(INVESTIGACIÓN) La versión Julio Gil y su abogado, propietario del apartamento en el que se intentó negociar el lote Carabineros con soborno, que denunció Alvaro Uribe

Unidad Investigativa

Julio César Gil Herrera es el hijo del Notario 26 de Medellín, Néstor Francisco Gil Rojas. Los dos son los socios únicos en la empresa NJ INTERNATIONAL INVESTMENTS COMPANY SAS, que figura como propietaria del apartamento 1301 del nuevo edificio Salamanca en el exclusivo sector de El Poblado, en donde el hermano del alcalde Miguel Quintero, citó a prestantes empresarios de la ciudad para negociar con ellos el Lote «Carabineros» para que se llevara a cabo allí un proyecto inmobiliario, para lo que pedí aun dinero, según lo denunció el expresidente Álvaro Uribe Vélez en el programa Ventana Abierta de IFMNOTICIAS.COM.

Se realizaron tres diálogos telefónicos con Julio Gil, el Gerente principal de esta empresa, hijo del notario y el abogado Diego Uribe, quien dijo ser e apoderado de los Gil. En la primera conversación, Gil Herrara reconoció ser con su empresa es el «beneficiario de área y alquilé el apartamento y lo puse en administración».

Sobre la relación que tiene con el hermano del alcalde Miguel Quintero Calle y sobre la reunión que se llevó a cabo en su inmueble, Gil Herrera dijo no saber de qué se le estaba hablando y tras concretarse la pregunta sobre la relación con el Miguel Quintero, dijo «yo soy amigo de Tomás Uribe, Jerónimo Uribe, soy socio de Tomas y Jerónimo Uribe, yo soy amigo, la verdad es que en el sector de la construcción inmobiliaria, me conoce todo el mundo».

Señaló con respecto al hemano del alcalde que «con él soy amigo, conocido pues, es amigo mio, la verdad es conocido.» Sobre el otro implicado por las fuentes, Sebastián Ortega, Gil Herrera dijo que «con Sebastián hago ejercicio en el gimnasio a veces en la mañana».

Sobre los permisos de acceso que tienen Miguel Quintero y Sebastián Ortega al apartamento 1301 de Salamanca y en el que se desarrolló la reunión denunciada por el expresidente Uribe, señaló que «en realidad yo no he estado en ninguna reunión de las que usted manifiesta, yo tengo el apartamento con una empresa administradora inmobiliaria» y añadió que «no te sabría decir, tendría que hablar con el administrador inmobiliario, por el contrato que nosotros tenemos y demás».

Al respecto de las denuncias de pertenecer a una presunta red que manipula las obligaciones urbanísticas en la ciudad junto con Miguel Quintero, dijo que «Nuestro grupo empresarial, que represento yo, venimos trabajando desde el 2018 en el desarrollo de todo lo que es ecoparques, parques lineales, parques ambientales, que son espacios públicos proyectados; es decir, de la Administración Municipal desde Federico Gutierrez. Nosotros desarrollamos todos estos proyectos desde la parte técnica-jurídica y que sirven para compensación de obligaciones urbanísticas de los proyectos constructores» Gil continua diciendo que «actualmente tenemos mas de 40 proyectos vinculados con nosotros desde lo privado».

Complementó Gil Herrera en su versión explicando que «es un tema netamente privado donde yo le vendo los cupos de obligaciones urbanísticas a todos los constructores y la Notaría 26, señor notario mi papá, no tiene en absoluto nada que ver, simplemente que yo tengo mi oficina acá.»

Igualmente dijo que «una cosa muy diferente es si me ven, almuerzo o saludo, pues yo tengo muchos amigos. Así como me reúno con Tomás y Jerónimo semanalmente, también probablemente me reúno con senadores, representantes. Es mi ejercicio profesional y mi actividad comercial y todo el sector me conoce», señala.

En la conversación Julio Gil también explicó que no es político, «a mi la política no me interesa ni nunca he participado ni nunca he tenido un contrato ni una licitación, nada de ninguna índole…una cosa son amigos…»

A este punto de la conversación, IFMNOTICIAS.COM le señala a Gil Herrara que existen unos señalamientos no por participación política, sino que las fuentes lo vinculan con un comercio de predios que son del municipio utilizando un apartamento de su empresa. Al respecto, Julio Gil señaló que «yo no comercializo ningún predio». Señalo que es un tema muy técnico y procedió a explicarlo así:

«Yo compro la tierra a un privado. ¿Por qué compro la tierra?, porque en el POT del 2014, Acuerdo 48, el municipio dejó una estructura ecológica y a esos espacios los llamó Espacios Públicos Proyectados. Como yo tengo 15 años de experiencia en el sector inmobiliario y constructor, yo identifiqué esa oportunidad y empecé a revisar todos los lotes en el municipio que se encontraban con esa connotación. Yo empiezo a comprar esas tierras, identifico una oportunidad (hablo desde el 2018, esto lo empecé con la anterior administración del alcalde Federico Gutiérrez) identifico estos lotes paso estudios y diseños a la Secretaría de Planeación, ellos hacen la aprobación y a partir de esa aprobación, yo ejecuto el ecoparque desde lo privado. Después de yo ejecutarlo, hago una entrega jurídica al Municipio de Medellín y posteriormente, el municipio (la entrega jurídica la hago en Medio Ambiente o Infraestructura) después la secretaría nos entrega un cupo de obligaciones. Ese cupo lo vendo yo a los privados, es decir, ¿a quiénes? a todos los constructores. ¿A quiénes le he vendido? a Bienes y Bienes, Ingeniería Inmobiliaria, a Trazos Urbanos, a Crecer a la infinidad de constructoras, socios y demás».

En algún momento de las declaraciones se vinieron tonos amenazantes contra IFMNOTICIAS.COM en las que dijo que se interpondría una demanda por Injuria y Calumnia contra este portal. El periodista de la Unidad Investigativa respondió que podían proceder en consecuencia y que ya eso sería un tema de abogados.

La conversación continuó con insistentes señalamientos de descalificación al portal, poniendo en duda la ética periodística y buscando intimidar con una fuerte presión para que la conversación dejara de ser telefónica y se desarrollara en la Notaría 26 de manera presencial. No obstante, Gil y Uribe continuaron finalmente, respondiendo las preguntas.

Julio Gil, retomó advirtiendo que las denuncias hechas por las fuentes que lo señalaron, estaban dando versiones «cargadas de desinformación» Fue necesario por parte del periodista de la Unidad Investigativa, precisar que justo esta conversación era para que pudiera dar su versión y que antes de publicar el artículo de IFMNOTICIAS.COM con las denuncias de las fuentes, se les buscó siendo imposible que respondieran, recordando que solo devolvieron la llamada tras hacerse efectiva la publicación.

Igualmente se les recordó que nada de lo dicho por este portal obedece a un capricho sino a los testimonios de las fuentes identificadas plenamente y quienes pidieron proteger sus nombres bajo la confidencialidad y que los señalaron directamente.

Gil entonces, aclaró que «no tengo ninguna relación comercial, ni laboral ni profesional ni societaria, con ninguna de las personas que mencionan» refiriéndose al hermano del alcalde y quienes se reunieron en el apartamento de su propiedad y quines fueron señalados como parte de la supuesta red venta de predios con obligaciones urbanísitcas. De igual modo, reiteró que lo que hace es «lo más transparente».

Gil Herrera enfatizó que «yo no tengo nada que ver con el municipio, ni con esta administración ni con la administración anterior yo no tengo ninguna relación».

Julio Gil se refirió a su reputación en el sector, del cual dice es «impecable», al igual dijo que ese era el proceder de su padre el notario 26 Néstor Gil, de quien dijo «no ha tenido ningún siniestro profesional en mas de 25 años de notario». Igual habló de sí mismo diciendo que «mi reputación profesional es impecable», y añadió que «una amistad como la que tengo con Tomás, con Jerónimo o con cualquier persona, no me hace que yo tenga cualquier relación, cualquier relación comercial, societaria y demás… yo no tengo vínculos con nadie, es mas, mi sociedad es solo son mi papá y yo y mi persona solas algunas; entonces, a mi no me gustan los socios ni siquiera en el sector privado a diferencia de los proyectos sociativos que desarrollamos para construir unidades inmobiliarias, hoteles, comercio y demás».

En el mismo sentido, señaló que la «figura que la compañía hace, que se volvió experta, que la hace aproximadamente 5 años, somos pocos los actores que desarrollamos y por ende tantos constructores, todos los constructores de la ciudad, o no todos, pero digamos la mayoría de los constructores compensan esas obligaciones urbanísticas, con los lotes que nosotros desarrollamos».

Por su parte, Diego Uribe, quien se identificó como abogado de Julio Gil irrumpió en la conversación y también también habló con IFMNOTICIAS.COM dando versión, pero desde el primer momento, Uribe mantuvo un tono de agresividad con intentos permanentes de intimidación hacia la labor periodística independiente, confundiendo por momentos la conversación propia de una entrevista telefónica con un procedimiento de audiencia judicial, inclusive, intentando imponer y condicionar la metodología de la entrevista e insistentemente presionando para que el diálogo se realizara de manera personal presiencial en la oficina, sin ningún otro tipo de garantías de independencia para el periodista, quien debería acudir solo y sin autorización para grabar.

