fbpx
martes, enero 31, 2023
InicioIFMNOTICIAS.COM(SERIE) Los males de Medellín (PARTE 4) Infraestructura y salud en cuidados...

(SERIE) Los males de Medellín (PARTE 4) Infraestructura y salud en cuidados intensivos

Siempre hay alguien a quien culpar. Cuando no es el clima, es el GEA o Uribe. En todo caso, una de las características del actual desgobierno de Medellín es no reconocer sus innumerables desaciertos.

Si algo duele en Medellín, es el acelerado deterioro de sus colegios e instituciones educativas. A los medellinenses les gusta que sus niños y jóvenes estudien en lugares adecuados, con todas las garantías y el bienestar, de tal manera que puedan obtener el máximo potencial de sus conocimientos y habilidades. Sin embargo, el descuido de la infraestructura educativa en Medellín es tan crítica, que resulta evidente el retroceso de la ciudad en esa materia.

Además del abandono y el desprecio por los niños y jóvenes más vulnerables, que son, en últimas, los que ingresan al sistema público de educación, el desgobierno de Daniel Quintero Calle ha puesto en entredicho la salud de los medellinenses, especialmente la de aquellos que prometió defender con especial ahínco: los más pobres.

En el tema de Metrosalud, pareciera que el propósito es destruir una entidad que históricamente ha mostrado buenos resultados en la ciudad. La persecución a sus funcionarios, el despido de personal sanitario en plena pandemia y otras «ocurrencias» siniestras, son el resultado de la ignorancia y de las malas decisiones gubernamentales, que han llevado a unos cuantos a ver a Metrosalud y a los hospitales distritales, como botines para asaltar a sus anchas.

Es que la crisis de la salud traspasó las fronteras de Metrosalud y se ensañó con algunas de las instituciones sanitarias más importantes de la ciudad. Tal es el caso del Hospital General, que además de una vergonzosa falta de insumos, ahora se da el «lujo» de no alimentar a los pacientes, todo porque las ollas se dañaron.

De igual forma, mientras Daniel Quintero Calle sacaba pecho por su ineptitud en el manejo de la pandemia, la realidad que se vivía en los centros asistenciales era crítica, pues no hubo una gestión estratégica para enfrentar los desafíos que se venían para la ciudad con la atención del Covid-19. Así, por la improvisación, por los permisos de la secretaria de Salud para realizarse algunos procedimientos estéticos y por la ineptitud en general, los servicios asistenciales terminaron rebasados y el personal de salud ha tenido, desde 2021 hasta hoy, que tomar medidas heroicas para salvar la vida de los medellinenses. Mientras tanto, Daniel Quintero y Andree Uribe están en sus propias actividades, como las redes sociales o foros de feminismo en otras ciudades del país. 

Mañana, en la quinta parte de Los males de Medellín: las basuras y Emvarias.

ÚLTIMAS NOTICIAS