martes, octubre 19, 2021
InicioDestacado(DESTACADO) El lenguaje de odio con el que quieren construir paz en...

(DESTACADO) El lenguaje de odio con el que quieren construir paz en la alcaldía pasa por la orden de «arrasar» con el uribismo

Una nueva estrategia de comunicación que se basa en la contradicción del mensaje y la acción, es la nueva apuesta de la Alcaldía de Medellín para buscar «arrasar» con el uribismo, el centro democrático y los críticos a la administración, así no sea de esa colectividad.

En vallas, redes sociales y hasta en Telemedellín, la orden es «proteger al alcalde y acabar con la oposición» así sea que para ello, haya que considerarlos a todos no en sus diferencias, sino empaquetarlos en el «uribismo».

La estrategia se comenzó a ver cuando en las vallas de la ciudad, la alcaldía comenzó a hablar de No Violencia basándose en las frases de Ghandi y San Francisco de Assis y a formular una aparente estrategia para comunicar la paz.

Esta estrategia, es la misma que sugirió en su momento la firma del hijo de Juan Manuel Santos y que para este mes de septiembre, tenía planteado un gran foro con personalidades del mundo para acuñar dentro de ese discurso, la paz. En el paquete de la estrategia, las cosas están claras entre la retórica y la acción.

Puede Interesar:

Ante las denuncias y la imposibilidad de avanzar en la agenda propuesta por Martín Santos, la estrategia sufrió cambios y se avanzó en el tema de las vallas publicitarias que apelen a un sentido de hacer creer que en la alcaldía todo es «paz».

Eligieron las vallas y entre ellas las que se perdieron por utilizar colores que no permitían la lectura, debiendo gastar dinero público nuevamente en otra con colores más fuertes.

En el mismo sentido, iniciaron una campaña con las frases de Ghandi en redes sociales desde la Secretaría de la No Violencia que dirige el primo de la Gestora Social Diana Osorio, Juan Carlos Upegui. Los mensajes son realmente impactantes. Quien los lee no puede evitar intentar sacar lo mejor de sí mismo, pero cuando continua en las redes leyendo los mensajes de los secretarios y funcionarios de la alcaldía, todo se va al suelo

Y es que por encima de los dinero dilapidados de las vallas y de los lindos mensajes de las redes, está la mentira. Hacer creer que trabajan por la paz, cuando en la acción, el lenguaje bélico está cargado de insultos, improperios, deseos de «arrasar» con todos los «pelagatos».

El ejemplo del alcalde no solo caló entre sus mas fieles seguidores, sino que se convirtió en una orden, como la dada el primer día por parte del nuevo Gerente de Telemedellín, Daninson Mendoza, el vallecaucano que no conoce la ciudad, pero que el primer día en medio de una acalorada discusión de empalme, termina increpando al director de noticias Hernán Muñoz, para decirle que «de ahora en adelante, nada de uribismo ni Centro Democrático en la información».

Según los testigos, Muñoz se hizo respetar y le respondió al nuevo gerente en su primer día de gerencia, que en Telemedellín se hace periodismo no política. Esta reacción, hace prever una difícil relación entre el comunicador, que ha demostrado en su trayectoria profesional, la independencia y el profesionalismo, que fue irrespetado por el recién llegado y falta de formas, gerente Mendoza.

La orden de cero tolerancia con el uribismo fue puntual. Cuentan algunos de los asistentes a esa reunión, que la nota fueron las malas formas y que no se predicó precisamente la «paz» ni la «No violencia» que tanto promulgan en la alcaldía.

Mendoza, tuvo ese día varios choques con diferentes empleados y contratistas del Canal. Cuentan que el tema tuvo que ver con un rumor que desde la secretaría de comunicaciones le contaron de que en días pasados, había salido una noticia sobre silleteros que, criticaban al alcalde. Mendoza con tono imponente, dijo a los asistentes: «Que todo el mundo lo tenga claro, este es el canal del alcalde y hay que defenderlo. Cero uribismo, cero centro democrático», afirma los asistentes que fueron sus palabras.

Pero ese tono, parece que fue la manara del valluno para sintonizarse con una administración violenta y agresiva. A solo horas de este pronunciamiento con pelea en TeleMedellín, el cuestionado Secretario de Inclusión Social, trinaba en su cuenta sobre lo que más disfrutaba de trabajar con el alcalde Quintero en términos para nada pacíficos y por el contrario muy violentos: «arrasar con el uribismo»

Pero el lenguaje de guerra y de incitar al odio y a la desaparición del «uribismo» dista mucho de esas frases de San Francisco de Assis y de Ghandi con las que ahora quieren ser reconocidos publicitariamente.

Inclusive, el periodista de La FM Santiago Ángel, calificó de «barbaridad» lo que dice el secretario de Inclusión Social, quien alineado con la orden del alcalde y su ejemplo de violencia en el lenguaje, busca violentamente «arrasar» los uribistas.

Entre cielo y las montañas antioqueñas no hay nada oculto y menos en los históricos de las redes sociales, en donde se puede encontrar la constante de ataque en las que los funcionarios de la alcaldía, en gabilla como banda de sicarios digitales, disparan con el fin de «arrasar» a sus críticos.

Mensajes cargados de odio que parecen al tiempo, una especie de orden cerrada para sus seguidores para que ataquen y actúen en contra de quienes no están de acuerdo con la manera como se maneja la alcaldía de Medellín.

Lo curioso es que el propio Secretario de la No Violencia, Juan Carlos Upegui, es quien enciende desde las redes, el odio extremo en contra de los ciudadadanos, en total contradicción a los mensajes de unidad que profesa en las vallas y en las campañas de publicidad. Upegui es uno de los mas violentos en sus mensajes, pues separa a los ciudadanos entre a los que hay que querer y a los que hay que odiar y acabar.

Desde la administración, han demostrado una y otra vez, sus funcionarios y la familia Quintero Osorio, que tienen como norte el comportamiento de Pablo Escobar, a quien permanentemente traen a colación en sus escritos como rindiendo homenaje a su memoria, mientras que los paisas pasaron página sobre ese funesto personaje.

En sus mensajes violentos y agresivos, retoman dentro de su discurso a Alvaro Uribe Vélez, a quien atacan y le buscan respuestas justo en época electoral. Pasó en la campaña de elección y vuelven a hacerlo en momentos en que se calienta el debate electoral de próximo año. Se trata de una especie de táctica para brillar creando un enemigo para el que creen estar a la altura, pero es justo lo contrario, cuando demuestran con el lenguaje bajero y violento que utilizan.

Es como quien «tira la piedra y esconde la mano», porque cuando reciben la réplica con argumentos, se victimizan cobardemente.

Para el estratega y asesor político, Miguel Jaramillo Luján, «lamentablemente la figura del gobernante es una figura ejemplar para los integrantes de su gobierno, pero no puede sacar una narrativa que no sea coherente con el lenguaje y la narrativa del gobierno». Se refiere precisamente a la incoherencia entre lo que profesa en las vallas y la idea de paz con

Jaramillo Luján señala que «es mas llamativo entre la pelea del quinterismo contra el uribismo, la equivocación histórica de hacer creer que están derrotando un uribismo hegemónico de Medellin, cuando en realidad en los últimos 20 años no han habido gobiernos uribistas. Todos han sido de otros partidos y personas que no han pertenecido al uribismo».

Luis Pérez GutiérrezPartido Liberal2001-2003
Sergio Fajardo ValderramaAlianza Social Independiente2004-2007
Alonso SalazarAlianza Social Independiente2008-2011
Aníbal Gaviria CorreaPartido Liberal2012-2015
Federico GutiérrezMovimiento Creemos2016-2019
Daniel Quintero CalleMovimiento Independientes2020-2023

Señala Miguel Jaramillo que desde el «quiterismo le hablan es al país y no a la ciudadania de Medellín. Le hablan a un uribismo nacional no local. Lo que está de fondo son las listas a Cámara y Senado, el pacto histórico, pero no la ciudad.» Finalmente recuerda que esto «se vio claramente con Esteban Restrepo, Secretario de Gobeierno, celebrando la entrega de la personería de la Colombia Humana la semana pasada. Utilizan al uribismo con la idea de creerse tan grandes en el país como ellos. Lo que quieres convertirse en la antítesis del uribismo, pero es un realto mas nacional y no local».

De esa manera, el experto resume la contradicción de discurso entre la aparente paz y la real violencia de su retórica y el lenguaje que busca arrasar al uribismo.

Suscríbete gratis a ifm noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS