sábado, octubre 16, 2021
InicioMundoOposición peruana liderará Congreso, un revés para socialista Castillo

Oposición peruana liderará Congreso, un revés para socialista Castillo

Una alianza liderada por la oposición ganó una votación el lunes para liderar el Congreso de Perú, un revés para el presidente electo socialista Pedro Castillo en la víspera de su toma de posesión y una señal de desafíos futuros a sus planes de reformar la constitución y aumentar los impuestos mineros.

Un equipo de liderazgo encabezado por la legisladora centrista María del Carmen Alva del partido Acción Popular ganó por 69 a 10 votos contra una agrupación rival liderada por el militar retirado Jorge Montoya de un partido ultraconservador de derecha.

Una lista de candidatos propuesta por el partido Perú Libre de Castillo fue rechazada por cuestiones de procedimiento, lo que subraya los desafíos que enfrenta el presidente electo externo para impulsar la reforma en una legislatura fragmentada donde ningún partido tiene mayoría.

Alva, quien será presidente del Congreso para el período legislativo 2021-2022, contó con el apoyo del partido derechista Fuerza Popular de Keiko Fujimori, quien perdió por un estrecho margen ante Castillo en la segunda vuelta del 6 de junio y se ha comprometido a luchar contra él. .

«El Congreso garantizará el equilibrio de poderes que necesita el país», dijo Alva en un discurso posterior a la votación, y agregó que estaba abierta a trabajar con el gobierno «en el marco de un diálogo respetuoso».

«Acabemos con el conflicto entre los poderes», dijo.

Castillo obtuvo un fuerte apoyo de los peruanos rurales más pobres en una plataforma que prometía volver a redactar la constitución de décadas del país andino y aumentar drásticamente los impuestos a las empresas mineras de cobre para pagar las reformas en la atención médica y la educación.

Sin embargo, el ascenso del ex maestro e hijo de campesinos ha sacudido a la élite política y empresarial de Perú, a pesar de los movimientos de Castillo para distanciarse de los regímenes de extrema izquierda en la región y atraer asesores más moderados.

El domingo, Castillo anunció una lista de candidatos para liderar el Congreso elegidos de partidos aliados en lugar del suyo para apoyar el «gobierno» del país, aunque la lista fue rechazada porque un candidato no estaba debidamente registrado.

Castillo, de 51 años, prestará juramento como presidente en el Congreso el miércoles, cuando Perú celebre su bicentenario de la independencia. Se espera que pronuncie su primer discurso como presidente, exponiendo el plan de su gobierno para 2021-2026.

TENSIÓN MILITAR, FIESTA DIVIDIDA

Los analistas también dicen que Castillo enfrenta posibles fricciones dentro de su propio partido y con algunas facciones dentro de las Fuerzas Armadas de Perú debido a la percepción de algunos de que podría politizar la institución.

El jefe del comando conjunto de las Fuerzas Armadas de Perú, el general César Astudillo, presentó una solicitud durante el fin de semana para renunciar temprano, dijeron a Reuters dos fuentes del ejército que confirmaron informes locales, que lo verían partir antes de la toma de posesión.

«Dentro del ejército, su opinión sobre el nuevo gobierno era bien conocida», dijo el experto en seguridad Pedro Yaranga. «Prefiere hacerse a un lado antes de que haya cambios en las Fuerzas Armadas y la policía».

Astudillo aún tiene que comentar públicamente sobre la solicitud de renuncia. Castillo no ha comentado sobre la posible salida.

El presidente electo también debe resolver las discrepancias dentro de su partido Perú Libre, con más legisladores de extrema izquierda, incluido el líder del partido marxista Vladimir Cerrón, comprometiéndose a luchar por una nueva constitución, a pesar de la falta de apoyo en el Congreso.

«Compatriotas, la revolución nunca se hace dentro de los parlamentos oficiales, la revolución se hace en los parlamentos no oficiales, en la calle, con las organizaciones de base», dijo Cerrón con la mano levantada durante una reunión del partido el sábado.

El discurso terminó con una ovación de pie de simpatizantes que venían de las regiones más pobres del Perú. «Una nueva constitución o muerte», gritaron varias veces.

Suscríbete gratis a ifm noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS