domingo, abril 18, 2021
InicioMundoTenso ambiente previo a elecciones en Israel

Tenso ambiente previo a elecciones en Israel

Maña 23 de marzo, los israelitas elegirán a su nuevo parlamento en unas elecciones anticipas. Los partidos políticos pertenecientes al gobierno de coalición, no pudieron sacar avante los decretos sobre el presupuesto del país, lo que ocasionó una crisis en medio de la administración, que obligó al primer ministro, Benjamín Netanyahu, a convocar los comicios. 

El pasado sábado, entre 20 mil y 50 mil opositores a la administración de Netanyahu, se reunieron en la Plaza del Parlamento y marcharon hasta la Plaza París de Jerusalén, bajo los lemas “Ve a votar”, “Cambia el Gobierno” y “Provoca el cambio”, solicitando abiertamente la dimisión del primer ministro. La magnitud del evento fue tal, que la convirtió en la manifestación en contra del líder del partido Likud, más multitudinaria en lo recorrido del año 2021.

Durante los últimos nueve meses, la marchas y manifestaciones en contra del primer ministro han sido recurrentes, desde que se dieron a conocer los cargos de corrupción en contra de Netayahu, convirtiéndolo en el primer jefe del ejecutivo que es sometido a juicio por estos crgos en medio de su administración. Aunque los ha negado rotundamente, el juicio no será llevado antes de las elecciones, debido a que el Tribunal del Distrito de Jerusalén aplazó en febrero la fase de presentación de pruebas hasta el día 5 de abril.

En medio de éste caos, se suman las declaraciones machistas del líder del partido ultraortodoxo Shas, Aryeh Deri, quien no presentó candidatas mujeres dentro de sus listas. Cuando fue interrogado al respecto, Deri declaró: “Pregúntele a mi esposa y a otras mujeres y le contestarán. Así es como las educaron. No es su lugar natural”, también recalcó: “Va contra su visión del mundo”.

En medio de todos éstos escándalos por corrupción, temas de machismo y disputas religiosas; las encuestas presentan nuevamente como posible ganador de la contienda al partido político Likud, del primer ministro Netanyahu, aunque no con una mayoría que le permita gobernar sin realizar alianzas con otros partidos. Por lo tanto, se tendrá una Knesset dividida en donde la gobernabilidad no sea reestablecida.  

ÚLTIMAS NOTICIAS