jueves, mayo 13, 2021
InicioEconómicasCarlos Ignacio Gallego, presidente de Nutresa, envió emotivo comunicado a los trabajadores...

Carlos Ignacio Gallego, presidente de Nutresa, envió emotivo comunicado a los trabajadores del grupo

Las mentiras de Daniel Quintero ya se cuentan por cientos y ante lo dicho sobre el Grupo Nutresa en las recientes declaraciones que el alcalde ha dado en medios de comunicación, Carlos Ignacio Gallego, presidente del Grupo, dio a conocer un comunicado interno dirigido a todo su equipo de colaboradores; comunicado que removió las fibras mas sensibles.

Este es el texto de comunicado.

Con relación a una reciente declaración del Sr. Alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, me permito compartirles el siguiente mensaje:

COMUNICADO INTERNO

Soy el mayor de tres hermanos de una familia de Medellín. Mis dos abuelos fueron maestros de escuela, honor enorme porque sé perfectamente lo que significa esta vocación.

Estoy felizmente casado, mi esposa Isabel Cristina y nuestras hijas Sofía y Amalia son mi fuente de inspiración permanente.

Crecí en un hogar con muchas limitaciones, con muchas necesidades, pero donde nunca faltó amor ni educación; mis padres me formaron con principios y valores claros, y me dieron siempre ejemplo de integridad, de respeto por los demás, de responsabilidad y trabajo honrado para salir adelante.

Cuando terminé mi bachillerato, a pesar de haber sido distinguido con la medalla “Andrés Bello” por mis resultados en las pruebas de estado, afronté grandes dificultades económicas para ingresar a la Universidad. Pude ingresar a Eafit porque una tía abuela me pagó la matrícula del primer semestre, y después gané, por seis veces, la beca de honor por mejor desempeño académico y así, con la ayuda de familiares, con el apoyo de mis padres y mis hermanas y el respaldo de la Universidad, me gradué con honores como Ingeniero Civil, y obtuve la beca para cursar mi MBA en la misma universidad.

En 1990, ya laborando en una empresa del sector inmobiliario, cuando planeaba trasladarme a otra ciudad para trabajar en hidrocarburos, un profesor de la Universidad me contactó pidiéndome que asistiera a una entrevista en la Compañía Nacional de Chocolates, donde estaban buscando un ingeniero con sensibilidad por lo humano para entregarle una responsabilidad importante. Así, sin “pedigree”, sin “roscas”, sin ser accionista, después de un proceso de selección muy exigente que culminó con una entrevista con el doctor Fabio Rico Calle, entonces Presidente de la empresa, llegué a la Nacional de Chocolates el 29 de mayo de 1991.

Desde ese día he trabajado con amor y entusiasmo, construyendo de la mano con un equipo formidable una organización que genera desarrollo a todos sus grupos relacionados.

Después de ocupar 10 cargos diferentes en mi carrera en el grupo, a finales de 2013 fui invitado a participar en el proceso que adelantaba el Comité de Nombramientos de la Junta Directiva de Grupo Nutresa con la firma consultora Egon Zehnder (experta en selección de líderes para alta dirección), para designar el sucesor de Carlos Enrique Piedrahita, quien tramitaba su jubilación.

El documento de las competencias esperadas en quien ocupara esta posición, mostraba que la Junta Directiva, más allá de un experto en alimentos o finanzas, buscaba una persona capaz de gestionar transformaciones, de conectarse con la sociedad y de liderar una organización que prospere generando valor social, ambiental y económico a sus grupos relacionados.

Después de un proceso riguroso, la Junta Directiva me informó que había sido seleccionado y asumí el cargo de Presidente de Grupo Nutresa el 1 de abril de 2014. En la asamblea de accionistas de ese año, al recibir el cargo manifesté que era un gran honor y una gran responsabilidad, y que veía este nombramiento, ante todo, como una enorme oportunidad de servir a los demás.

No soy entonces, como algunos dicen, el dueño de la empresa. La quiero y defiendo más que si fuera mía, pero no soy accionista. Soy un empleado, un administrador profesional, o, como diría el doctor Nicanor Restrepo, “un mayordomo” temporal de esta organización. Resalto el “temporal” porque por buen gobierno corporativo, las normas internas disponen que los Presidentes de Grupo Nutresa debemos jubilarnos a más tardar a los 65 años y cuando lo hacemos, nos retiramos y, en adelante, no representamos ni administramos la empresa.

Grupo Nutresa es hoy propiedad de más de 11.000 accionistas, entre ellos los Fondos de Pensiones y Cesantías a quienes confían sus ahorros más de 15 millones de colombianos.

El ejercicio de este cargo me ha permitido entender que los líderes nos dedicamos principalmente a cuatro cosas: a acompañar el desarrollo de otros (dentro y fuera de la empresa), a construir confianza, a buscar todos los días propósitos superiores que nos unan y a mantener viva la esperanza.

Estas responsabilidades facilitan también el reconocer que somos vulnerables, que no somos perfectos y que debemos estar siempre dispuestos a ayudar y dejarnos ayudar.

Grupo Nutresa ofrece nutrición, bienestar y placer a clientes, consumidores y compradores a través de alimentos y experiencias; tiene además inversiones estratégicas ajustadas a la ley y a las normas en Grupo Sura S. A. y Grupo Argos S. A., inversiones en empresas que dan balance a sus riesgos, que generan valor en el largo plazo y con las que comparte una filosofía empresarial de reconocimiento y respeto por el ser humano y de actividad empresarial como motor de desarrollo para toda la sociedad.

El propósito superior de Grupo Nutresa es construir un mundo mejor donde el desarrollo sea para todos, y para ello su proyecto empresarial considera los más altos niveles de buen gobierno corporativo, se preocupa por entender cada día mejor las expectativas y necesidades de sus grupos relacionados y por conocer los riesgos y tendencias; y considerar referentes de la humanidad como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) al construir y ejecutar su estrategia.

En esta organización entendemos la importancia de contar con instituciones sólidas, y respetamos las autoridades legalmente constituidas, al tiempo que como ciudadanos ejercemos la responsabilidad de participar en la construcción de lo público con criterios de eficiencia, transparencia y buscando siempre el bien común.

Admiramos a las Empresas Públicas de Medellín, la consideramos un patrimonio de la ciudad, de Antioquia y del país. No somos ni hemos sido accionistas de la empresa, ninguna de las personas de la Junta Directiva que renunció en pleno estaba allí en representación de Grupo Nutresa, ningún empleado de EPM llegó allí por Nutresa, no percibimos rentas de esta empresa ni condiciones que nos otorguen privilegio alguno, somos clientes industriales de EPM a quienes compramos servicios de acueducto, alcantarillado, energía y gas.

Somos, además, aliados de EPM en el Fondo de Agua, en donde coincidimos en nuestro compromiso de cuidar el agua para futuras generaciones.

En cuanto a lo político, creemos en la democracia y respetamos la diversidad. No somos ni tenemos partido ni candidato propio como algunos erróneamente señalan. Actuamos de forma proactiva en los espacios de participación que la sociedad y la ley disponen para empresarios y ciudadanos con el objetivo de contribuir al desarrollo.

Dado que el Alcalde Daniel Quintero se refirió en medios a una reunión que sostuvimos con él, puedo confirmar que participé no en una, sino en dos reuniones. Los que me conocen, saben que soy muy cuidadoso en asuntos de agenda por lo que tengo buena memoria de los hechos, las fechas, los lugares y los asistentes de las reuniones a las que asisto.

La primera, el jueves 7 de noviembre de 2019 entre las 7:30 y 9:30 de la mañana, propiciada por un empresario bien intencionado que facilitó el encuentro. En casa de este empresario, conversamos el Alcalde electo Quintero, su esposa, el empresario mencionado, un líder político; David Bojanini, Jorge Mario Velásquez y yo. En esta reunión, el Alcalde abrió la conversación ofreciendo disculpas por la forma en que se había referido al GEA en su campaña, y diciendo que, en el calor de la campaña, y buscando votos, se dicen cosas y que él reconocía que se le había “ido la mano” y por eso ofrecía disculpas.

Jorge Mario Velásquez, David Bojanini y yo, aceptamos las disculpas y le manifestamos que estas organizaciones han estado siempre comprometidas con la ciudad, participando, entre otros, en programas de nutrición, de educación, de generación de ingresos, de apoyo al arte y la cultura, sin esperar nada a cambio y que esta ciudad ha avanzado aceleradamente apoyada en la colaboración de lo público con las ONG, las comunidades, la academia y los empresarios, y que si él lo consideraba, esto podría seguir dándose, pero que entendíamos que si no lo quisiera hacer, igualmente trabajaríamos en la ciudad con otros aliados, en otros municipios y con los departamentos.

El alcalde fue amable y dijo que sí lo veía posible. Incluso me preguntó que por qué no me iba a trabajar con él como Secretario de Educación, lo cual agradecí y respondí que valoraba mucho el ofrecimiento, pero tenía aún retos grandes en Grupo Nutresa. Le aseguré que en Medellín encontraría excelentes aliados para trabajar en educación, incluidos nosotros con el programa Líderes Siglo XXI, con las triadas para apoyar instituciones oficiales, y con los programas de “Ser más maestro” y “Rectores líderes transformadores” con Proantioquia.

Después, en muy buena tónica, hablamos sobre retos de ciudad y sobre la importancia de cuidar a EPM como patrimonio de Medellín. En alguno de los apartes, el alcalde dijo estar pensando en el nuevo Gerente y solicitó le sugiriéramos candidatos. Así, y luego de agradecer al anfitrión el hacer posible el encuentro, terminó esta primera reunión.

La segunda reunión fue el 12 de diciembre de 2019, en casa del Señor Alcalde, de 5:00 a 6:30 p.m. y asistimos además del Alcalde, Jorge Mario Velásquez, David Bojanini y yo, reunión que buscaba transmitirle algunas sugerencias (como lo había pedido en la reunión anterior). En primer lugar, se le preguntó al Alcalde si dado que EPM se encontraba en plena crisis por el Proyecto Hidroituango y Jorge Londoño había estado al frente gestionando bien la emergencia, si él veía posible darle continuidad por un tiempo y hacer el cambio más adelante. El Alcalde nos respondió que sinceramente él no veía esto viable políticamente, que él había hecho su campaña atacando a Jorge Londoño y esto no se lo entenderían y no se lo aceptarían.

Entendida su posición, le sugerimos que otro muy buen candidato podría ser Luis Fernando Rico, quien se había retirado recientemente de Isagen, y era un hombre con experiencia en el sector, respetado y conocido, y con todas las capacidades para ocupar la posición. El Alcalde nos respondió que a él le gustaba mucho ese candidato, pero lamentablemente ya le había ofrecido la gerencia y le había respondido que no.

Con esta respuesta, comentamos la importancia de EPM y lo clave de escoger un muy buen gerente y le recomendamos acompañarse de una buena empresa para la búsqueda de líderes para encontrar la persona apropiada.

Cerrado este tema, pasamos al jardín y allí el Alcalde nos compartió algunas de sus ideas de combinar las tecnologías de información con los servicios públicos tradicionales, agradecimos la reunión y nos retiramos.

En resumen: una reunión con sugerencias solicitadas, con la mejor intención por EPM y la ciudad, donde no se exigió nada a cambio, no se pidió la gerencia y, mucho menos, la empresa.

Medellín es una ciudad que ha logrado grandes progresos, y sin duda con muchos problemas por atender todavía, una ciudad que en las últimas décadas ha logrado importantes avances que no deberíamos perder, es posible construir sobre lo avanzado.

La dimensión de los retos de la ciudad es tal, que se requiere el compromiso y aporte de todos los actores de la sociedad, no es sembrando división e inventando enemigos que se van a resolver.

La desinformación y las mentiras afectan la confianza, y sin confianza no es posible establecer relaciones y cooperar.

Como empresarios generamos desarrollo, lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo en Medellín, en Colombia y en los quince países donde operamos.

Desde lo público, el Alcalde está al frente del destino de la ciudad, una urbe diversa donde cabemos todos y donde se necesita el esfuerzo de todos para seguir adelante.

Con esperanza y confianza en un futuro mejor entre todos,

Carlos Ignacio Gallego Palacio

Presidente
Grupo Nutresa S. A. Medellín, abril 19 de 2021

Grupo Nutresa S. A.

ÚLTIMAS NOTICIAS