jueves, junio 17, 2021
InicioColombiaVía libre para reinicio de la aspersión aérea con Glifosato sobre cultivos...

Vía libre para reinicio de la aspersión aérea con Glifosato sobre cultivos ilícitos

Todo está listo por parte del Gobierno Nacional para recomenzar la fumigación con Glifisato sobre los cultivos ilícitos, principalmente en los departamentos de Cauca, Nariño, Putumayo, Norte de Santander y Antioquia, luego que se conociera que el juez segundo administrativo de Pasto en Nariño, dio vía libre para el uso del glifosato en Colombia

Según el ministro de Justicia, Wilson Ruiz,  una vez se otorgue la autorización por parte de la Autoridad de Licencias Ambientales (Anla), se reanudará de inmediato con el apoyo del Ejército y la Policía, la aspersión aérea con glifosato en el país y así retomar la erradicación de cultivos ilícitos.

El ministro dijo que «hay 3 formas para esto: la sustitución de cultivos ilícitos, la radicación manual y el uso del glifosato; lo ideal es que de un momento a otro estemos arrancando nuevamente con las aspersión aérea».  Ruiz además celebró el fallo del juez de Pasto que dio razón a las autoridades tras la denuncia desacato que las comunidades afro, indígenas, y campesinas, interpusieron contra la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), la Dirección Antinarcóticos de la Policía y la Autoridad Nacional de Consulta Previa del Ministerio del Interior.

Estas comunidades reclamaron por el no cumplimiento del fallo de tutela que ordenaba garantizar la participación integral de todos los sectores en el Programa de Erradicación Cultivos Ilícitos mediante Aspersión Aérea con Glifosato (PECIG). En este caso, las comunidades pretendieron hacer creer que la tutela, que señalaba generar garantías, era sinónimo de prohibición de la fumigación; mientras que lo que realmente señaló el juez, es que lo que ha existido es un verdadero esfuerzo por parte del Gobierno para generar esas garantías y se de una real socialización sobre el uso de la aspersión aérea con glifosato de En ese sentido, el juez segundo administrativo de Pasto, conlsideró que no había desacato y por el contrario el Gobierno sí ha cumplido con el fallo de tutela.

En palabras del Juez, “el juzgado concluye que la conducta desplegada por los funcionarios responsables del acatamiento del fallo de primera instancia modificado en segunda instancia por parte del Tribunal Administrativo de Nariño, está apegada al principio fundamental de buena fe que debe observarse en toda actuación y se han desarrollado actuaciones tendientes al obedecimiento de las órdenes emanadas en la tutela”.

Este es otro éxito en la campaña por la lucha contra el cultivo y producción de narcóticos, en el sur del país, tras la destrucción de 63 laboratorios para el procesamiento de Cocaína. El único escollo que quedaba era el jurídico que ahora también se logra superar para que, esta misma semana, se inicie con las fumigaciones.

Dentro de los compromisos del Gobierno para no vulnerar los derechos de las comunidades con la fumigación, está la de informar oportuna y ampliamente a las comunidades sobre los procesos que se desarrollarán, igualmente, la fumigación se realizará por aspersión aérea utilizando bajas alturas y herramientas alternativas como drones para evitar que el glifosato llegue a otros cultivos y la combinación de métodos de erradicación que van desde el retiro manual de plantas de coca, en lugares que tengan cercanía con otros cultivos.

Precisamente esa es una de las denuncias que se vienen haciendo desde las entidades encargadas de la erradicación, y es que en muchos lugares se ha ido mezclando en los plantíos de coca, otros cultivos, a fin de buscar una manera de evitar por parte de los propietarios de los cultivos, que sean fumigados, por eso también han venido avanzando en un censo de los predios que han comenzado a aplicar esta metodología dilatoria para denunciarlos y poder proceder con la fumigación.

En Colombia y pese a las dificultades para fumigar, se pasó con la decisión del Gobierno de 169.000 hectáreas en 2018 a 154.000 hectáreas en 2019 y con la fumigación, se busca que en los próximos dos años, Colombia haya rebajado al menos a la mitad la cantidad de hectáreas cultivadas, si se aplica correctamente la ofensiva.

ÚLTIMAS NOTICIAS