fbpx
viernes, septiembre 30, 2022
InicioDenuncia(Denuncia) Alertan sobre posible demolición de Fizebad

(Denuncia) Alertan sobre posible demolición de Fizebad

En una sentida carta, varios asociados a la Hacienda Fizebad, ven con preocupación la intención de venta, demolición y construcción de proyectos inmobiliarios que acabarían con uno de los lugares emblemáticos del oriente antioquño.

Según denuncian los socios y algunos de los familiares de los fundadores, «coge fuerza la intención de generar un desarrollo arquitectónico y de vivienda, que acabaría con la historia y patrimonio de la Hacienda Fizebad», según alertan

Explican que «de acuerdo con fuentes y ciudadanos preocupados de la región, un grupo de constructores encabezados por el Señor Francisco Martínez, estaría interesado en la construcción de 550 unidades residenciales en el lote que, según las normas, violaría normativas ambientales entre otras y borraría la historia de este centro histórico y social que ha forjado increíbles momentos desde 1823, hoy representados en la Corporación Club Hacienda Fizebad».

Señalan que «este hecho debe ser de amplio conocimiento ya que involucraría a los vecinos del sector y antioqueños que llevan en el corazón a Fizebad. Es de amplio conocimiento que, en el Oriente Antioqueño, se viene gestando desarrollos urbanísticos, pero cuando uno de ellos atenta con el patrimonio histórico se debe poner a consideración», explican.

“Los constructores tienen la intención de desaparecer el sector emblemático de la capilla, casa cultural y otros aspectos referentes del lugar” enfatizan mientras que indican que «para algunos interesados de la negociación es arbitrario que los posibles compradores desconozcan lo que ha representado por años este lugar”.

Recuerdan que el terreno, que es generoso, les posibilita que no se atente contra este patrimonio y piden a «las autoridades de la región en cabeza del Alcalde del Retiro y a Cornare, que deben poner atención -además de la opinión pública- para que se lleve a cabo una veeduría ciudadana en el desarrollo de este caso» según dicen.

Los familiares de los fundadores de Fizebad y algunos de los socios de la corporación, señala que «en redes, ya hay mensajes de preocupación por estos hechos que recogen inquietudes de gran importancia, entre las cuales manifiestan preocupación y susceptibilidad de cómo afectaría a la población de este sector densamente poblado, cuál va a ser impacto ambiental que ocasionará la construcción en este paraje considerado un pulmón por sus árboles y bosques, manejos hídricos y la repercusión en la movilidad que a la final serán temas contundentes en la viabilidad del proyecto. Dejando claro que lo que está en juego no es solo un patrimonio histórico» señalan.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA IMPORTANCIA DE FIZEBAD

Corrían los años 1825 cuando Don Braulio Mejía (Rionegrero) y Doña Sotera Lorenzana (Marqueza española) construyeron “la casa grande” un predio de extracción de sal, abundante para esa época. La extracción de la sal requería de procesos en calderos y la fuente de calor (combustión de madera) dio origen a áreas libres de vegetación, más conocidos como potreros. La hacienda pasó a manos de Don Raimundo Hoyos quien le da el nombre de “Hacienda Fizebad” cuya traducción es “potreros del buen retiro” en idioma “Hindi” sin desconocer la existencia de una ciudad casi homónima “Faizabad” en la India y muchas similitudes con idiomas orientales. En los años 1950, la empresa Everfit Indulana decide iniciar su producción de lana en la hacienda importando ovejas de Nueva Zelanda y Argentina, llegando a tener en pastoreo más de 3000 ovejas. En aquel entonces el Dr Jaime Posada y su señora esposa Ligia Moreno de Posada se dan a la tarea de recuperar “la casa grande” intentando reconstruir su arquitectura y mobiliario de la época, pero además deciden replicar un pueblito paisa con calles empedradas, iglesia, botica, tienda, y una plaza principal.

El objetivo tener un lugar para los directivos de la empresa quienes en 1976 deciden abrir sus puertas a la comunidad como una contribución a la cultura para ser disfrutada por locales y extranjeros. Everfit pone en venta el predio por razones económicas y es así como un grupo de amigos: Jorge Valen Franco, Gustavo Duque Ramírez y Julio Ospina en una labor titánica se dan a la tarea de crear una corporación que salvaguardara este ícono histórico del oriente Antioqueño. Para el año 1980 nace lo que hoy se conoce como Corporación Club Hacienda Fizebad, un lugar apacible, de singular y exuberante belleza. No es entonces fácil reconstruir tantos aspectos históricos, pero sí se puede inferir que el Municipio debe su bautizo “El Retiro” a aquella hacienda Fizebad “el buen retiro”.

Una de las hijas de uno de los fundadores de la Corporación, reaccionó a lo que se comenzó a revelar y dice: «estoy aterrada con esa noticia. Se que hay propuestas de Tulio Gomez también para comprar y construir edificios». Señala

Sobre la historia de Fizebad, recuerda además que «en esa historia faltan dos elementos que sabes están ligados directamente conmigo: la escultura en bronce que hay al frente del pueblito y bajo un árbol imponente es de Jorge Marin Vieco… Y a Jaime Tobon Villegas se le debe que a finales de los 80’s no se vendiera a unos mafiosos (no se a quienes), el espacio reservado para club social y todos los terrenos que habían sido de Everfit».

Hace énfasis en que «Esto era tan grande que todas las parcelaciones que llevan el nombre de Fizebad… lagos, colinas, cerros, bosques… y las que están vendiendo los herederos de John Gomez (reforestadora los retiros, papeles familia), que ya no volvieron a arborizar, todo eso hacía parte de la gran hacienda».

Retoma diciendo que «Te decía entonces que Jaime se le metió con alma vida y sombrero y salvó el club y la corporación y fue el primer Gerente de esa nueva institución. Hoy el pueblito conserva su nombre en una de sus calles».

La hacienda Fizebad conserva la gran casona y la réplica del pueblo, además de tener canchas de Tenis, piscina, un campo de golf de medio circuito, caballerizas y el envidiable restaurante La Casita Roja; teniendo además convenio con varios clubes sociales y de ejecutivos de la ciudad como el Country, permitiendo a las familias disfrutar del paisaje y el privilegio del legado histórico.

Pero además Fizebad es uno de los sitios preferidos para matrimonios, reuniones y juntas, espacio que se perdería de acuerdo con los denunciantes.

ÚLTIMAS NOTICIAS