayorías, más los muchos electores que no votaron por él, pero que ahora viendo lo que ha hecho por Medellín, como enderezar el proyecto de Hidroituango, que según hemos visto en la prensa, como el reportaje de Alejandro Mercado, en El Tiempo, en el que el gerente de EPM nos cuenta que en el 2022 Hidroituango empezará a generar energía para Colombia. Ya llegaron dos de las megaturbinas generadoras a la presa y que los contratistas e interventores firmaron la prolongación de sus contratos y que todo está marchando, inclusive las negociaciones de un acuerdo para terminar el proyecto.

Nos cuentan también que Alfinia, la empresa de EPM que asumió las funciones de Electricaribe en los Departamentos de la Costa produjo algo así como seiscientos mil millones de pesos en el año 2020.

Las Compañías de Seguros que cubren los riesgos de Hidroituango, están pagando normalmente sus compromisos y que las mayorías de los sindicatos de EPM, respaldan a las directivas y al alcalde.

El presidente Duque y el Ministro paisa de Minas, Antonio Mesa, nos están respaldando al alcalde Quintero, prueba de ello su apoyo al Metro de la Ochenta y su presencia en las negociaciones de Hidroituango.

También vimos esta semana el artículo del exmagistrado de la Corte Electoral Guillermo Mejía Mejía, “El Proceloso Mar de la Revocatoria”, en el que nos cuenta que el proceso de revocar una elección tiene muchas complicaciones y que le tendrá que explicar tanto a la comunidad que va a votar la revocatoria, como a los defensores del alcalde elegido legítimamente, por 303.420 votos, en plaza pública, las razones por las cuales se le revoca su mandato, y que estaban en su programa de gobierno y no se hayan cumplido.

No va a ser fácil, convencer a la gente de votar en contra primero y elegir a favor después.
ÑAPA. El gobernador Gaviria, trabajó tanto en su detención domiciliaria, que tuvo que sacar vacaciones de fin de año, a pesar de la pandemia que tiene al país semiparalizado.

Ojalá esté preparando algo en sus vacaciones para sorprendernos, sobre cómo defender los puertos de Urabá, o la recuperación para Antioquia de los corregimientos de Bajirá, en Mutatá, más los dos que el Chocó le arrebató a Turbo, Distrito Portuario

Suscríbete gratis a ifm noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS