viernes, febrero 26, 2021
Inicio Medellín El canabis se tomó las calles de Medellín sin protocolos de bioseguirdad

El canabis se tomó las calles de Medellín sin protocolos de bioseguirdad

La Alcaldía de Medellín en cabeza de Daniel Quintero, autorizó la ya marcha anual de los movimientos pro legalización del cannabis en Medellín. Esta marcha que se realizó en la tarde de ayer sábado 12 de diciembre congregó a cientos de los denominados «marihuaneros» en una marcha que violó de principio a fin, los protocolos de bioseguridad sin que autoridad alguna, interviniera.

La marcha masiva partió del Teatro Pablo Tobón Uribe y recorrió las principales vías del centro de la ciudad sin respetar el distanciamiento social y la gran mayoría sin tapabocas, bajo la disculpa que con tapabocas, no se puede fumar.

Iniciada sobre las 10 de la mañana la Comunidad Cannábica Colombiana, debió disculparse ante los medios y quienes les han hecho las críticas, aportando las pruebas de que en la convocatoria se había advertido sobre mantener el distanciamiento social y contemplar los protocolos de bioseguridad en un intento por sumarse a los llamados contra la propagación del Covid que se viene haciendo en el país por parte de las autoridades sanitarias y de gobiernos tanto nacional como departamental.

No obstante al llamado los marchantes incumplieron y ni los organizadores ni las autoridades de policía intervinieron a los marchantes que en la noche, repitieron las escenas de aglomeración en una multitudinaria fiesta de mezclas techno y rave que se prologó hasta las 12 de la noche.

Durante la marcha, los consumidores de marihuana fueron acompañados en sus recorridos por el ESMAD, quienes no debieron actuar mientras que funcionarios de la personería fueron veedores del ejercicio de su derecho a marchar en una nueva manifestación a favor de la legalización de la marihuana de uso recreativo.

Las críticas a los cannabinoides por incumplir las medidas de bioseguridad se extendieron al alcalde de la ciudad Daniel Quintero por autorizar este tipo de marchas sin hacer cumplir las normas de bioseguridad siendo acusado en redes sociales por su flexibilidad y complacencia en momentos en que la ciudad acaba de salir de una crisis hospitalaria tras el fuerte aumento de casos que se vivió hace un par de semanas y que obligó a decretar la alerta roja hospilalaria.

La policía también fue objeto de críticas ciudadanas por no intervenir a los organizadores, directos responsables y reclaman que sean sancionados por la evidente violación a las normas establecidas para evitar la propagación de la enfermedad.

Ya en sí, la motivación de la marcha ha tenido tradicionalmente opositores y críticos que la ven, desde el punto de vista de la moral social, como un exceso que invita al consumo de las drogas afectando a los menores de edad y jóvenes. Esta discusión de nunca acabar, tiene como respuesta de los cannabinoides con la eterna comparación del consumo de alcohol y anexan siempre, datos de que es el alcohol mucho mas perjudicial para la salud que la marihuana.

Desde el sector médico, la crítica es mucho mas fuerte, pues critican todo tipo de aglomeraciones y el no uso de tapabocas ni de distanciamiento social del que dicen, se ve luego en los hospitales, por lo que temen que este fin de año, se produzca un incremento de casos y de ocupación hospitalaria al advertir, que marchas como estas y las reuniones y fiestas decembrinas, llevan a los ciudadanos a relajar las medidas lo que se traducirá que para el fin de año, se prevean un incremento exponencial de casos.

Por eso el llamado del sector médico es tajante al cumplimiento de las medidas y de hacer el llamado a mantener la disciplina social.

 

 

 

ÚLTIMAS NOTICIAS