fbpx
miércoles, agosto 10, 2022
InicioOpiniónCarlos Andrés Echavarría BlandónUn Nombramiento retador: Iván Velásquez

Un Nombramiento retador: Iván Velásquez

Por: Carlos Andrés Echavarría Blandón

Con la llegada del nuevo inquilino de la Casa de Nariño también asumen todos los colaboradores quienes son los responsables que las políticas y sobre todo la ideología del nuevo mandatario, sea plasmada en cada una de las carteras que dirige al país. El Estado por ese período de tiempo es del grupo que tuvo el favor popular en las elecciones y para mal del país, los ganadores el pasado mes de junio están demostrando claramente hacia dónde quieren enfilar el NO FUTURO del país.

Toda la izquierda carnívora latinoamericana al llegar al poder demuestra que no son tibios, nada de la falsa moral de los socialdemócratas que dividen las carteras ministeriales entre los grupos políticos que los apoyaron para alcanzar el poder; incluso con un afán de querer quedar bien con todos los sectores del país para conseguir a una tal “gobernabilidad” para que las iniciativas presentas por el poder Ejecutivo no tengan tropiezos en el Senado, presidentes como Iván Duque le dan ministerios a sus contradictores. La izquierda radical, como la del presidente Gustavo Petro, no se pone en ese juego de darle a todos para que todos sean felices, es claro que son ellos y solo ellos los que van a gobernar y no le importa que tan retador sea cada uno de los nombramientos que ha realizado durante estos pocos días en que ha sido presidente electo, lo que le interesa es implantar su modo pensamiento y su doctrina de odio.

Nadie más controversial para tomar una de las principales carteras del país como lo es el abogado Iván Velásquez, una persona muy turbia quien tiene como mayor logro ser un fiel y leal seguidor de Gustavo Petro, pero con un objetivo que debería de alertar a los colombianos. Según el diario El País de España, un medio de clara tendencia política de izquierda, ante el nombramiento como ministro de Defensa de Iván Velásquez publicó lo siguiente: “El hombre encargado por el presidente Gustavo Petro para desmontar uno de los ejércitos más poderosos de América Latina

Esa percepción del diario español es fundada en los continuos ataques que durante su vida a realizado Velásquez en contra de una de las instituciones más queridas por todos los colombianos, El Ejército Nacional. Todo gracias a que Velásquez continúa siendo un fiel convencido de las bondades de la doctrina marxista y quiere implementar el modelo autoritario que conlleva en su ADN el socialismo. Para lograrlo, sabe que primero que tiene que hacer es debilitar uno pilares que sostiene la democracia y que tiene como única función la protección apolítica del territorio nacional. El ejército de un país, es el único que tiene la capacidad bélica para derrocar presidentes que se convierten en dictadores y tiranos, por ello, lo primero que piensa Velásquez que se debe hacer es desacreditar la institución a niveles tan altos en donde sea la misma ciudadanía quien pida su cambio o abolición, un ejemplo claro son los mal llamados Falsos Positivos, de esa manera el régimen de turno podrán colocar sus piezas que le permita asumir el control total de las armas y con ello poder controlar cualquier tipo de insurrección en su contra y eternizarse en el poder.

La empresa de Velásquez para implantar el marxismo ha traspasado las fronteras de Colombia y llegó al punto de intervenir en la justicia de un país como Guatemala del cual fue expulsado por su intromisión y descarada participación en favor de las guerrillas de ese lugar, además de ser promotor del cambio de la constitución del país centro americano. Velásquez utilizó medios ilegales para condenar al Estado Guatemalteco por todos los actos de violencia que allí se presentaron durante las décadas en que se vivió un conflicto armado con las guerrillas leninistas de Guatemala patrocinadas desde Cuba, algo muy parecido a lo que determinó en Colombia la mal llamada Comisión de Verdad regida por el sacerdote Francisco de Roux, claramente afín y posible seguidor de la guerrilla del ELN. (ver artículo https://ifmnoticias.com/comision-de-la-verdad-o-vendetta-criminal/)

En el programa verpertino Ventana Abierta de IFM Noticias que se transite todos los jueves a las 6 pm, fue entrevistada la activista guatemalteca Tilly Bickford, quien hizo una exposición magistral sobre lo que fue el funesto paso de Iván Velásquez por su país. 

En Guatemala se vivió un conflicto armado durante 36 años que terminó con un acuerdo de paz en el año 1996 y se nombró a una entidad para que se encargara de investigar y contar la verdad de lo ocurrido durante ese período de conflicto. Se encargó a la Naciones Unidas, -ONU-, para que dirija la actividad enviando a una serie de comisionados quienes se encargarían de crear los mecanismos para proceder con la investigación, una clara claudicación de la soberanía nacional en favor de una entidad que abiertamente siempre iba a condenar al Estado como responsables de la violencia en su país. Pero la similitud con Colombia no para allí, dijo Bickford: “Se crea la Procuraduría de Derechos Humanos y el Ministerio Público que debe ser el investigador de los crímenes en Guatemala” Suena muy parecido a una tal JEP y una Comisión de la Verdad.

En el año 2013 nace la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, Cicig. La izquierda es feliz colocando nombres rimbombantes a sus comisiones con el fin de confundir y no revelar sus verdaderos alcances. Dijo Bickford: “Llegan los primeros dos comisionados (enviados por la ONU), dos personajes que fueron realmente insignificantes en la vida de Guatemala, no hicieron nada, vinieron a Guatemala solo a vivir la buena vida a recibir sueldos altísimos a tener sus gastos pagados” Al igual que la gran mayoría de los funcionarios de las naciones unidas que están desperdigados por todo el continente, son unas cargas para cada nación que los sostiene y generalmente salen por todos los medios de comunicación con sus teorías de índole socialista.

Pero hubo un tercer comisionado, dijo Bickford: “El tercer comisionado, llega Iván Velásquez en el 2013 (…) En el año 2015, en Guatemala se hacen manifestaciones en contra de la corrupción del gobierno (…) y es allí en donde Iván Velásquez se toma el poder

Para un enviado de la ONU encargado de conformar un tribunal que juzgue los actos de corrupción en el gobierno de un país, le cayó de perlas una manifestación popular en contra del presidente de turno y como buen estratega Velásquez supo que su oportunidad dorada estaba para tomarla y lo realizó sin dudarlo.

Ahí nos empezamos a dar cuenta que el momento en que nosotros logramos derrocar al presidente (Otto Pérez Medina, 2015) e Iván Velásquez tomó el poder, tomó el poder de las cortes y allí pretendió dar un golpe de Estado técnico, usando las cortes y llegando él queriendo reinar sobre Guatemala” Dijo Brickford. Un comisionado con ínfulas de poder supremo dado por una entidad como la ONU se creyó por encima de todo un país, se creyó el iluminado para rescatar al pequeño país centroamericano y pasó por encima de todo queriendo implementar su ideología mediante un modelo dictatorial.

¿Cómo llegó a tener tanto poder Velásquez en Guatemala?, la respuesta la dio Bickford: “Empieza a escoger a ciertos personajes con una trayectoria como corrupta, por ejemplo, La Fiscal General, quien estaba en una lista del Cicigen donde no era una persona idónea para ocupar el cargo (…), Iván Velásquez presiona para que sea electa Fiscal General porque sabe que una persona así de corrupta es fácil de manejar

Si se tiene fiscal general de bolsillo es fácil comenzar a realizar una persecución en contra de todas las personas que se considera que está entorpeciendo el camino para lograr los objetivos planteados por Velásquez. Dijo Bickford: “Toma esa forma de control sobre el ministerio público y empieza una persecución política a empresarios, a las fuerzas armadas y en contra de veteranos militares y empieza un temor (de la ciudadanía) a lo que es el Cicig” Nada más parecido lo que fue la Cheka implementada por el tirano Lenin en los primeros años de la toma del poder en Rusia.

Continua Bickford: “Nace el programa <<los jueves del Cicig>>, es allí en donde ellos salían a señalar mediáticamente a todos sus opositores políticos y es allí en donde comienza a tomar el poder (Velásquez) que nadie le dio. Toma el control de las Cortes, crea los juzgados de alto impacto y al igual que con la Fiscal Maldana, nombra a jueces corruptos que serán fáciles de manipular

Al ser unos juzgados nombrados para la lucha en contra de la corrupción de Guatemala, como era de esperarse, todos los casos importantes se dirigían, ya no ante la justicia ordinaria, sino ante los Juzgados de Alto Impacto donde la decisión de culpable estaba escrita antes de comenzar el juicio. En los casos de mayor relevancia, siempre se vio a Velásquez participar tras bambalinas durante todo el juicio hasta que se obtenía el resultado que predispuso para la pobre víctima. Bickford argumentó varias veces durante la entrevista, la compra de testigos en donde tenían un libreto para condenar al acusado, la mayoría de las acusaciones eran completamente falsas y las personas que imputaban ni siquiera estaban en la zona de los acontecimientos y que no tenían forma alguna de conocer los hechos; pero la Cicig los presentaba como los “testigos estrella”. Velásquez estaba fabricando una dictadura con base en el poder judicial, una estrategia típica de los regímenes totalitarios en donde se realizan “juicios” sumariales en contra de cualquier persona que se interponga en sus objetivos y sin importar clase social, condición racial o sexual; todos en Guatemala podían ser condenados como responsables del conflicto armado. Como nota se debe mirar el paralelo de lo que hoy es la JEP en Colombia, un modelo fiel copia de los juzgados de Velásquez en Guatemala.

No conforme con tener el control de los jueces y la fiscal general de Guatemala, Velásquez quería mucho más. Dijo Bickford: “Se va entrometiendo en los asuntos internos del país buscando primero, cambiar la constitución, lo que gracias a la ciudadanía no lo logró, luego pretendiendo cambiar las reglas electorales, gracias a la ciudadanía tampoco lo logró

Cambiar la constitución, cambiar el modelo electoral, tener control del fiscal y tener el control de los jueces, hacía evidente que Velásquez era el hombre fuerte de Guatemala y que su misión era implementar una dictadura democrática como la que hoy vive Cuba y Venezuela en donde el miedo es el medio de controlar a los ciudadanos.

La historia para Guatemala tuvo un final feliz debido a que la ciudadanía no permitió que Velásquez realizara sus sueños de socialismo y el presidente Jimmy Morales en el año 2018, expulsó a Velásquez del país y lo declaró persona no grata prohibiendo un reingreso futuro a su territorio nacional.

¿Cuáles serán las verdaderas intenciones del presidente Petro para nombrar a una persona como Iván Velásquez?, ¿Cuál es la intención de nombrarlo en la Cartera de Defensa?, ¿Quiere Petro terminar con la moral de las fuerzas armadas?, ¿La misión de Velásquez es criminalizar a los militares de alto rango?,¿Por qué Petro retó de esa forma al país?

Una serie de preguntas que deja más preocupaciones sobre el camino que tomará el presidente socialista que los colombianos eligieron para dirigir el rumbo del país por las próximas décadas.

ÚLTIMAS NOTICIAS