jueves, abril 22, 2021
InicioEntretenimiento¿Serán los Oscar otro momento de 'a quién le importa' mientras sus...

¿Serán los Oscar otro momento de ‘a quién le importa’ mientras sus rating se hunden?

Ya sea que mires por amor, porque te encanta odiar o te hayas rendido como mucha gente en el mundo, los entregas de premios, de todo tipo, han sufrido desde que el coronavirus cerró los cines y cerró las presentaciones en vivo. Pero la caída de las ratings para las noches de premios comenzó mucho antes de que Covid-19 se hiciera cargo.

Durante gran parte de este siglo, los Oscar atrajeron de 35 a 45 millones de espectadores, a menudo justo detrás del Super Bowl. El año pasado, justo antes de que se declarara la pandemia, la transmisión sin anfitrión en ABC fue vista por su audiencia más pequeña, 23,6 millones de espectadores, un 20 por ciento menos que el año anterior.

Los Globos de Oro de la era de la pandemia poco más de un año después se desplomaron a 6,9 millones de espectadores, un 64% menos que el año pasado y apenas superando a 2008, el año en que una huelga de escritores obligó a NBC a emitir una conferencia de prensa anunciando a los ganadores. El año pasado, antes del cierre, el programa tuvo 18,4 millones de espectadores, según la empresa Nielsen.

En marzo, los productores de Grammy evitaron la incomodidad de Zoom de otras entregas de premios y organizaron actuaciones de algunas de las estrellas más importantes de la industria, pero todo fue en vano. La transmisión de CBS llegó a 9.2 millones de espectadores, tanto de televisión como de transmisión, el número más bajo registrado y una caída del 51% desde 2020, dijo Nielsen.

Como otras entregas de premios, la transmisión de los Oscar se retrasó debido a restricciones pandémicas y preocupaciones de seguridad. El programa se había pospuesto tres veces antes en la historia, pero nunca con tanta antelación. Los organizadores el pasado mes de junio lo programaron para el 25 de abril, a diferencia de su horario habitual en febrero o principios de marzo.

Sumele a eso entre otras fuerzas impulsoras detrás de la fatiga de los Oscar. Otro, según los antiguos fanáticos del programa, es tener que ver películas nominadas en pantallas pequeñas y mantenerse al día con cuándo y dónde están disponibles en los servicios de transmisión y bajo demanda. Para algunos, esto de ver la película en el computador o en el televisor, en vez de un cine, ha sido un gran tragedia.

ÚLTIMAS NOTICIAS