fbpx
lunes, febrero 6, 2023
InicioAnálisis IFMSe rompe la institucionalidad y el Estado de derecho en el Cauca

Se rompe la institucionalidad y el Estado de derecho en el Cauca

Una fuerte crisis social viven los actores de la economía legal en el norte del departamento del Cauca, al suroccidente del país. Propietarios de la tierra, comerciantes y fuerzas vivas de la región, están en alerta al ver como se violan sus derechos. De hecho, denuncian sentirse maniatados al no poderse defender.

«Sentimos que no hay institución; porque si yo llego a levantar un arma o me llego a defender de esos agresores le aseguro que me pudro en la cárcel» palabras de impotencia de un poblador del Cauca.

Es que la agresión a los propietarios del departamento, en especial a los productores de caña, ha venido esparciéndose como pólvora en esta zona del país. No se trata solo de los grandes ingenios: la ocupación y el asalto se registra tanto en latifundios como en minifundios, lo que ha enardecido los ánimos de trabajadores y propietarios a los cuales, el gobierno invita a «dialogar» en lugar de ejercer la función primordial de defender la Constitución y la ley.

El conflicto ha llegado a tal punto, que un grupo de trabajadores retoman una hacienda con tierras cultivables, pero en total estado de abandono por la ausencia de agroindustria, las cuales habían sido invadidas por indígenas. Es evidente la falta de autoridad para defender las propiedades privadas, que a la fuerza estaban ocupando los indígenas invasores.

Totalmente indignados, trabajadores organizados y sin apoyo de las autoridades, desalojaron el lugar.

En el marco de las buenas intenciones dialogantes del gobierno, las autoridades del Cauca, en cabeza del gobernador del departamento, han escuchado los reclamos airados de los trabajadores campesinos, por la persistente problemática de las invasiones indígenas a las propiedades agrícolas.

«No tenemos caña sembrada, pero sí tenemos el ombligo sembrado en estas tierras, y lo vamos a defender a capa y espada hasta que venga el señor presidente y nos busque una salida a esto».

Con estas palabras, un trabajador de la caña, líder de los trabajadores del campo perjudicados con la anarquía que se vive en el Cauca y en el Valle del Cauca, deja en evidencia que las invasiones tienen en situación de desempleo a los jóvenes, quienes reclaman que antes de la ilegal ocupación indígena, tenían asegurado su sustento, trabajando en el sector azucarero.

El conflicto por las tierras en el Cauca y en el Valle, han crispado los ánimos de la ciudadanía. De hecho, una valiente líder de la comunidad campesina, ante el gobernador del Cauca Elías Larrahondo Carabalí, aseguró que no hay posibilidad de diálogo con los indígenas al tiempo que lanzó fuertes acusaciones al afirmar que el gobernador dice que las comunidades afro se han unido a los indígenas para ampliar la ocupación de  la agroindustria en la región.

Además, las víctimas de la anarquía de los indígenas han denunciado la ejecución de técnicas de dilación y formas de entorpecer la negociación que practican las comunidades indígenas para no llegar a una solución de los problemas, por parte de las autoridades de la región.

ÚLTIMAS NOTICIAS