domingo, noviembre 28, 2021
InicioConfidencial(CONFIDENCIAL) Se estalló la Vicepresidencia de Asuntos Jurídicos de EPM

(CONFIDENCIAL) Se estalló la Vicepresidencia de Asuntos Jurídicos de EPM

Las quejas sobre la actuación del abogado Bogotano Alexander Sánchez Pérez, quien funge como Vicepresidente de Asuntos Jurídicos de las Empresas Públicas de Medellín, vienen desde casi el mismo momento en que se posesionó.

Fue traído desde Bogota por recomendación política como el mejor planeador y ejecutor de la demanda contra los constructores de HidroItuango, con una sola misión, hacer que todos los alcaldes del pasado quedaran involucrados y que los constructores, señalados como parte del GEA, quedaran fuera de EPM.

Su posesión se dio el 16 de junio de 2020 y la misión fue encomendada con mucha expectativa. Recuerdan algunos de los abogados del despacho que el callado hombre desde el primer día se encerró en su despacho, poco hablaba con su equipo y comenzó una tensión por la no definición de temas importantes que la empresa venía trabajando

Su experiencia lo antecedía al ser Magistrado auxiliar de la sección tercera del Consejo de Estado entre los años 2013-2020, así como Asesor del Ministerio de Defensa Nacional y Conjuez de la Sección Tercera del Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

Sus libros y relación como docente en la Universidad Externado de Colombia, habían sido impecables y textos de lectura y estudio de varios de sus colegas en EPM. Su llegada a EPM fue catalogada como con el pie izquierdo por algunos de los abogados de la entidad

Lo primero que ocurrió es que el académico y autor de varios libros y destacado jurista, entró en guerra con el equipo de más de 100 abogados que tiene bajo su cargo. Entre junio y octubre, su equipo esperó a ver queé decisiones se tomaban y cuando todo sonaba a conflictos, el equipo jurídico, extrañamente, solo se dedicaba a casos pequeños.

Fue cuando se conoció que Sánchez Pérez, estaba contratando costosos buffetes de abogados en Bogotá, para que se ocuparan de casos que siempre habían manejado desde el equipo jurídico y muchos de ellos no estaban haciendo, prácticamente nada.

El choque y descontento fue reseñado por IFMNOTICAS.COM el 17 de octubre del 2020, cuando todo lo que estaba ocurriendo había comenzado a estallar.

El descontento general continuó. Fueron varias las quejas que hicieron llegar los abogados al entonces gerente Álvaro Guillermo Rendón. Desde entonces, Sánchez comenzó a chocar con todos sus compañeros, inclusive, varios vicepresidentes y funcionarios de la Alcaldía.

Para el mes de diciembre, la situación ya tocaba al gerente de EPM directamente. Antes de Navidad, Sánchez Pérez protagonizaría un choque de grandes proporciones con Rendón en medio de una reunión de grupo primario de los vicepresidentes y el presidente. La historia también la dio a conocer IFMNOTICIAS.COM, detallando que, inclusive, el gerente del momento, había solicitado a sistemas, congelar sus correos electrónicos y lo había citado al despacho gerencial, al que Sánchez nunca asistió.

Según le contó Álvaro Guillermo Rendón a IFMNOTICIAS.COM una vez dejó de ser gerente, no despidió a Sánchez, porque consideró que su alteración era producto de la difícil situación que estaba viviendo, pues días antes al incidente con él, el Vicepresidente de Asuntos Jurídicos de EPM había perdido a una hijita de solo 6 meses de nacida. El golpe para el abogado fue duro, dijo en ese momento Rendón quien pidió que se tuviera consideración con su situación. Ha pasado otros tres meses y nuevamente Sánchez vuelve al escenario público por incidentes. En este caso, fueron dos en una semana. Una con sus estudiantes de postgrado de la Universidad Externado de Colombia que se hizo público por una carta que sus estudiantes decidieron enviar. Se trata de una dura carta al director del Departamento de Derecho Administrativo de la universidad, quejándose por la baja calidad de las clases de Maestría que impartía en la seccional Medellín. La carta fue redactada entre varios estudiantes del curso que Sánchez tiene como alumna.

La carta comienza diciendo que «los estudiantes matriculados en el programa de especialización en derecho administrativo 2020-2021 extensión Medellín, de manera respetuosa, nos dirigimos a Usted con el fin de poner en su conocimiento los hechos ocurridos y manifestar nuestra inconformidad por la forma en que se ha impartido la asignatura Fundamentos de la estructura de la administración a cargo del Doctor Alexander Sánchez Pérez los días 5 y 6 de febrero de 2021,  solicitando una decisión que corresponda con la calidad y compromiso académico que siempre ha caracterizado a esta Casa de Estudios«.

La carta de los estudiantes deja ver un estado extraño en el comportamiento de Sánchez de quien afirman que «de las ocho horas de clase programadas para la jornada del 5 de febrero se impartieron únicamente tres horas y media, esto es menos del 50% de la intensidad horaria requerida para el cumplimiento de los objetivos de la jornada. Esto agravado por el hecho de que durante las horas efectivas de clase el docente se mostró disperso, ausente y proclive a interrupciones para atender llamadas o asuntos laborales desde su lugar de conexión. Siendo claro que esta situación no obedeció estrictamente a un asunto de fuerza mayor sino a dificultades en la disponibilidad de tiempo del docente atribuibles a sus responsabilidades profesionales, el grupo extrañó no haber recibido por parte de él alguna explicación o disculpa posterior al hecho a manera de desagravio por la falta al compromiso académico. Por el contrario, en varios momentos de la clase se percibió una actitud hostil y poco cortés por parte del docente hacia el grupo«.

Antes de los estudiantes pedir un cambio de docente a la Universidad Externado de Colombia, dejaron saber que «Más allá de la falta de cumplimiento de la intensidad horaria propuesta dentro del plan de estudios, la clase impartida hasta el momento no ha cumplido con los niveles de calidad generalmente ofrecidos por la Universidad. La clase no sigue un hilo conductor de los temas a tratar, las intervenciones del docente se muestran desordenadas y confusas, la clase transcurrió entre la asignación de textos para lectura individual mientras el docente atendía temas laborales o personales y una constante invitación a hacer preguntas que, al formularse para pedir aclaración, fueron calificadas en varias ocasiones como distracción o falta de atención de los estudiantes. En general, es evidente la falta de preparación de la clase, el docente no cuenta con una estructura o plan metodológico para su desarrollo, esporádicamente se apoya en unas pocas diapositivas que no enseña de formar abierta y permanente y algunas de ellas contienen errores de digitación que inducen a equivocaciones conceptuales».

Este incidente universitario pasaría de largo de no ser porque coincide con lo que al mismo tiempo estaba pasando en EPM y todo su equipo jurídico.

El fin de semana, los chats de los abogados del equipo jurídico estaban que estallaban. Todos debatían sobre cómo hacer conocer lo que está pasando con el Vicepresidente Jurídico.

En uno de los chats, se dejó leer de un de los interactuantes el nivel de frustración que tenían:

En otra de las conversaciones, otro de los abogados decía:

Y es que el maltrato ya llenó la copa de la resistencia de los abogados. El maltrato y el pésimo clima laboral alcanzado con el Vicepresidente Sánchez y en toda la compañía, contrasta con la efectividad y tranquilidad que se tenían antes de que llegara la administración de Daniel Quintero y el nuevo equipo de gerentes y vicepresidentes. Hoy EPM es un caos.

La situación es tal, que en las últimas horas el pleno de los casi 100 abogados que componen el equipo jurídico y dependientes del Vicepresidente de Asuntos Legales de Empresas Públicas de Medellín, enviaron una carta a la encargada de la gerencia general, Mónica María Ruiz Arbeláez en la que le expresan la preocupación de lo que está ocurriendo.

En la carta y luego de resaltar la dedicada labor que el equipo jurídico de EPM, recordando «el tecnicismo, compromiso, transparencia, y amor por la institución» pasan a destacar las cualidades que debe tener un líder de quien aseguran debe, además de tener » visión integral y estratégica» en medio de un grupo empresarial multilatino, señalan que debe «caracterizarse por su capacidad de conducir un equipo generando confianza, influyendo positivamente en los demás y reconociendo a sus grupos de trabajo como eje indispensable para alanzar los objetivos».

En la carta los abogados de la Vicepresidencia de Asuntos Legales, recuerdan que esto no lo tiene el actual Vicepresidente, de quien dicen que desde su nombramiento viene contrariando y violentando los valores que EPM, siempre ha construido a lo alargo de su historia.

