fbpx
jueves, febrero 9, 2023
InicioOpiniónBernardo Alejandro GuerraÁlex Vega, es hora de irse

Álex Vega, es hora de irse

Por Bernardo Alejandro Guerra

La falta de credibilidad del registrador viene de tiempo atrás, desde que era magistrado y presidente del Consejo Nacional Electoral.

El país está enfrentado a una verdadera debacle electoral por cuenta de los graves sucesos siguientes a la jornada del 13 de marzo, en que se rompió de tajo la credibilidad de la Registraduría, con la actuación del registrador Alexander Vega.

Se arrojan muchas dudas frente a la contienda electoral por la presidencia de la República, así como quedan incertidumbres y perplejidades acerca de los verdaderos resultados de la elección de Congreso.

Públicamente se han conocido errores y horrores graves durante la realización de la jornada electoral pasada, por ejemplo: las fallas del portal de la Registraduría el día de la elección, el cambio en la selección de los setecientos veinte mil jurados, la ausencia de mesas técnicas previas para revisar el material electoral, así como las inconsistencias entre el preconteo de votos y el escrutinio, el cierre al acceso a la información, fallas en la capacitación de los jurados, errores en el diseño del formulario E-14 y delicados problemas en la inscripción de cédulas, por lo que, de acuerdo con lo evidenciado por la fundación Karisma, se quedaron miles de personas sin votar por falta de la verificación biométrica.

La falta de credibilidad del registrador viene de tiempo atrás, desde que era magistrado y presidente del Consejo Nacional Electoral. En el 2010 tuvo el descaro de solicitar a Andrés Felipe Guerra mil doscientos millones de pesos para lograr la curul en el Senado.

Esa desconfianza se ha incrementado en los últimos días al conocerse su lamentable desempeño y lo más delicado es que todos los sectores políticos se sienten incómodos por la falta de garantías y no se creen seguros con el funcionario.

Alexander Vega tampoco ha sido claro en lo que se refiere a la contratación en la Registraduría, favoreciendo a ciertos contratistas. Preocupante en grado máximo es el tema del software del escrutinio nacional, de la empresa Indra, ya que solo fue conocida la versión final entregada el viernes 19 de marzo, sin las debidas verificaciones: al parecer, todavía con fallas y sin auditoría sobre tal programa.

En Medellín, este mismo entramado de corrupción y manipulación ha mantenido frenado el proceso de revocatoria del alcalde Quintero, con argumentos sin fundamento ninguno, como lo demuestra la tutela de numerosos ciudadanos acogida por el Tribunal Superior, sala civil, que ordena certificar los estados contables del Comité prorrevocatoria en el término improrrogable de diez días.

Estos aliados de Quintero han tenido bloqueada la democracia en nuestra ciudad.

Por el bien del país y de nuestra democracia, el señor Vega debe renunciar y entregar el cargo a alguien que le dé tranquilidad y transparencia en su gestión a todos los colombianos.

Post Scriptum: El docente Sergio Fajardo debiera entender que su rival no es su exalumno y amigo Fico Gutiérrez, quien se perfila como una importante opción que tenemos para la presidencia y al que todos los demócratas, sin excepciones, debemos apoyar.

ÚLTIMAS NOTICIAS