fbpx
miércoles, abril 24, 2024
InicioOpiniónColumnista InvitadoDe ciudad a distrito, hora de priorizar

De ciudad a distrito, hora de priorizar

Entender las implicaciones de este nuevo “apellido”, que es la vocación elegida para la ciudad, es imperativo. ¿Qué significa realmente ser un Distrito para una ciudad como la nuestra?.

Por: María Bibiana Botero Carrera*

Alcaldía de Medellín, Distrito Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación. Así se denomina legalmente nuestra ciudad desde el 12 de enero de 2023, luego de expedida la Ley 2286 que reglamentó al acto legislativo No. 01 de 2021. Esta ley dota al Distrito, al menos en el papel, de las competencias, facultades, instrumentos y recursos legales para establecer su régimen político. Ser Distrito le da a Medellín autonomía para la gestión de sus intereses en materia fiscal, financiera, político-administrativa y territorial. Esta ciudad ahora puede cambiar su estructura administrativa y adquiere la misión de invertir de manera específica en CTI.

En Colombia, los distritos, a excepción de Bogotá, existen desde 1988 y fueron una figura usada inicialmente para que ciudades, marítimas o ribereñas, pudiesen tener actuación sobre sus zonas portuarias. Bajo esta figura, Riohacha, Santa Marta, Barranquilla, Cartagena, Turbo, Buenaventura, Tumaco, Barrancabermeja y Mompox, son distritos portuarios. Además de ellas, están Cali como Distrito del Deporte y Medellín como Distrito de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Entender las implicaciones de este nuevo “apellido”, que es la vocación elegida para la ciudad, es imperativo. ¿Qué significa realmente ser un Distrito para una ciudad como la nuestra?

Ser Distrito posibilita, no obliga, una reorganización administrativa del territorio. Una ciudad como Medellín, donde la comuna de Belén tiene 215.000 habitantes, muchos más que 900 municipios de Colombia, puede abrir la puerta a esta discusión que serviría, por ejemplo, para descentralizar el gobierno de la Alpujarra y acercarlo más a los barrios y comunas, a la ciudadanía en su vida cotidiana.

Ahora bien, en la Política Distrital de Ciencia, Tecnología e Innovación para la Sostenibilidad, adoptada por el Concejo de Medellín mediante el Acuerdo Municipal 078 de 2023, se establecen 32 estrategias divididas en cuatro componentes: sostenibilidad ambiental, transformación digital, desarrollo social y humano y desarrollo económico. Demasiadas estrategias para hacerlas realidad. La primera tarea debe ser priorizar. ¿En qué nos vamos a concentrar?

La ley establece el fondo CTI, que contará con unos 100.000 millones de pesos al año y que serán direccionados por el alcalde de acuerdo con la regulación establecida, así como la creación de una zona de tratamiento especial. Una oportunidad de oro para que Ruta N retome su rumbo, y ponga en el centro de su estrategia la innovación, la ciencia y el conocimiento aplicado a catalizar el desarrollo económico de la región, con metas a largo plazo e indicadores de gestión.

La conversación apenas comienza. De la implementación de Distrito que haga la Alcaldía, con rigor técnico, participación amplia de la sociedad, priorización de actividades y visión de futuro, dependerá que este nuevo título que hoy ostenta Medellín se convierta en una herramienta de desarrollo y no en una pesada carga burocrática.

Tenemos en las manos una oportunidad invaluable para que emerja un nuevo tejido empresarial diversificado y de base tecnológica, de servicios de alto valor que, conectado con el mundo, genere crecimiento económico, ese que permite el desarrollo social.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Abrir chat
💬 Soy INTELLECTA ¿En qué puedo ayudar?
INTELLECTA
Hola 👋 Soy INTELLECTA, el robot virtual de Inteligencia Artificial de IFMNOTICIAS.COM.
¿En qué puedo ayudarte?