miércoles, abril 21, 2021
InicioOpiniónMaría Cristina Isaza Mejía(EXCLUSIVO) Entrevista al precandidato presidencial Rafael Nieto Loaiza (Segunda Parte)

(EXCLUSIVO) Entrevista al precandidato presidencial Rafael Nieto Loaiza (Segunda Parte)

Esta es la segunda parte de la entrevista que concedió el abogado y político Rafael Nieto Loaiza, ex Viceministro del Interior y de Justicia, entre 2003 y 2004 y pre- candidato presidencial en 2018; a nuestra colaboradora Maria Cristina Isaza Mejía.

En esta segunda parte hablaron sobre la OCDE, su admiración por Álvaro Gómez Hurtado. También sobre Irán, China, Venezuela, deuda externa y socialismo en Latam, entre otros.

  1. MARIA CRISTINA ISAZA: ¿Le parece acertado que Colombia pertenezca a la OCDE?

RAFAEL NIETO LOAIZA: Sí, somos, sin duda de los países que menos condiciones tienen para cumplir los estándares, pero por lo mismo la OCDE marca unos hitos  hacia dónde tenemos que movernos en muchas materias y creo que ello nos obliga a mejorar.

  • MCI: Respecto a esto, tengo otra pregunta: Muchos de los países que pertenecen a la OCDE, son socialdemócratas con Estados de bienestar grande y mucho más ricos que Colombia. Por ejemplo, tenemos un Suecia con un PIB per cápita de más de ochenta mil dólares y un Colombia con un PIB per cápita de sólo seis mil quinientos dólares. ¿A usted no le parece que pertenecer a ese club tan elitista de la OCDE nos dificulta las cosas porque nos pone las reglas y el mismo nivel de los países ricos y Colombia siendo una economía tan incipiente?

RNL: La OCDE tiene países que tienen gobiernos de derecha o de centro derecha y otros que tienen gobiernos de centro izquierda y son todas democracias y por tanto, susceptibles de cambiar la línea política de sus gobiernos. Si hoy hay, cosa que no he estudiado ni me atrevo a afirmarla, pero si fuera cierto que hay una mayoría de países de la OCDE con gobiernos de centro izquierda por decirlo de alguna manera, tal cosa puede ser distinta a la vuelta de unos años. En todo caso, la OCDE no obliga a ninguno de sus estados a establecer políticas propias de gobiernos socialdemócratas ni nada similar, de manera que Colombia puede participar en la OCDE sin estar obligado por lo que cada de los estados que la integran hacen a su interior. Esas políticas individuales de los Estados no son una política común de la OCDE.

  • MCI: ¿Cuál político Colombiano admira además de Álvaro Uribe Vélez?

RNL: No hay que irse muy atrás para encontrar uno, Álvaro Gómez Hurtado, quien refiriéndose no a los partidos políticos colombianos sino a su filosofía se identificaba a sí mismo como el “último liberal”. Lo cierto es que se equivocaba. Yo creo que todavía hay muchos liberales en el sentido al que él se referia, entre los cuales me incluyo yo.

  • MCI: ¿De cuál país cree que Colombia debe tomar ejemplo de desarrollo y por qué?

RNL: Yo no soy de aquellos que creen que uno tiene solamente una fuente de conocimiento y aprendizaje o un solo modelo. Creo que lo inteligente y además, lo prudente, es aprender lo bueno donde esté, con independencia del país y con independencia de la coyuntura temporal. En consecuencia, no tengo un país modelo. Creo que, repito, lo que corresponde y es mejor, es buscar los mejores ejemplos, no importa donde estén y cuando se han ejecutado.

  • MCI: ¿Cree que Irán y China son una amenaza real para Latam? ¿Por qué?

RNL: Creo que la política de Irán pudiera llegar a ser una amenaza para América Latina, lo fue ciertamente con el ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina AMIA en su momento, pero han pasado muchos años desde entonces. La pregunta de si hoy hay un apoyo desde Irán a grupos radicales islámicos en América Latina es una a la que yo no le tengo respuesta cierta. Pero si se pudiese establecer que tal ayuda existe, no tengo la menor duda de que constituiría un peligro para nuestras naciones. Tendríamos que estar atentos para verificar si tal ayuda está teniendo lugar para combatirla.

