martes, diciembre 7, 2021
InicioEconómicas'No la conocemos': los salvadoreños se preocupan por la inminente adopción de...

‘No la conocemos’: los salvadoreños se preocupan por la inminente adopción de bitcoin

En el principal mercado artesanal de la capital de El Salvador, los comerciantes se quejan de que a una semana de que el bitcoin se convierta en moneda de curso legal, ningún funcionario ha venido a explicar cómo funcionará o qué beneficios puede traer.

La sensación de malestar se extiende más allá del mercado «Excuartel» de San Salvador hasta el país centroamericano de 6,4 millones de personas que el martes se convertirá en la primera nación del mundo en adoptar bitcoin como moneda de curso legal.

«No sabemos la moneda. No sabemos de dónde viene. No sabemos si nos traerá ganancias o pérdidas», dijo Claudia Molina, vendedora de camisetas de 42 años. y souvenirs. «No sabemos nada».

«No nos han capacitado. No nos han dicho qué vamos a usar o cómo hacer el cambio».

En «Excuartel», un popular sorteo turístico, el gobierno del presidente Nayib Bukele instaló uno de los 200 cajeros automáticos de su billetera digital Chivo que permitirá convertir la criptomoneda en dólares y retirarla sin comisión.

Pero unos 18 comerciantes y transeúntes entrevistados por Reuters dijeron que ninguna autoridad ha explicado cómo funciona Bitcoin, por lo que la mayoría dice que no lo usarán, al menos para empezar.

En julio, tres de cada cuatro salvadoreños tenían reservas sobre el plan bitcoin, mostró una encuesta de opinión. Lee mas

El miércoles, unos 300 manifestantes marcharon hacia el Congreso de El Salvador para exigir la derogación de la nueva ley de bitcoins.

«Bukele, entienda, en El Salvador no queremos bitcoins», decía un cartel que portaba un manifestante.

Otra manifestante, la estudiante de 29 años Roxy Hernández, dijo que la mayoría de los salvadoreños no quieren usar bitcoins y están confundidos por la ley, que establece que los vendedores deben aceptar pagos con bitcoins, aunque Bukele ha dicho que no es obligatorio para vendedores o consumidores.

«La ley de bitcoins es algo arbitrario por parte del gobierno», dijo Roxy, vistiendo una camiseta con un logo que rechaza el bitcoin.

Bukele ha defendido su iniciativa insistiendo en que el uso de la moneda digital será opcional en el país empobrecido y dolarizado, y que eliminará las comisiones que los salvadoreños pagan al exterior para enviar remesas a casa.

Más de 2,5 millones de salvadoreños viven en el exterior, la gran mayoría en Estados Unidos, y en 2020 devolvieron casi $ 6 mil millones, equivalente al 23% del producto interno bruto del país.

«La oposición torpe siempre juega al ajedrez de un solo movimiento. Han apostado todo por asustar a la población sobre la ley de bitcoins y tal vez logren algo, pero solo hasta el 7 de septiembre», escribió Bukele en su cuenta de Twitter la semana pasada.

«Una vez que esté en efecto, la gente verá los beneficios; se les mostrará como mentirosos», agregó. «¿Y qué pasa si alguien no quiere usar bitcoin? Bueno, nada. No descargue la aplicación y continúe con la vida con normalidad».

El plan de Bukele incluye un bono equivalente a $ 30 en bitcoins para aquellos que usan la billetera electrónica del gobierno «Chivo», una palabra local para algo «bueno» o «agradable».

PREOCUPACIÓN

Los críticos del plan de Bukele argumentan que usar bitcoin es arriesgado dada la volatilidad de la criptomoneda y porque podría usarse para lavar dinero. Han señalado a funcionarios salvadoreños que el Departamento de Estado de Estados Unidos ha acusado de corrupción. Lee mas

«(La) ley de bitcoins promete muchas sorpresas, consecuencias no deseadas y costos que no se han considerado», dijo Steve Hanke, economista de la Universidad Johns Hopkins.

Hanke dijo que era «inconcebible» que el nuevo estándar pudiera escapar a las pautas establecidas por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), una institución intergubernamental que lucha contra el lavado de dinero.

«Lo último que necesita El Salvador es una bandera del GAFI», dijo.

Desde que El Salvador adoptó el dólar como moneda de curso legal en 2001, la inflación anual promedio ha sido sólo del 2%, una de las más bajas de América Latina. Ese récord, argumentan los críticos, podría verse comprometido por la introducción de una criptomoneda cuyo valor ha fluctuado en $ 2,500 en cuestión de horas.

«Prefiero el dólar, porque ya lo conocemos y lo conocemos bien, no hay problema. Pero como no sabemos (bitcoin), no sabemos cómo funcionará», dijo José Guardado, de 48 años. -antiguo agricultor del municipio de Aguilares al norte de San Salvador.

El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional han citado preocupaciones ambientales y de transparencia sobre la adopción de bitcoin, y los mercados se muestran escépticos. Lee mas

Después de la aprobación de la ley de bitcoins, la agencia de calificación Moody’s rebajó la calidad crediticia de El Salvador. Los bonos del país denominados en dólares se han visto sometidos a presión.

«Los mercados nos están diciendo que las tendencias autoritarias de Bukele y las ideas descabelladas de las criptomonedas resultarán en un caos monetario y un colapso económico», dijo Hanke de Johns Hopkins. «Para Estados Unidos, esto significaría otra ola de migrantes de un estado fallido inestable de Centroamérica».

Suscríbete gratis a ifm noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS