fbpx
sábado, diciembre 3, 2022
InicioMedellín¡Por fin! Control político al ruido en Medellín, un debate inaplazable

¡Por fin! Control político al ruido en Medellín, un debate inaplazable

¡El ruido nos está enfermando! Con esta premisa, la concejal Claudia Ramírez citó el esperado debate de control político sobre el tema del ruido en Medellín.

El debate era inaplazable, pues la contaminación auditiva que padece Medellín, está teniendo efectos fisiológicos y psicológicos a corto y largo plazo en la ciudadanía. Afecciones como trastorno de sueño, estrés, pérdida auditiva e irritabilidad, son cada vez más comunes en los medellinenses.

De hecho, Claudia Ramírez fue enfática al señalar que la problemática es de tal magnitud, que el Área Metropolitana informó que más de 230 000 personas están expuestas al ruido, es decir, están sometidas a soportar más de 65 decibeles, que es el máximo nivel recomendado por la OMS. Además, aseguró, en el distrito no se cumple con dicha recomendación.

De igual forma, Ramírez denunció que durante el último año se registró un enorme incremento de quejas por ruido. Mientras que en 2018 fueron notificados 115 reportes por exceso de ruido, en lo que va de 2022 se han registrado 673 casos, de acuerdo con los reportes de la Secretaría de Seguridad y Convivencia.

En este sentido, la concejal señaló que en Medellín, 12 comunas presentan una mayor exposición al ruido, especialmente en Manrique, Aranjuez y San Javier.

¿Y las autoridades, qué?

Durante el debate de control político se conoció que Medellín cuenta con un mapa de ruido construido a través de la información suministrada por las cuatro estaciones de monitoreo del Siata.

Sin embargo, este sistema solo recoge las fuentes de ruido a largo plazo, es decir, el del tráfico vehicular, carreteras, ferrocarriles y aeropuertos, sin tener en cuenta los ruidos “molestos” a corto plazo como lo son el perifoneo y las discotecas.

De otro lado, la Secretaría de Salud estuvo en el epicentro de los cuestionamientos, pues la capacidad de respuesta de la entidad ante las quejas ciudadanas es escasa, debido a la infraestructura con la que cuentan, ya que solo dispone de dos sonómetros para hacer las mediciones intradomiciliarias y así identificar el impacto dentro de las viviendas.

Adicionalmente, en el debate se conoció que, en la actualidad, las mediciones por ruido no cumplen con los estándares mínimos de emisión en el 75 % de los casos.

En cuanto a la Secretaría de Medio Ambiente, se identificó que en la dependencia no existe un análisis de manejo de peticiones, quejas y reclamos, tampoco hay articulación y mucho menos un consolidado de las quejas que llegan a través de las entidades de seguridad y salud sobre el ruido.

El debate, que se prolongó por más de seis horas, contó con la presencia de las secretarías de Salud, Medio Ambiente, Seguridad, Desarrollo Económico, Área Metropolitana y DAGRD. Además, participaron invitados de la UdeA, de la universidad San Buenaventura, médicos y empresas especializadas en ingeniería de sonido.

ÚLTIMAS NOTICIAS