En el caso de China la respuesta es distinta y creo que hay que mirar en cada caso concreto de cual política en particular estamos hablando. En general en América Latina la política china no es ideológica. Es una política económica dirigida fundamentalmente a buscar dos cosas: El acceso a materias primas que China necesita para su consumo, por un lado, y la creación de nuevos mercados para las compañías y los productos chinos en América Latina, por el otro. Frente a ambos objetivos chinos creo que hay ventajas y desventajas que pueden ser o no aprovechadas por nuestras sociedades. No tengo duda de que el acceso al mercado chino es importante para nuestros países. No dudo tampoco de que conservar y ampliar el mercado ya existente para nuestras materias primas en China es importante para nuestros países. De lo que tenemos que cuidarnos es del acceso a nuestros mercados de productos o servicios chinos que vulneran las reglas del libre comercio internacional.

  • MCI: ¿Cuál es la salida ideal para Venezuela?

RNL: El mejor camino para Venezuela es el retorno a una democracia verdadera, una democracia republicana. El régimen autoritario en Venezuela no solamente vulnera libertades y derechos civiles y políticos, sino que además ha venido acompañado por unas políticas socialistas en materia de economía que solamente han traído como resultado más pobreza y más miseria. Hoy los niveles de miseria en Venezuela son similares a los de Haití, que siempre había llevado la triste bandera de ser el país más pobre del continente. Que tal cosa ocurra además no en una isla del caribe aislada y relativamente pobre como Haití, sino en un país del continente con las reservas petroleras probadas más importantes del mundo en el caso del petróleo y la más grande en el continente en materia de oro, solamente demuestra la tragedia de ese modelo económico. Dicho esto, lo que le tiene que interesar, sobre todo a Colombia es parar esa debacle económica y esa persecución política a los opositores, que son las dos fuentes fundamentales de los migrantes venezolanos en Colombia. Aquí hay venezolanos que han huido por la represión política y venezolanos que han huido del hambre y la miseria. ¿Cómo se puede parar tal cosa Con un retorno a una democracia republicana y a un modelo de economía de mercado. En ese objetivo es que tiene que trabajar, en mi opinión, la diplomacia colombiana. En el mientras tanto, impedir que Venezuela de refugio y apoyo logístico a las mafias y grupos armados violentos colombianos en su territorio.

  • MCI: Colombia cerró 2020 con una deuda pública superior al 61% del PIB. ¿Cómo gestionar esta deuda y el pago de sus intereses?

RNL: El aumento de la deuda externa es un serio problema para nuestro país. El Gobierno ha conseguido disminuir el impacto de ese aumento con una política de reprogramación del pago de la deuda, lo que le ha dado más tiempo para cubrir los pagos. Sin embargo, más temprano o más tarde las deudas tienen que pagarse. Cuando hacemos la reprogramación aliviamos la situación actual, pero trasladamos el problema hacia el futuro. Repito, al final la deuda tiene que pagarse y Colombia ha sido el único país de América Latina que ha cumplido siempre con el pago de sus obligaciones financieras internacionales. Yo confío en que no sigamos la senda de otros países que han entrado en moratoria.

Por otro lado, sobre la deuda externa hay que preguntarse: ¿Para qué se contrae? Lo triste es que, además, ese aumento con ocasión de la pandemia de la deuda externa no ha sido para las inversiones productivas, de las que se presume que a largo plazo generan una mejora en las actividades económicas, en el producto interno bruto que permiten, a partir de esa mejora, pagarse. Cuando la deuda se va a eso, a inversiones productivas, el resultado de ellas es precisamente que haya el flujo nuevo necesario para amortizar y pagar esa deuda. El problema es que la deuda contraída ha sido básicamente para atender la emergencia. Y con esto solo quiero resaltar que no es una deuda de carácter productivo, en el sentido de que estoy hablando, sino que es una deuda para la emergencia, es una deuda para atender las necesidades de los más vulnerables y del sistema de salud pública. Eso supone que de alguna manera, más adelante vamos a tener que pagarla solo con nuestros impuestos. Y eso no deja de sembrar muchas preguntas e interrogantes.