Antes de poder retomar el diálogo de la entrevista, el abogado Uribe, presionó la entrevista, al punto de informar que desautorizaba la publicación de cualquier grabación, para lo que fue informado por parte del periodista de la Unidad Investigativa, que la grabación no se publicaría en su formato de audio y que su uso es para plasmar las declaraciones para que no se corriera el riesgo de entrar en imprecisiones ya que la misma no se emitiría. Para el periodista, esta presión del abogado, fue interpretada como un intento de impedir la labor periodística.

Aun así, las presiones y el tono agresivo, al abogado continuó y justificó su tono diciendo que «nosotros tenemos todo el derecho de retractar y desautorizar la grabación». El abogado Uribe señaló que en el informe «hay una serie de información imprecisa que está perjudicando no solamente al doctor Julio sino también al doctor Néstor, que es un notario que ha tenido una trayectoria impecable en su ejercicio profesional.»

Uribe procedió, antes de dar su versión sobre la publicación a señalar a IFMNOTICIAS.COM y dijo que «es sabido en nuestro medio que las relaciones jurídicas al marco de la ley son legalmente legales y no se pueden someter a juicios de valoración ni por el tema periodístico ni por el tema comunicativo y la exposición que se hace en la noticia, reitero, tiene unas imprecisiones que afectan, incluso pueden llegar a materializar algún tipo de delito«. Nuevamente el abogado, intentó intimidar al periodista con argumentación jurídica.

Tras las advertencias y amenazas jurídicas del abogado al periodista, quien solamente cumple con la labor de conocer y publicar la versión de quienes han sido señalados por varias fuentes, la entrevista continuó de manera tensionante sin entenderse el por qué de los ataques, intimidaciones, la prevención y la actitud, en vez de aclararse lo dicho por los denunciantes y aprovecharse el espacio para aclarar, rebatir, explicar o rechazar las versiones de los denunciantes, como parte del equilibrio informativo.

El abogado Uribe, antes que responder a las preguntas, manifestó reiteradamente que había que entender el contenido que se había revelado en el informe publicado «a través de documentos, de Cámara de Comercio, a través de documentos como certificados de libertad y tradición, porque eso a la hora de la verdad se va a traducir en un daño reputaciones que están afectando a dos personas honorables, un empresario, un notario, que en su trayectoria, no han tenido ni la mas mínima marginalidad de la ilegalidad.»

El abogado continuó exponiendo que «se da a entender en un lenguaje periodístico tan fuerte como el que ustedes plantean, de que ellos están relacionados, de pronto, con una serie de actividades políticas de la cual no hay prueba alguna» enfatizó.

En este punto, el periodista de la Unidad Investigativa de IFMNOTICIAS.COM debió recordarle al abogado Diego Uribe el papel de los medios de comunicación y que la publicación que relaciona a Julio Gil y su padre, se basa en los testimonios y señalamientos de las fuentes identificadas y que toda esta investigación surge, a partir de las denuncias hechas por el expresidente Álvaro Uribe Vélez en uno de los programas del portal sobre el intento de comercialización de un predio del municipio en un apartamento de propiedad de sus clientes defendidos.

El abogado Diego Uribe se refirió al uso del apartamento de propiedad de NJ INTERNATIONAL INVESTMENTS COMPANY SAS de Julio Gil y Néstor Gil, para una reunión en el que se intentó venderle derechos de urbanización a un importante constructor, en un predio del municipio por parte del hermano del Alcalde Miguel Quintero diciendo que «dentro de la unidad de negocios que tiene Julio Gil está la comercialización de bienes inmuebles con destinación comercial vivienda. Desde agosto del año 2020 se le dio la operación comercial a los inmuebles, dentro de ellos el apartamento de Salamanca, para que fueran arrendados por días, fines de semana o mensualidades».

El abogado Uribe explicó que «el doctor Gil no tiene injerencia frente a la negociación que hacen terceros para arrendar este inmueble». Sobre el contrato del inmueble a Miguel Quintero Calle el abogado dijo que «nosotros tenemos un contrato de mandato a un tercero para la comercialización. Nosotros desconocemos la trazabilidad que existe entre ese tercero y terceras personas, a las cuales este operador le arrienda. Nosotros no somos quienes directamente celebramos el contrato de arriendo por días, fines de semanas, mensualidades, con esos terceros.» Explicó que entregan los activos según el objeto social de la empresa.

IFMNOTICIAS.COM, le solicitó al abogado Diego Uribe, que si era posible que con el tercero se pudiera acceder a la trazabilidad y el contrato de alquiler con Miguel Quintero, a lo que el abogado dijo que «nosotros no tenemos ningún inconveniente en suministrar el documento». El abogado Uribe solicitó un correo electrónico para el envío del contrato con Miguel Quintero y aunque la entrevista se hizo el jueves 15 minutos después de haberse publicado la información, sobre el medio día; hasta este domingo, el único documento que había llegado al correo de su parte, fue este comunicado de prensa:

1.Comunicado a La Opinion Publica. Dr Julio Gil. (1) by Ifm Noticias on Scribd

Al solicitarse al abogado Diego Uribe que explicara el tipo de sociedad que tiene Julio Gil con los hermanos Tomás y Jerónimo Uribe, ya que Gil Herrara fue insistente con traer a colación su cercanía y sociedad con los Uribe, el abogado evadió la pregunta respondiendo que «los negocios están sujetos a una cláusula de confidencialidad, nosotros no podemos exponer públicamente los negocios económicos en los cuales interactúa el doctor Julio, o terceras personas que tengan alguna relación política con algún expresidente o algún mandatario». Ante la contradicción entre haberse señalado que no se tenía relación comercial sino amistad, y luego la aceptar de que sí eran socios, el periodista insistió preguntando por lo que es público, pues las empresas y sociedades son públicas y se pidió el nombre de la sociedad para indagar en las bases de datos púbicas, pero el abogado solo dijo «no damos respuesta a esa pregunta».

Con la base de la contradicción de amistades y no relaciones comerciales, se solicitó hacer la misma claridad sobre Miguel Quintero y Sebastián Ortega. Es cuando el abogado nuevamente vuelve a intentar intimidar al periodista en vez de responder directamente, aduciendo que no autoriza la publicación de la grabación. Ante la insistencia, señaló que no tienen ninguna relación con Quintero ni con Ortega, explicando que «simplemente se tiene una relación de amistad y en algunos eventos se ha coincidido, por ejemplo temas de cabalgatas, cumpleaños de amigos etc., pero son amigos sociales».

El abogado señaló sobre la relación con la Alcaldía de Medellín, que «nosotros tenemos una unidad de negocios que claramente se enmarca dentro de la normatividad y es la comercialización de espacios que se llaman suelos receptores de obligaciones urbanísticas, a través del cumplimiento de unos requisitos técnico-jurídicos tenemos esa operación; pero en nada tenemos relaciones con la Alcaldía de Medellín ni directamente con sus mandatarios o sus secretarios. Y esta actividad se viene desarrollando aproximadamente desde el 2018».

El abogado niega que vendan terrenos, dice que «nosotros no vendemos terrenos, nosotros no tenemos ninguna injerencia en la comercialización de lotes de terreno para efectos de relaciones con grupos constructores, nosotros simplemente desarrollamos a través del cumplimiento de unos requisitos técnicos y jurídicos, el tema que relaciona obligaciones urbanísticas a través de los mecanismos que establece la ley para que grupos constructores puedan compensar sus obligaciones urbanísticas por por zonas verdes de esparcimiento y espacio público en suelo receptor. Nosotros no tenemos injerencia en la comercialización de lotes de terreno». A este punto, se evidenció la contradicción entre la respuesta de Julio Gil a la misma pregunta con la del abogado.

El abogado también negó que la actuación de la firma del Julio y Néstor Gil sobre la consecución de clientes para esos espacios, diciendo que «la unidad de negocio que se tiene es simplemente cumplir unos requisitos técnicos y jurídicos que exige la administración municipal a través del acuerdo 048 del 2014 que es el Plan de Ordenamiento Territorial, a partir del allí tenemos unas exigencias técnicas que debemos ejecutar en un lote de terreno que son los denominados ecoparques.

El abogado señaló finalmente que «el doctor Julio Gil, si bien es hijo del doctor Néstor Gil que es un distinguido notario del círculo de Medellín, no tiene ninguna relación en las actividades comerciales, jurídicas o contractuales de su hijo». En la conversación el periodista de IFMNOTICIAS.COM le recordó al abogado que el notario es socio al 50% de las actividades del NJ INTERNATIONAL INVESTMENTS COMPANY SAS y como tal se lucra de esa actividad, a lo que el abogado dijo que se refería a la injerencia y explicó que «si bien existe una sociedad familiar, el doctor Néstor participa como accionista, y la actividad comercial es del doctor Julio Gil y esa actividad comercial siempre va unido a un marco normativo y legal». El abogado Uribe enfatiza que el notario Néstor Gil es una persona intachable aunque tengan una sociedad familiar, Néstor Gil no tiene ninguna injerencia sobre la empresa.

Igualmente dijo que la «actividad que desarrolla el doctor Julio Gil, no la hace de cara a ser el hijo del notario 26, sino como persona natural». El abogado insistió que se aclarara que «Néstor Gil lleva ejerciendo el cargo de notario durante 25 años o mas» y que «nunca ha ejercido su profesión como abogado y asesor ni litigante durante los últimos 25 años y nunca ha tenido una investigación o sanción y no tienen ninguna relación en el ejercicio que tiene su hijo como empresario».