jueves, mayo 13, 2021
InicioOpiniónDiego ArangoLasso: la tercera fue la vencida

Lasso: la tercera fue la vencida

Por Diego Arango O.

Conocí a “Guillermito” en 1977 así le decíamos cariñosamente cuando yo vivía en Guayaquil. Un jovencito de 22 años proactivo, ejecutivo y vivaz. Yo contaba con 28 años para aquella época y soñábamos con tener países mejores, pues eran tiempos de la dictadura de los triunviros en Ecuador. Hablábamos de Colombia y Ecuador, el se iniciaba como banquero en una pequeña financiera llamada ProCrédito de propiedad de su cuñado Danilo Carrera, quien fue accionista en una de mis empresas en el Ecuador.

Para aquella época, conjuntamente con un grupo élite de prohombres guayaquileños creamos el Núcleo de Ejecutivos, el que fuera el club privado de los empresarios, banqueros y políticos del Guayas, donde me tocó montarlo, inaugurarlo y ser su gerente por un par de años, mientras hacía transito a otros emprendimientos exitosos que tuve en ese hermoso país, que me acogió durante 8 años donde tuve la suerte de vivir, teniendo experiencias maravillosas que ayudaron a la construcción de mi vida. 

Pasaron los años y desde Colombia y por una de mis hijas y mis nietos ecuatorianos, le seguí la trayectoria a Guillermo, sorprendiéndome al observar sus avances como banquero, alto funcionario publico nacional e internacional, como empresario y luego político. Vi como en 2013 se lanza por primera vez a la presidencia de la República, alcanzando una sorprendente votación, pero sin el triunfo, la misma que intenta nuevamente cuatro años después, también siendo derrotado por el saliente presidente Lenin Moreno. 

Pero ya curtido y bajo el efecto de la experiencia y templanza, como todo líder exitoso, Guillermo no da el brazo a torcer y con dos knock Down electorales recibidos, como se dice en boxeo, se levanta de la lona para llevarse el triunfo como presidente del Ecuador 2021-2025. 

Este hombre bien capacitado, culto y experimentado recibe a ese prometedor país después de 14 años de gobiernos socialistas para reestablecer la economía, el empleo, su prestigio internacional y los valores de vida. Lasso es un conservador moderado, defensor de la vida y la familia, férreo partidario del no al aborto, creyente y practicante catolico, miembro del Opus Dei y con una decidida voluntad de sacar a su país adelante bajo políticas de integración nacional y expansión internacional. Contrario declarado del régimen chavista de Maduro y del Socialismo del Siglo XXI. 

Ecuador recibe un gran presidente que hará historia en su gestión, llevando a ese país a lograr una calidad de vida mejor que las dos ultimas décadas. Pero hay que resaltar la perseverancia del líder, su decisión de servicio, la voluntad de alcanzar lo propuesto y llevar en estos momentos tan difíciles de la humanidad, al hermano país a vivir proyectando un presente y futuro mejor.

La constancia vence lo que la dicha no alcanza, dice un viejo refrán popular, es así como Guillermo Lasso Mendoza, al igual que Belisario Betancur, pudo hacer de la tercera la vencida. 

[email protected]

ÚLTIMAS NOTICIAS