IFMNOTICIAS

(VÍDEO) Ciudadanos indignados atacan sede de la Cric y minga indígena en el Cauca

COLOMBIA. Los ciudadanos de Popayán y del departamento de Cauca, cansados por los bloqueos a la vía Panamericana y el desabastecimiento en que han quedado por cuenta de la quema de camiones y el impedimento al ingreso de los alimentos, combustibles y productos al departamento, protagonizaron una asonada en contra de las instalaciones de los promotores de la minga indígena y las instalaciones de la Cric.

La fuerte tensión que se viene viviendo a las afueras de esta sedes desde hace dos día, estalló hoy ya con hechos de violencia en los que los ciudadanos, cansados, salieron en masa y atacaron las instalaciones y a los promotores de los  bloqueos quienes acusan de terroristas y manipuladores.

A piedra cogieron las instalaciones del CRIC en Popayán.

A piedra cogieron las instalaciones del CRIC en Popayán. Esto fue lo que ocurrió durante la protesta realizada por la comunidad de Popayán rechazando el bloqueo de la vía panamericana por parte de los indígenas.

Posted by Última Hora Cauca on Wednesday, April 3, 2019

 

La minga indígena ha protagonizado en la vía panamericana, actos de violencia que parten de la quema de camiones, ataque al transportadores y enfrentamientos con la fuerza pública, mientras rechazan los acuerdos y propuestas en la mesa de negociación que el Gobierno sostiene con la minga indígena.

En los ataques, fue la propia fuerza pública, que la Minga agrede, quien los defendió de la multitud enfurecida que reclama el despeje de la vía y la vuelta a la normalidad.

Luego de varias semanas de cierre en la vía, no solo es Popayán y el departamento del Cauca el afectado. Por esta vía se comercian importantes productos que abastecen a todo el país los mismos que no han llegado a su destino encareciendo los precios. En la zona es problema es mayor, porque ya no hay gasolina y los supermercados y tiendas ya agotan las existencias.

Tras las millonarias pérdidas que ha generado, la Minga continua cerrada en exigencias que nada tienen que ver con el movimiento indígena, como prohibir el vuelo de aeronaves por los cielos de los resguardos, el no reconocimiento de Juan Guaidó como presidente de Venezuela, la no presencia de fuerzas pública en su territorio mientras piden que se le entrega a la Cric, una ONG que no representa a todos los resguardos indígenas ni a toda la población, de un territorio equivalente al departamento de Caldas.

En los dos días de molestia de los ciudadanos payaneses, este es el primero en que se produce un ataque que debió ser dispersado y controlado por la fuerza pública, agravando el conflicto en esta parte del país, que se divide y radicaliza entre las posiciones de la Cric y la del resto de los pobladores.

 

Comentarios: 0