Senadora Zuleta y colegas, se sacan sus trapitos.

Por tema de salarios, Isabel Cristina Zuleta tiene una pelea casada con figuras de la prensa, pero por si fuera poco, al interior de su partido el Pacto Histórico, también ha tenido discrepancias sobre el mismo tema.

Y es que la senadora por nada del mundo desea deshacerse de su salario, quedó evidenciado en polémica que estalló con el periodista Felix de Bedout quien le increpó vía tweeter diciéndole:

“Más fácil decir que no se quiere bajar el sueldo y ya” ;

En respuesta a declaraciones que la senadora dio ante la prensa diciendo que:

 “ No en todos los trabajos hay que viajar tanto como a los que nos gusta hacer la tarea de visitar los territorios” en un trino donde también dijo sufrir “bullying mediatico” por parte del periodista.

Conductas contradictorias en una senadora que se precia de ser defensora de las causas justas, pero que esta vez, tratándose de sus intereses y de su bolsillo, se convierte en toda una fiera.

Aparte de sus salidas en falso, como aquella vez que la gente prácticamente la expulsó del sector del Hueco en Medellín, o cuando dijo que ella decidió ser negra a la mejor estilo discursivo de las ideologías de genero donde la gente decide cual es su sexo.

Sobre ella, el país tampoco comprende por qué razón, pasa tan fácilmente de defender los derechos de las personas, a la otra orilla, la de la falta de empatía, donde se hace de la vista gorda, haciendo silencio frente al plan pistola del Clan del Golfo, que a la fecha ha matado a decenas de policías en el país.

Sin condenar estos hechos atroces contra las fuerzas del orden, da la sensación entre la opinión publica de que su sesgo tiene un cálculo político que termina favoreciendo organizaciones violentas como esa.

Organizaciones violentas que históricamente han tenido su asiento natal en las montañas del norte de Antioquia, donde por las mismas dinámicas del conflicto, se han dan casos insólitos donde en un hogar, suelen convivir miembros de diferentes grupos armados, incluso dentro de la misma familia, y donde una persona a lo largo de su vida, puede pasar por todos los grupos en diferentes momentos.

Tal es el entorno de donde surgió esta líder ambiental, que también pasó por los espacios de adoctrinamiento enquistados la universidad pública, donde se enseña a combinar formas de lucha, el activismo, la subversión y la política, tal es la procedencia que forjó la mentalidad de una senadora que responde a fuego amigo, o que defiende causas solo a conveniencia.