Señalan que «El doctor Sánchez Pérez, se ha mostrado como una persona distante con las personas que integran su dependencia». Si bien reconocen que por la pandemia han estado trabajando desde casa, enfatizan que Sánchez no se ha interesado por utilizar los medios que la empresa ha dispuesto para conocer su equipo de trabajo y el quehacer de la organización y que cuando lo hace, «carece de toda calidez y empatía esperada». Dicen que el Vicepresidente «no ha establecido objetivos y metas claras que permitan definir esquemas de trabajo de manera articulada como históricamente se ha dado en EPM».

Recuerdan que «en tan solo nueve (9) meses ha dedicado sus esfuerzos a un único asunto: Hidroituango, desconociendo que esta organización, y sobre todo la vicepresidencia, no se limita exclusivamente a esta materia. Parece ignorar que somos una dependencia transversal y con alcance de Grupo Empresarial».

Se queja de que «a pesar de que su único objetivo ha estado encaminado a iniciar algunas acciones judiciales en este asunto estas se adelantaron prescindiendo no solo del equipo humano, sino también de los aportes de las direcciones de la jurídica». Denuncian además que «estas acciones no contaron con un proceso de discusión, consenso o revisión con los miembros de la Vicepresidencia de Asuntos Legales, llevando a endilgar juicios de valor delicado sen contra de quienes se lo han manifestado».

Explican además que el bogotano Alexánder Sánchez Pérez «no ha escuchado a los servidores, ni ha atendido opiniones, dejando de lado nuestro conocimiento y la experiencia que hemos atesorado durante años de ejercicio profesional». Los abogados indican que esta actitudes dicen de las dinámicas de racionamiento que den EPM se han venido trabajando desde su cultura organizacional» y recuerdan que «parte de esta situación se evidenció al contratar un equipo de abogados externos, quienes si bien pueden tener una amplia formación académica, carecen de sentido de pertenencia y experiencia en asuntos propios de la entidad».

Señalan los firmantes que nada de lo hecho por los abogados externos, bien lo hubiesen podido realizar los abogados de la institución sin su intervención. Le recuerdan a la Gerente que de todos los abogados contratados solo quedan dos de los que dicen » da cuenta de que la estrategia planteada no fue fructífera, ni mucho menos, la esperada».

Finalmente los abogados cierran la carta advirtiendo que «esta situación nos lleva a hacerle un llamado a la Gerencia General con el propósito de que analice y evidencie que los hechos que exponemos no solo comportan un riesgo desde el componente humano sino también desde el jurídico, dado que quien hoy tiene a su cargo uno de los asuntos más importantes de esta organización, lo hace desde una mirada individual que erosiona la solidez de los equipos de trabajo de nuestra empresa»

La carta cierra diciendo que «no aceptamos, en ninguna circunstancia, que en aras de alcanzar objetivos particulares, se hagan a un lado a las personas que han cimentado las bases para alcanzar la robustez humana y jurídica en el equipo de trabajo de Asuntos Legales y se de al traste con los valores y el patrimonio de EPM, que defendemos como trabajadores y como ciudadanos.

Comunicación Gerente General radicada by Ifm Noticias on Scribd

El balón está ahora en la cancha de la Gerente encargada de las Empresas Públicas de Medellín, Mónica Ruiz Arbeláez, con el inconveniente de que las decisiones de este tipo no las puede tomar ella sola sino que debe pasar por un proceso de Junta Directiva que es quinterista y del visto bueno del Alcalde, quien pretende que, lo que esté pasando se de, pues la razón para traer a Sánchez, solo estaba animada en Hidroituango y en destruir la cultura organizacional alcanzada desde el pasado, imponiendo no solo el cambio de modelo al destruir el Gobierno Corporativo, sino en dañar desde dentro todo lo que no le permita tener el control absoluto de la empresa.

Así las cosas, la Vicepresidencia Jurídica de EPM se estalló y no sería raro que antes que salga el bogotano Sánchez, deban salir los abogados inconformes, pues es así como se ha visto actuar a esta administración. El VIcepresidente no ha calado con su cultura entre los paisas, ni en EPM ni en la sede de la Universidad Externado de Colombia, en donde ha estado enchufado hace ya varios años.

Se espera que ante esta situación se pronuncien en apoyo a los abogados, el Sindicato de Profesionales SINPRO y los demás sindicatos que protegen la empresa y quienes han demostrado en los últimos tiempos, ser voces sensatas que apuestan por salvar a EPM.

Suscríbete gratis a ifm noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS