InicioOpiniónColumnista InvitadoUna entrevista enfermiza

Una entrevista enfermiza

Por: Álvaro Ramírez González

El intempestivo retiro de EPM, de la ANDI, a la que ha pertenecido tantos años no obedece a ningún análisis de costo- beneficio como lo anuncia su gerente. Ser afiliado a la ANDI es una vinculación gremial que no se puede medir como negocio, si fuera así, la ANDI, no tendría ni un solo afiliado, hoy tiene miles.

Es un poderoso e influyente gremio que apoya, acompaña, asesora y abre puertas a las distintas empresas en aspectos legales, logísticos, jurídicos y ante el gobierno nacional, es una reacción autoritaria y enfermiza del Alcalde Daniel Quintero, presidente de la Junta Directiva de EPM, ante el inevitable proceso de revocatoria que se le vino encima.

Jamás imagino Quintero que un proceso de esta naturaleza, que ha fracasado el 99% de los casos, en Colombia, hubiera superado todos los obstáculos legales y ahora se va a tener que enfrentar en las urnas con esa sociedad Antioqueña que ha agredido e irrespetado de mil maneras, la colección de enemigos de Quintero ya es enorme.

Acusa Quintero a Luís Alfredo Ramos, al exalcalde Alonso Salazar , al Uribismo y a ese cartel mafioso del Grupo Empresarial Antioqueño, en la entrevista que le hizo Caracol radio el miércoles 12 de enero a las 6 am, Quintero de derrama en auto- elogios sobre su gestión, adjudicándose premios y reconocimientos que solo él conoce.

El Metro de la 80, que estaba planeado y presentado al gobierno nacional desde la Alcaldía anterior, lo logró cerrar financieramente, por la mano generosa del presidente Iván Duque que le aportará una suma billonaria a Medellín, todo este mar de autoelogios, coincide con una ciudad en la que ya es visible el abandono, en sus vías, en sus parques y en una inseguridad desbordada.

Este proceso tiene a Quintero en un peligroso nivel de nerviosismo haciendo y diciendo barbaridades para nada propias de un Alcalde de Medellín, la descripción que Quintero hace del GEA es tan ignorante como perversa, es un grupo empresarial construido en 4 generaciones con el ahorro y el esfuerzo de mucha gente.

Quintero afirma que unos lobbistas sin dinero se apoderaron de la mayoría de las acciones de las empresas del GEA, para beneficio propio, eso no pasa de ser una chifladura. Es natural en una economía de mercado que haya accionistas con más acciones que otros, quizás por tener una mayor capacidad de ahorro, pero lejos de ser un despojo irregular como lo describe de manera peliculesca Quintero.

El Presidente Duque sorprendido del nivel de bajeza con que Quintero califica al GEA (cártel mafioso) , lo invita con el mayor respeto a la cordura, a la calma y al entendí miento con un grupo empresarial tan importante en Antioquia y en Colombia. “No se meta en Medellín así como yo no me meto en Colombia”, fue la repuesta de Quintero al Presidente.

Medellín se embarcó en esta batalla y no la puede perder, Petro naturalmente está al lado de Quintero, la sociedad y el empresariado antioqueño deben con esta revocatoria darle una lección de respeto a ese enfermo mental que tienen de Alcalde. ¡Es ahora o nunca!.

ÚLTIMAS NOTICIAS