fbpx
lunes, febrero 6, 2023

Ruralidad olvidada

POR Bernardo A. Guerra Hoyos
Hace diez días los integrantes de la Junta Administradora Local del corregimiento de San Sebastián de Palmitas se quejaron, a través de un manifiesto de doce páginas, ante el alcalde Daniel Quintero por el abandono en que los tiene la actual administración.

Los ediles llaman la atención por la precariedad de la respuesta institucional de todas las secretarías.

En materia de salud, manifiestan que los 8.500 habitantes del corregimiento no reciben la atención que merecen por la falta de personal en todas las áreas, el centro de salud amenaza con caer en ruinas por las grietas y las humedades, no hay medicamentos suficientes para atender las fórmulas recetadas por los pocos médicos, no existe servicio de ambulancia, los programas de promoción y prevención no se prestan actualmente, el servicio de salud oral solo se presta una vez a la semana y no hay atención médica en casa para los adultos mayores y las personas en situación de discapacidad.
En cuanto a educación, la cuestión es igualmente crítica: en la institución educativa de secundaria Héctor Rogelio Montoya faltan docentes, salones, sillas, biblioteca y auditorio, tampoco existe mantenimiento para lo que hay en pie; falta dotación y mantenimiento para las escuelas veredales, los habitantes de la vereda La Volcana completaron cinco años esperando la entrega de la escuela por cuenta del proyecto Mar 1; el programa de alimentación escolar (PAE) no cuenta con los cupos suficientes para atender la demanda de los estudiantes, incrementada por la migración.

En su carta cuentan los ediles que los campesinos y campesinas están abandonados ya que la Umata no está operando, no hay entrega de insumos y fertilizantes, los sistemas de riego se perdieron por falta de mantenimiento y, para rematar, el trapiche comunitario de la vereda La Aldea tampoco ha sido entregado por parte de la EDU, mientras su infraestructura y tecnología están perdidas entre la maleza y la mugre.

El desgreño administrativo también alcanza para el cierre del centro gerontológico, el lote que se adquirió para la construcción del centro de vida está en manos de particulares sin que la Secretaría de Inclusión Social haga nada por recuperarlo.

En materia de movilidad, los ediles narran que las vías veredales se encuentran en precarias condiciones por falta de mantenimiento, el teleférico ya completó un año funcionando a media máquina y desde la administración dicen que no hay presupuesto para arreglarlo, no existen rutas veredales de transporte y este es atendido por mototaxis y motocarros y, para completar, son víctimas de uno de los peajes más costosos del país.

Otras precariedades tienen que ver con que el alcantarillado de la centralidad no tiene planta, solo hay agua potable en tres de las ocho veredas y el Isvimed no ha hecho un solo mejoramiento de vivienda. Esta situación de abandono se repite en los otros cuatro corregimientos de Medellín.

Post Scriptum: Para muchos, tan grave y tan evidente fue la participación de Daniel Quintero en la campaña de Gustavo Petro que lo llevó a la separación del cargo como para muchos también fue preocupante el silencio del gobernador Aníbal Gaviria en varios temas álgidos.

CEROCORRUPCION@BERNARDOGUERRAHOYOS.COM

ÚLTIMAS NOTICIAS