  • MCI: ¿Cuáles cree que han sido las causas por las que han ganado adeptos los políticos socialistas en Latam? Hoy podemos ver a Argentina con un gobierno socialista y a los jóvenes en Chile  protestando contra el gobierno de Piñera y pidiendo cambiar un modelo económico que redujo la pobreza extrema del 34.5% en 1990 a 2.5% en 2015, sin olvidar Colombia, donde en las pasadas elecciones un candidato de extrema izquierda sacó 8 millones de votos.

RNL: Lo primero que hay que resaltar, y creo que no debe olvidarse, es que hoy hay menos gobiernos de izquierda en América Latina que lo que habían hace unos años, cuando muchos cayeron bajo la influencia del socialismo del siglo XXI y la exportación del modelo chavista. Claro, esas eran las épocas en las cuales en Venezuela se tenía el dinero suficiente para financiar estas expediciones internacionales. Repito, sin embargo, que hoy hay menos gobiernos de izquierda que los que había entonces.

También creo que el hecho de que siga habiendo éxito en algunos de los países de propuestas de izquierda tiene que ver básicamente tres factores: Uno: en muchos de nuestros Estados el problema de corrupción sigue siendo una plaga gigantesca que ofende a muchos ciudadanos. Esos ciudadanos le imputan la responsabilidad por lo que ocurre al establecimiento y al gobierno de turno y terminan votando por la izquierda, creyendo que con ese cambio habrá menos corrupción. Ciertamente es un voto equivocado y objeto del engaño: lo que está probado es que los gobiernos de izquierda son todavía más corruptos. Pero, dicho esto, no es menos verdad que en la medida en que no seamos efectivos en la lucha contra la corrupción, muchos sectores sociales se verán tentados a votar por la izquierda, creyendo que con ello consiguen un cambio. Hacer de la lucha contra la corrupción nuestra bandera y, además hacerla efectivamente es vital para el futuro de nuestras democracias. Dos: También es cierto que, a pesar de que ha habido progresos y en ocasiones progresos muy importantes en la lucha contra la miseria y la pobreza de nuestros países, los niveles de miseria y pobreza siguen siendo excesivamente altos. Es decir, el modelo todavía tiene enormes dificultades en incluir sectores importantes de la sociedad y esos sectores se ven atraídos por los pajaritos en el aire que le pintan los dirigentes populistas de izquierda. Con frecuencia terminan convenciéndoles y haciéndose elegir. Una mayor capacidad para generar riqueza y empresas, para impulsar emprendimientos, para disminuir la informalidad, para crear empleo que es de todas, la mejor de las políticas sociales, es fundamental para que tengamos mejores resultados en la lucha contra la pobreza, contra la miseria y para cerrarle los espacios a los discursos populistas de izquierda en nuestro continente.

Tres: Por último, la izquierda ha sido muy hábil en la subversión de los parámetros culturales de nuestras sociedades y dentro de lo que viene consiguiendo está la creencia de importantes sectores sociales de que es al Estado a quien le corresponde la resolución de todos los problemas y necesidades de esos ciudadanos, la idea de que es el Estado quien mejor puede proveer soluciones para esas necesidades. Como resultado, hay sectores que terminan votando por aquellos candidatos populistas de izquierda que ofrecen un mayor tamaño del Estado, unos aumentos sustantivos de las redes de protección social, políticas intervencionistas, etcétera, etcétera, etcétera, todas dirigidas a que sea el Estado quien provea la solución de necesidades. La historia ha demostrado el fracaso rotundo del socialismo a mediano y a largo plazo. Sólo conlleva más pobreza, más miseria. El peligro está en que en el mientras tanto, y para efectos de las campañas políticas y las eleciones, el discurso socialista, el populismo de izquierda, termina siendo atractivo para algunos sectores poblacionales.

María Cristina Isaza
@cristinaisaza6

ÚLTIMAS NOTICIAS