viernes, octubre 22, 2021
InicioPolíticaPíldoras PolíticasPíldoras Políticas con Claudia Posada

Píldoras Políticas con Claudia Posada

Por Claudia Posada

Veamos: Una cosa es, el papel del comunicador institucional de una entidad gubernamental, y otra muy distinta, que se armen en las propias sedes gubernamentales y también en las llamadas bodegas, un ejército de habilidosos jóvenes para la orquestación de mensajes creados maliciosamente, para contrarrestar desavenencias entre el mandatario de turno y la comunidad. A los gobernados se les debe dar la cara franca y honestamente, si se está actuando con honradez. La ciudadanía sabe y comprende que en el ejercicio de todo mandato hay infinidad de tropiezos en razón de ejecuciones por el progreso y bienestar.

*****

Para difundir la información oficial de las entidades gubernamentales, están creados los cargos que ocupan comunicadores con idoneidad profesional y ética; estos no son militantes de partido alguno -no al menos en su oficio institucional- sus funciones son del ámbito y manejo de la especificidad denominada Información a la Comunidad, y tal ejercicio se enmarca en la obligación, legislada, que tienen los gobernantes para con sus gobernados, en cuanto a mantenerlos al tanto de su gestión, inversiones, proyectos, programas; lo mismo que sobre asuntos de común ocurrencia como  dificultades que estén limitando su tarea de gobierno.

*****

Asumiendo que no es tarea fácil el manejo serio de los impactos en la opinión pública, los comunicadores institucionales están facultados para que sean más que “hacedores de boletines oficiales”, ellos están en capacidad de ser  asesores de la comunicación pública; no para mentir, no para manipular; sí para conducir de manera oportuna, responsable, precisa y seria, la información hacia los distintos públicos que son el deber ser de una gestión en la que se comprometió el mandatario.

*****

Pues resulta que aquellas plantas de dos o tres comunicadores de carrera (Que puede crecer un poco más según el tamaño de la institución) idóneos; profesionales que deben irse actualizando en la medida en la que las técnicas comunicacionales cambien, están siendo completamente ignorados en las últimas administraciones, desestimando su rica experiencia y solvencia profesional. ¿Qué vienen haciendo infinidad de gobernantes de todos los niveles territoriales?, gastando millonadas en contratos para saciar sus caprichos absurdos y malsanos, manteniendo sus bodegas de creadores de falsos perfiles que generan embustes y fomenten discordias. ¡Qué horror! ¡Ah! pero no solamente gastan en tal perversidad, también enganchan contratistas, a manos llenas, para que hagan la labor de los comunicadores institucionales;  no con criterios éticos, más bien ajustados a ciertos intereses. ¡Qué despilfarro! ¡Qué deshonestidad!

****

Suscríbete gratis a ifm noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS