fbpx
sábado, diciembre 3, 2022
InicioEspecialesMigración: la aventura hacia un sueño americano que podría no ser realidad

Migración: la aventura hacia un sueño americano que podría no ser realidad

«El Gordo» había llegado a Medellín desde Venezuela hace tres años, tuvo que recorrer diferentes ciudades del Caribe colombiano antes de radicarse en la capital de Antioquia. Llegó con su esposa y sus dos hijos menores de cinco años de edad.

En la Ciudad de la Eterna Primavera logró emplearse como carguero en la Plaza Minorista donde laboraba durante las noches para sostener su hogar. En el tiempo que vivió en Medellín, logró comprar una moto, pues es un apasionado de ellas.

Durante gran parte de su residencia en Medellín vivió en el barrio María Cano Carambolas, un lugar periférico de la Comuna 3 – Manrique, en una humilde vivienda que logró conseguir en arriendo.

Con esfuerzo logró ahorrar lo suficiente para comprar una casa en territorio venezolano a donde planeaba llevar a su familia, pero, la noche que iban a viajar, sufrió un incidente que le impidió emprender el viaje.

Esto hizo que se quedara con su esposa e hijos un día más en Medellín para salir, el pasado 4 de octubre rumbo a Necoclí, en Urabá, con el propósito de iniciar la aventura hacia el sueño americano que miles de migrantes persiguen en la actualidad.

Habiendo sido advertido de los peligros que se corren en la selva del Tapón del Darién, en un acto de responsabilidad decidió iniciar el viaje hacia el norte solo, dejando a su esposa e hijos allá arriba, en María Cano Carambolas, un barrio de esta Medellín que es desconocido para muchos, incluso funcionarios públicos.

Cuatro días después de haber partido conversé con la esposa de «El Gordo».

-Si su esposo tenía un empleo estable aquí en Medellín, ¿Por qué decidió irse poniendo en un posible peligro su vida? -Pregunté.

Ella se quedó mirándome como tratando de entender mi pregunta, por lo que insistí:

-Es decir, ¿qué es lo que hace que estando estables lo dejen todo para irse hacia lo desconocido en incierto? ¿Qué es lo que se van a buscar a Estados Unidos?

Entonces contestó:

-Buscamos algo mucho mejor para nosotros. Aquí sí le iba bien, pero no logró cumplir con las expectativas que traía hace tres años. Entonces por eso decidió irse.

Al consultarle sobre cómo se iba a sostener ella con los niños durante los días de travesía de «El Gordo» y sobre cómo iba a sostener el viaje, contestó:

-Él tiene un hermano que se fue a principios de este año para Estados Unidos. Como él le dio dinero para hacer ese viaje, entonces ahora le está pagando enviándole dinero para la travesía y enviándonos dinero a nosotros para que no nos falte nada aquí en Medellín. -Respondió.

De «El Gordo» no se supo nada hasta el pasado jueves 20 de octubre que logró establecer comunicación informando que ya se encontraba cerca de la frontera entre Nicaragua y Honduras.

Aventuras y riesgos en la travesía

«El Gordo» mencionó que atravesar la selva del Darién tiene muchos riesgos, pero que su demora radicó en que se dedicó a ayudar a diferentes personas que estaban quedándose en el camino dándoles ánimo o cargando algunas cosas con las que veía que ellos no podían.

Él sigue su camino hacia los Estados Unidos, al parecer le está yendo bien, pero debe recordar el lector que, en este caso particular, está siendo financiado por un hermano que ya se encuentra en el norte.

Sin embargo, no todos cuentan con esta opción. La mayoría de migrantes que emprenden esta aventura hacia el sueño americano que podría no ser y cuyo camino está lleno de incertidumbres, lo hacen sin dinero y sin contar con el apoyo de alguien más para financiar su viaje.

Es bien conocido que, particularmente en el Tapón del Darién, están violando mujeres, asesinando personas, otras mueren por el cansancio físico y la mordedura de bichos o las constantes lluvias que descienden en esa región.

Quienes logran atravesar, luego se enfrentan a los riesgos propios que estar en un país de manera ilegal representa. A diario enfrentan el temor de ser perseguidos por los servicios de migración de cada país centroamericano.

La pregunta que surge es, después de todo el riesgo que hacer este viaje representa, ¿realmente qué se encuentran en el país norteamericano? Muy pocos logran establecerse. La gran mayoría se dedica a mendigar en un país del primer mundo que le cierra las puertas a esta población.

Otros miles son deportados o separados de sus familiares para ser llevados a centros desde donde inician procesos legales que los termina hundiendo, en lugar de conquistar la altura soñada por la cual viajaron ilegalmente hacia Estados Unidos.

En las últimas semanas se ha conocido que el Gobierno Biden está tomando medidas serias para impedir la llegada de más migrantes informales o ilegales, como les llaman. Esto ha hecho que desde diferentes países centroamericanos algunos migrantes tomen la decisión voluntaria de acogerse a los servicios migratorios para retornar a su lugar de origen.

En Estados Unidos no todo es fácil para quien llega de manera ilegal. Si bien aquel es un país amigo para el que llega; también es un país donde la norma y la ley se hacen respetar. Asimismo, este es un país donde, si bien ganarán en dólares, también gastarán en dólares.

Vale la pena resaltar que muchos de quienes habitan de manera legal el país norteamericano, para sobrevivir deben esforzarse y trabajar hasta en tres lugares diferentes para poder vivir medianamente de manera cómoda.

Son muchos los riesgos, muchas las incertidumbres, y pocos los triunfos. Valdría la pena reconsiderar la decisión de arriesgar la vida en una aventura hacia un presunto sueño que podría no ser realidad.

ÚLTIMAS NOTICIAS