fbpx
miércoles, octubre 5, 2022
InicioColombiaEl pretexto engañoso de Petro para trasladar a la Policía: desmilitarizar la...

El pretexto engañoso de Petro para trasladar a la Policía: desmilitarizar la institución. Eso es falso, asegura Rafael Nieto Loaiza

Todo parece indicar que el traslado de la Policía a un ministerio distinto al de Defensa, es uno de los inamovibles de Gustavo Petro. Frente a la situación, IFMNOTICIAS.COM confirmó que hay tres exdirectores de la institución, respaldando la iniciativa gubernamental.

Aunque dos de esos nombres, los de Oscar Naranjo y Rosso José Serrano no fueron novedosos para Rafael Nieto Loaiza, el nombre de Luis Ernesto Gilibert sí le sorprendió. Sin embargo, aseguró que «la mayoría de los oficiales, suboficiales, agentes y patrulleros de la policía retirados no apoyan la iniciativa».

No obstante, Nieto Loaiza desmontó la justificación de Petro, para sacar a la Policía del Ministerio de Defensa: «lo que alega la izquierda y lo que dice Petro es que la nuestra es una policía militarizada y eso no corresponde con la verdad. Hay policías militarizadas muy buenas y profesionales, por ejemplo, la Guardia Civil española o la gendarmería francesa o los carabinieri italianos. Esas son todas las policías militarizadas y muy buenas pero la nuestra no es una policía militarizada es una policía civil que está dentro del Ministerio de Defensa por razones históricas y por razones operativas».

Explicó que la Policía Nacional nació en 1888 como una gendarmería bajo el control del Ministerio de Gobierno, no del Ministerio de Guerra, lo que demuestra su naturaleza civil: «la policía que nació en Colombia nació como gendarmería, es decir, como policía militar y dependía del Ministerio de Gobierno. Lamentablemente durante los años 40, los ministros civiles de gobierno politizaron a la Policía Nacional y algunos policías participaron en masacres y se involucraron en la violencia partidista bajo las órdenes de esos ministros civiles de gobierno».

Asimismo, recordó que, durante El Bogotazo, la guarnición de Bogotá se sumó a la revuelta y, en consecuencia, se decretó la disolución de la Policía, que fue refundada en el año 50. Tres años después, Nieto Loaiza indicó que Rojas Pinilla sacó la Policía del Ministerio de Gobierno y la incorporó al Ministerio de Guerra y «después de la caída de rojas Pinilla la policía vuelve a buscar su naturaleza civil y en 1960, ya en pleno Frente Nacional, la Policía es separada completamente del Comando General de las Fuerzas Militares».

«No obstante, se quedó en el Ministerio de Defensa por dos razones: los presidentes del Frente Nacional consideraron que era mejor dejarla en el Ministerio de Defensa y evitar su eventual politización y porque se entendió que resultaba mejor la coordinación de la tarea entre Fuerzas Militares y Policía bajo la supervisión del ministro de Defensa».

Así las cosas, sostuvo Nieto Loaiza, «la Policía Nacional tiene carácter civil y así lo dice claramente la Constitución: es un cuerpo armado de naturaleza civil. De manera que me parece que la justificación de sostener que la Policía es militarizada va en contravía de la realidad. No obstante, las consecuencias de sacar a la policía del Ministerio de Defensa son muy malas porque a diferencia de otros países, en Colombia la Policía tiene que enfrentar grupos armados organizados como las guerrillas o como los otros directamente vinculados con el narcotráfico, de manera que no tienen solamente la tarea de procurar que no se cometan delitos y preservar los derechos y libertades ciudadanos sino que además tienen que enfrentarse a grupos armados ilegales en medio de un conflicto armado. Si usted saca la Policía del Ministerio de Defensa la coordinación será mucho más complicada, van a aumentar los costos y se va a restar efectividad en la lucha contra los grupos delincuenciales y contra el narcotráfico.

Nieto Loaiza puntualizó: «sacar a la policía del Ministerio de Defensa solo va a beneficiar a los bandidos y paradójicamente va a perjudicar la seguridad ciudadana y la paz».

ÚLTIMAS NOTICIAS