sábado, octubre 16, 2021
InicioDenuncia(DENUNCIA) Acoso laboral en la Alcaldía de Medellín y entidades del conglomerado....

(DENUNCIA) Acoso laboral en la Alcaldía de Medellín y entidades del conglomerado. PRIMERA PARTE – EPM

Desde hace algunos meses IFMNOTICIAS.COM ha hecho eco de las denuncias de empleados oficiales, servidores públicos y contratistas que habían dado alerta de las presiones indebidas de las que vienen siendo objeto, a fin de recolectar firmas de apoyo al alcalde si quieren renovación de sus contratos y hasta la exigencia de la renuncia a sus puestos para acomodar a personas cercanas al alcalde y a sus funcionarios de mayor confianza.

Durante los últimos meses esta actitud se ha generalizado y se ha venido incrementando; al punto que el numero de denuncias recibidas por los periodistas de este portal, por parte de las víctimas del alcalde, sus secretarios, gerente y hasta mandos medios; genera preocupación y pone de manifiesto, la grave situación que están viviendo quienes trabajan en la alcaldía siendo de carrera administrativa, quienes vienen con contratos desde administraciones pasadas o contratistas que ya no le son útiles a la administración.

El común denominador de las denuncias es la presión indebida en el entorno laboral ejercida por funcionarios adscritos a la Alcaldía de Medellín y demás entidades sobre funcionarios y contratistas y que ya puede tipificarse como Acoso Laboral.

Puede interesar:

CASO DE LA UGRL DE EPM

Los denunciantes revelaron a IFMNOTICIAS.COM su preocupación por la contratación del señor Luis Humberto Martínez jefe de la Unidad Gestión Riesgos Laborales EPM y la adjudicación del contrato a la ARL Positiva en EPM, en un caso que llama especialmente la atención.

Cuando en HidroItuango se presentó la gran cantidad de contagios por Covid 19 entre los meses de abril y junio, sorpresivamente un domingo llegó la noticia de que Carlos Ignacio Correa Jefe de la UGRL de EPM había renunciado. Su trayectoria y compromiso daba a pensar que la salida de Correa no fue por que él quisiera, pues siempre fue reconocido como «una persona que nunca abandonaría el barco en una situación tan compleja como la que estaba pasando la empresa, como lo fue un foco de infección de la magnitud que se dio», según señalan los denunciantes.

Meses después de su «renuncia» se realizó el proceso de selección por la modalidad de referidos donde fue invitado el señor Luis Humberto Martínez, quien casualmente es hermano de María Piedad Martínez Galeano, empleada de la gobernación de Antioquia desde 1993.

Luis Humberto Martínez presenta en su hoja de vida alta experiencia laboral que sustenta su llegada. No obstante sobre el profesional existe un cuestionamiento que según los denunciantes, lo hace al menos llamativo y que involucra a su hermana, quien en la gobernación, también se dedica a temas similares en los que trabaja Luis Humberto Martínez.

Para los denunciantes, fue precisamente su hermana, la persona que habría utilizado su cargo y las influencias para lograr obtener para él, una licencia, que según indican, no la posee casi nadie.

Se trata de una Licencia de Salud Ocupacional que por demás está vigente y que es usualmente entregada a entidades y personas jurídicas. El número de la licencia es la S2016060072368, según la cual se concede Licencia para ofertar servicios de seguridad y salud en el trabajo a nivel nacional a una persona natural.

Lo curioso es que la licencia entregada a Luis Humberto, la concede la misma división de Factores de Riesgo de la Secretaría Seccional de Salud, donde trabaja Maria Piedad, la hermana de Luis Humberto Martínez.

Lo mas aberrante, según los denunciantes, es que en el mismo documento que concede la difícil licencia para personas naturales, tiene además la firma de Maria Piedad como responsable de quien «proyectó» la misma para la firma de Fernando León Henao, quien aparece como el entonces director administrativo de la unidad.

Para los denunciantes, aquí ya hay desde conflicto de intereses hasta un delito claro de tráfico de influencias.

LOS CUESTIONAMIENTOS

Nadie podrá negar que el señor Luis Humberto Martínez está plenamente acreditado en conocimientos y experiencia en su área y que que no hay dudas sobre su hoja de vida, sin embargo, a pesar de tener un excelente conocimiento académico, es una persona señalada de ser «misógeno», realizar «comentarios desobligantes y casi insultantes» en contra de las mujeres, al punto que quienes lo denuncian aseguran que abiertamente dice «a mí no me gusta trabajar con mujeres».

Desde su llegada a EPM, Martínez debió asumir la coordinación de un excelente equipo de trabajo en el que aproximadamente, el 80% eran mujeres, entre directores el equipo de apoyo de la ARL, que en su momento era ARL Colmena.

Dicen los denunciantes con preocupación que «parece increíble que en un gobierno municipal, que hace alarde de inclusión y con una marcada agenda de género pueda vincular a una persona que abiertamente manifieste que no le gusta trabajar con mujeres».

Según lo manifiestan los denunciantes, Martínez empezó a exigir cambios dentro del equipo de colaboradores de la ARL actual, sugiriendo que fueran hombres y evitando que trabajaran en su área, mujeres.

Este tipo de comportamientos ya al parecer se habían hecho visibles en Avianca, en donde circunstancias de presuntos acosos laborales eran ampliamente conocidas por el personal a cargo y que fue corroborado por una fuente consultada en esa empresa a la que Martínez también le prestó servicios.

EXTRAÑA CONTRATACIÓN DE ARL

La ARL que venía siendo contratada era Colmena, pero de repente se produjo un cambio. Se trata del caso de la contratación de la ARL Positiva. Para ello se hizo un proceso cerrado donde se invitaron varias ARL, entre ellas estaba Positiva. En diciembre del 2020 se había quedado con el contrato de la Alcaldía de Medellín. Curiosamente el cambio también se dio en EPM en donde rápidamete paso lo mismo.

Según los denunciantes, en ese proceso «se ofrecieron servicios que podían entrar en un tema incluso tan serio como el de “peculado”, pues se les asigno la mayor puntuación en ítems que otras ARLS tenían más altos». Señalan además que esto se hizo de manera irregular y que a fin de cuentas, lo que importaba era el afán de Daniel Quintero de tener presuntamente todo contratado con entidades públicas».

Los denunciantes son muy claros en explicar que finalmente se dejo a la ARL Positiva en EPM pero que lo peor fue cuando en una aparente oferta de permanencia a quienes trabajaban, le ofrecieron a algunas profesionales y tecnólogas de la saliente ARL Colmena, quedarse trabajando con ellos, pero con la advertencia de que las «condiciones laborales iban a cambiar. Lo primero que pasó fue que les redujeron el salario».

Manifiestan los denunciantes a IFMMOTICIAS.COM, que cuando cuatro de las tecnólogas habían decidido quedarse con ARL positiva, teniendo en cuenta que en ARL Colmena no las estaban despidiendo e iban a ser reubicadas en ARL positiva, les sacaron toda la información que ya tenían de la otra ARL y, al pasar solo 20 días, las despidieron justificando que no habían cumplido el periodo de prueba.

A las mujeres no les respetaron lo prometido como su estabilidad laboral y las dejaron sin empleo, aun sabiendo que llevaban muchos años, pues venían de la otra ARL y habían decidido quedarse. Para los denunciantes, esta fue una artimaña para aprovecharse de ellas, sacarles la información y poner a cambio a hombres tras su salida.

PROBLEMAS LABORALES EN EPM SE EXTIENDEN POR TODA LA EMPRESA

Las denuncias sobre el deterioro del ambiente laboral en EPM no es nuevo y cada vez son mas los casos denunciados desde la llegada de las administraciones nombradas por parte del alcalde Daniel Quintero. Puede decirse que la seguridad y estabilidad que antes era sello en la empresa, va de capa caída.

La realidad atropella a EPM cuando el informe 2021 del monitor de Merco Talento, el estudio que permite monitorear la capacidad de las empresas para atraer y retener el talento en Colombia; EPM perdió un lugar, pasando del 5to al 6to puesto en solo un año, dentro del las 10 mas importantes.

Ya en el mes de noviembre del 2020, IFMNOTICIAS.COM daba a conocer las preocupaciones de los trabajadores tras las fuertes presiones indebidas de las que estaban siendo objeto, al punto que se señalaba de renuncias y de muchos trabajadores que estaban acudiendo, como nunca antes, a los servicios psicológicos por el alto estrés ante las presiones indebidas

Puede interesar:

Las denuncias no pararon ahí. Luego serían los sindicatos quienes revelarían que se venían ejerciendo presiones indebidas y anormales a algunos cargos medios y gerencias, con personas que han sido de la entraña de EPM, a quienes se les estaba sugiriendo que cambiaran de cargos o que de fueran.

Pero la alerta mayor, la darían los más de 80 abogados de la Vicepresidencia de Asuntos Jurídicos, quienes terminaron enviando una carta a la entonces gerente de EPM, Mónica Ruiz, poniendo sobre plano, los abusos, presiones y malos tratos del entonces Vicepresidente, Alexander Sánchez, el exmagistrado que tras la denuncia de IFMNOTICIAS.COM fue retirado del cargo y a quien le crearon uno específico como asesor de la Gerencia.

Puede interesar:

En ese momento, se dieron a conocer los pantallazos de comunicaciones de chat con graves denuncias en los tratos y la manera como Sánchez, había lesionado el clima organizacional que tantos años había costado construir.

Pero el tema de los abusos, acosos y el deterioro del clima organizacional y el ambiente laboral en EPM, terminó llevando a las omisiones, falta de rigurosidad de la Vicepresidencia de Talento Humano a cargo Alejandra Vanegas Valencia y a la jefe departamento de servicios talento humano Margarita López Segura.

Las dos funcionarias comenzaron a ser cuestionadas por sus omisiones en la verificación de hojas de vida y las experiencias en la selección de los gerentes; para luego cuestionarse sobre lo que vienen haciendo para que las decisiones políticas erradas del alcalde, la junta directiva y los múltiples gerentes de EPM, no dañaran el ambiente. Poco se encontró al respecto por quienes en su momento denunciaron.

En medio de todo esto, críticas provenientes del Concejo de Medellín por parte del Alfredo Ramos y Simón Molina, se dieron a conocer; además de los señalamientos de las situaciones extrañas que estaban pasando en estas áreas por parte del exconcejal Bernardo Alejandro Guerra. Tanto los concejales Ramos y Molina como el exconcejal Guerra en sus respectivas cuentas de twitter, destacaban las omisiones y falta de contundencia de la Vicepresidente y la Gerente frente a los temas laborales de EPM. Inclusive, se señaló de cambiar clandestinamente, manuales de funciones de cargos para favorecimiento de contrataciones específicas.

El tema continuó cuando comenzaron a producirse cambios sin cumplir con los avisos previos y la mínima decencia para despedir, inclusive a vicepresidentes de las Empresas Públicas de Medellín.

El caso más aberrante fue el que se dio con el entonces Vicepresidente de Comunicaciones de EPM, Eduardo Osorio, quien fue cambiado por Mabel López Segura quien venía de TeleMedellín. Osorio solo se enteró de que ya no era el Vicepresidente estando en su oficina cuando un periodistas de IFMNOTICIAS.COM, lo llamó para conocer los motivos de su relevo.

Sorprendido el funcionario, quien se encontraba en una reunión, mandó el mensaje con uno de sus comunicadores, que no sabía que lo habían echado y que iba a averiguarlo. A los minutos, confirmó que tras su llamada a la gerencia para preguntar, le confirmaron que López Segura era su relevo. Lo curioso es que Mábel López, sabía de su nombramiento con más de una semana de antelación, lo que le permitió despedirse de sus colaboradores por varios días en Telemedellín

Como ese caso, han ocurrido muchos mas a todo nivel. Hace unos días SINPRO, denunciaba precisamente ante sus afiliados las presiones indebidas y las trampas que le están poniendo al personal. Fue el pasado 22 de julio y señalaban a sus afiliados, que no debían caer en las trampas que les están poniendo a los trabajadores.

Estas presiones son ahora sistemáticas. Están en EPM y nadie hace nada. Esta idea ha hecho que muy pocas personas activen el protocolo de casos de acoso laboral. Saben que no llegarán a nada, porque quienes deben llevar a cabo los procesos no ofrecen garantías y las directivas que deben tomar cartas en el asunto, cada vez están mas comprometidas con quienes cometen estos actos de acoso, pues son sus pares.

Lo que ocurre en EPM es parte del lo que también se da en múltiples dependencias de la alcaldía. En los siguientes informes de esta serie, se conocerá lo que ocurre en otras dependencias de la administración municipal a la luz de todos y bajo la mirada «ciega» de los organismos de control.

Suscríbete gratis a ifm noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS