domingo, noviembre 28, 2021
InicioOpiniónMisael Cadavid JaramilloRevocatoria de Daniel Quintero: de intención circense a realidad utópica

Revocatoria de Daniel Quintero: de intención circense a realidad utópica

Por : Misael Cadavid MD

La Ley 134 de 1994, es el mecanismo que cuentan los colombianos para ejercer el control y garantizar la eficacia en los actos del Estado. La revocatoria del mandato es un derecho político, por medio del cual los ciudadanos pueden dar por terminado el mandato que le han conferido a un gobernador o a un alcalde.

A propósito de la inscripción ante la Cámara de Comercio de Medellín, el pasado 23 de octubre, de la corporación Medellín Cuenta Conmigo, la cual buscará la revocatoria del mandato del alcalde de Medellín Daniel Quintero,  unos de los promotores dice: «Somos 9 miembros fundadores, pero esperamos ser miles de ciudadanos trabajando para lograr este objetivo (…) convocamos a toda la ciudadanía inconforme a unirse a esta iniciativa, para que juntos trabajemos por la revocatoria desde el próximo 1 de enero».

9 miembros ! Parece ser el elenco del circo de barrio.

Y es que desconocer la alta popularidad del Alcalde Quintero, incluso desde el mismo momento de las elecciones con la votación más alta de la historia política de Medellín con más de 300 mil votos y porcentajes de aceptación ciudadana superiores al 75% suena por decir lo mínimo, sospechoso, circense, quimérico y utópico .

Las revocatorias podrían catapultar muy bien a aquellos gobernantes que por su estilo cercano a la comunidad viven en campaña permanente o dicho de otro modo hacen política diario. Por eso, para los opositores promover una revocatoria indiscutiblemente puede ser un tiro al aire.

El talante gallardo, arriscado y frentero del alcalde ante una revocatoria, le dejaría más ganancias que pérdidas, incluso podría salir fortalecido sin lugar a dudas.

Este escenario benévolo para el alcalde, podría explicar el bajo nivel de las figuras visibles de la oposición para respaldar la revocatoria, así mismo la perspectiva de Quintero para alentar un escenario que lo devolvería al rol de candidato, ese que precisamente maneja muy bien por su elocuencia y cercanía con las clases sociales menos favorecidas, esas mismas que lo ven como un referente de reivindicación social y esas mismas que jamas le han quitado su voluptuoso apoyo.

Ahora soy un convencido que la mejor campaña del actual alcalde, está por venir, y tendrá que enfrentarse a una jauría de lobos con intereses particulares y colectivos.

Mientras la oposición se rasga la vestiduras, aún soportando el guayabo más largo de la historia, el cual cumple un año mezclado con delirium tremens, el alcalde y su equipo de gobierno le brindan a la comunidad una serie de Proyectos de gran calado e impacto socioeconómico como la generación de 39.000 empleos con los programas de inserción laboral, centros del Valle del software, emprendimientos 4.0 y economía creativa,la construcción de la primera etapa del metro ligero de la 80 ,el plan de un centro logístico de transporte en el aeropuerto Olaya Herrera, obras en el Cinturón verde, así como la construcción de las obras del Proyecto Urbano Integral Noroccidental, comuna 13 y La Iguaná, la construcción de un hospital mental, la reposición de las unidades hospitalarias de Buenos Aires y Santa Cruz, una Ciudadela universitaria en el Norte, la reconstrucción del Parque Biblioteca España, la construcción de 5.750 viviendas, Parques del Norte —sería la segunda fase de Parques del Río—, 300.000 m2 de espacio público en la ciudad, así mismo la construcción de 14 kilómetros de ciclorrutas, la ciudadela universitaria del norte, el Hospital en la Nororiental y otras más, son una apuesta real de Medellín Futuro para la ciudad.

“Bienvenida la revocatoria circense y utópica para tener el placer de derrotarla en las urnas” me exclama mi dirigente cívico y comunal interno.

Suscríbete gratis a ifm noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS