fbpx
martes, mayo 24, 2022
InicioAntioquia¿Pagos de seguros por hidroituango pudo haber sido superior?

¿Pagos de seguros por hidroituango pudo haber sido superior?

Cuando suceden contingencias, accidentes, imprevistos que cuestan dinero, los perjudicados siempre hacen uso de los seguros cuando los tienen contratados, con el fin de subsanar las pérdidas económicas generadas por dicho evento.

De esa misma manera funcionan los seguros que se contrataron para garantizar las obras de Hidroituango, así los contratistas están cubiertos y EPM no pierde recursos en el caso de que se presente algún inconveniente durante la ejecución y puesta en marcha de la hidroeléctrica.

Y esto fue lo que precisamente lo que sucedió en abril de 2018, el túnel de desviación del Rio Cauca colapsó por un derrumbe generado por una falla geológica desconocida, que ahora se denomina «romerito» y EPM, el proyecto y la región se vieron ante una situación que generó grandes retos para ingeniería del país y del mundo.

Todos los esfuerzos se enfocaron en solucionar la contingencia creada, en darle una ruta al Rio Cauca que comenzó a represarse contra el muro de contención que hace parte de la presa propia del proyecto y que estaba en proceso constructivo, por lo que no tenían las características necesarias para aguantar el caudal y la fuerza del agua.

Esto implicó hacer una evaluación de daños para tomar determinaciones costosas pero las requeridas para darle continuidad al proyecto y proteger las vidas de las personas que habitan aguas abajo del mismo.

Dentro de las decisiones que se tomaron se estableció que se debía terminar, lo más pronto posible el vertedero de la presa, pero para lograr eso había que desviar el agua por otro camino y es así como se abre casa de maquinas para permitir que pase el río con toda su fuerza y un caudal de aproximadamente 2.000 mts3 por segundo.

La casa de maquinas, que es lugar donde se instalan las unidades generadoras de energía estaba en proceso constructivo y ya se había iniciado el montaje de las primeras turbinas.

Durante el tiempo que pasó el agua por casa de maquinas, los contratistas, y utilizando técnicas constructivas desarrolladas para la situación especifica, terminaron el vertedero, pero los trabajo en la galería se perdieron.

Esta contingencia generó para EPM un retraso en el proyecto, una sanción por la no puesta en marcha de la Hidroeléctrica en el tiempo establecido desde el principio, las obras de casa de máquinas, las turbinas que ya se encontraban en proceso de instalación, la estabilización de la falla y las obras de retiro del material que cayo en el derrumbe, entre otras.

Todas esas actividades implican para EPM unos costos no contemplados cuando se puso en marcha la construcción del proyecto, y ocasionados por una contingencia fortuita no panificable.

Es ahí donde entran las aseguradoras, con coberturas «Todo Riesgo». Las empresas de seguros analizan la información enviada por Empresas Públicas para determinar si hubo dolo o no en el evento, y en caso de no haber mala intención, como es este caso, entran a pagar los montos.

Para que esto suceda el beneficiario del seguro, es decir EPM, debe hacer la reclamación formal ante las compañías enumerando los daños y los costos de los mismos.

Las pólizas contratadas para hidroituango tenían una cobertura total del proyecto, por un monto de U$3.500 millones de dólares, según información entregada por el Gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria.

Es por esto que la aseguradora principal del proyecto, Mapfre, comenzó a realizar desembolsos a EPM, mientras la Empresa hacia el requerimiento oficial donde se deben incluir de manera detallada las perdidas económicas en las que se incurrieron por el evento fortuito.

Daniel Quintero, desde campaña y con más fuerza cuando llegó a la Alcaldía comenzó un discurso beligerante, donde acusaba a los actuales contratistas del proyecto de ser los responsables por la contingencia generada y que debían pagar por las perdidas ocasionadas a EPM, desconociendo la capacidad de pago de las aseguradoras que estaban a cargo del proyecto.

Desde las redes, el mandatario local ha dicho que los responsables deben reembolsar a EPM una suma cercana a los $9.000 millones de pesos, sin informar a que se debe el monto establecido por el mandatario local, este valor equivale a U$2.5 millones de dólares, que podría ser ampliamente cubierto según los topes de las pólizas.

Empresas Públicas no realizó por más de un año, durante la administración de Daniel Quintero, la reclamación oficial de los amparos, pero si inicio procesos jurídicos en contra de los contratistas del proyecto.

Esos procesos terminaron en la Contraloría General de la Nación que falló, en dos instancias, en contra de las personas naturales y jurídicas relacionadas con Hidroituango y vinculó a las aseguradoras como terceros responsables, por un monto cercano al millón de dólares, es decir por la mitad del monto del venía hablando el Alcalde de Medellín.

Este proceso de reclamación deja muchas interrogantes, ya que si Daniel Quintero habla de que los contratistas aún deben pagar unos dineros relacionados con el proyecto por las pérdidas económicas generadas a EPM en el marco de la contingencia explicada, ¿Por qué esos montos no se incluyeron en la reclamación presentada a las aseguradoras y en el fallo de la contraloría?, esto con el fin, y aprovechando que por cobertura contemplada en los seguros, se garantizaría que EPM no tenga que incurrir en costosos procesos de cobro hacia terceros.

En caso de que EPM se haya equivocado en la evaluación de los costos por los daños ocasionados por la falla «Romerito», ¿Esto no llevaría a ser EPM el directo responsable por dicho detrimento patrimonial?

El pago de las aseguradoras ha demostrado que garantizan la continuidad de los procesos constructivos y evitan el detrimento patrimonial en las entidades del estado y más en un proyecto de semejante envergadura.

ÚLTIMAS NOTICIAS