IFMNOTICIAS

Vicepresidenta insta a no convertir el debate sobre las objeciones a la JEP en un pulso político

COLOMBIA. Para la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, la protesta a favor de la paz que se realizará este lunes en la tarde y la minga indígena del Cauca, que ya competa una semana de bloqueo en la vía Panamericana para exigir cumplimiento de compromisos a favor de sus derechos, buscan poner al gobierno del presidente Iván Duque contra la pared.

“Hay comunidades enteras totalmente afectadas por el pulso político que quieren hacer contra el Gobierno. Los únicos que ganan son los que están detrás, pero que les hacen daño a las comunidades. Necesitamos que Colombia tenga conciencia de que hay muchos actores que quieren cambiar el sistema de Gobierno, que quieren cambiar nuestro sistema económico y utilizan la confusión, el descontento para arrinconar al Gobierno”, dijo la vicepresidenta.

Ramírez añadió que lo que el país está viendo con el bloqueo de la carretera es inaceptable, porque está generando aumento en los precios de los combustibles y de los alimentos para las comunidades de la zona. También aseguró que no es cierto que el Gobierno no haya hecho presencia porque la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, ha hecho presencia en el territorio con parte de su equipo de trabajo.

Así mismo, señaló que lo que no ha hecho el Gobierno es ser irresponsable. Dijo que el expresidente Juan Manuel Santos firmó acuerdos con la población indígena que sabía que no podía cumplir. Agregó que dejó comprometida a la actual administración, pero sin presupuesto. “Hoy pretenden colocar al Gobierno de Iván Duque contra la pared, decir que la ministra del Interior no ha hecho presencia cuando sí la hizo por 10 días con varios de los viceministros y, con todo este caos, hacerle más daño a la legitimidad institucional”.

En cuanto a la movilización nacional que se ha convocado a favor de la paz y en rechazo de las objeciones que hizo el presidente Duque a seis artículos de la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), la vicepresidenta señaló que hay un trasfondo político detrás de esta.

Marta Lucía Ramírez dijo que el compromiso con Colombia se demuestra en no dejar aprovechar este momento de confusión por cuenta de las objeciones que hizo el presidente a la JEP para hacerle pulso.

“No soy no soy partidaria de que se utilice la confusión ciudadana para salir a generar una movilización que tiene por objeto, en algunos actores políticos, poner al Gobierno contra la pared. Este pulso con el Gobierno es un pulso que nos daña a todos, que daña muchísimos a muchas de las comunidades”, señaló.

 

____

Colprensa

Comentarios: 0