domingo, octubre 24, 2021
InicioColombia¿Monopolio de las armas?

¿Monopolio de las armas?

Por: Víctor Hugo Galeano

¿Habrá alguna aseveración más falsa como aquella que afirma que el Estado colombiano tiene el monopolio de las armas de fuego? El artículo 365 de Código Penal de nuestro país tipifica el porte ilegal de las armas por parte de los ciudadanos y en un decreto vigente el presidente de la República restringe el porte de armas de fuego hasta el 31 de diciembre de 2020, fecha que lo más seguro es que se prolongue bajo el argumento de que esta medida contribuye a reducir los homicidios.

¿Se cumple? Hoy en día la inseguridad está desbordada y los delincuentes hacen su trabajo llevando como si nada estos dispositivos cargados con proyectiles. Es más, si son capturados con estos elementos los jueces los dejan en libertad por no considerar a los portadores como un peligro para la sociedad.

Todos recordamos el deplorable momento en el que unos delincuentes capturados con armas de fuego hicieron muecas graciosas a la cámara durante la reseña policial y a las pocas horas fueron liberados. El juez ordenó abrir investigación a los policías por filtrar las fotos de estos “respetables ciudadanos”.

Y es que el Estado les está facilitando a los bandidos su trabajo. La policía, que sería la indicada para poner fin a la delincuencia desbordada, no puede cumplir con su objetivo. Las autoridades dicen que la inseguridad es una percepción negativa creada en los ciudadanos por los medios de comunicación -que según ellas son amarillistas-, pero los que vivimos a diario la ciudad sabemos que no es así. En un barrio residencial de Bogotá -y captadas por las cámaras de seguridad con solo unos días de diferencia- bandas que se desplazaban en taxis y motos les dispararon a ciudadanos por robarles sus pertenencias. Bajo la intimidación y el miedo que produce un arma en manos de un sujeto al que no le importa nada, en el mejor de los casos los delincuentes se van con lo con tanto trabajo se ha conseguido, en el peor la persona va al hospital o al cementerio.

Un audio que circuló en las redes sociales dejó escuchar a unos presuntos delincuentes extranjeros mencionando que Colombia era un país ideal para trabajar porque sus ciudadanos no tenían cómo defenderse y en caso de que llegaran a hacerlo causando daño en defensa propia lo más seguro era que serían acusados, condenados y obligados a pagar indemnización a sus agresores. ¡Y lo peor es que lo que decían, ya ha pasado!

En vista de esta cruda situación se debería replantear el porte de armas para la defensa propia, no sin antes los ciudadanos que quisieran portarlas se sometieran a cumplir los requisitos necesarios para garantizar que no fueran mal utilizadas. No es la idea, como ocurre en otros países, que las armas se adquieran como artículos de supermercado, pero si infortunadamente el Estado no puede garantizarles a los ciudadanos el derecho a la vida, la honra y los bienes, debería por lo menos permitirles el tratar de defenderse y preservar su vida ante tanta inseguridad y violencia.

@Lunado27

Suscríbete gratis a ifm noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS